30 sep. 2006

George Gibson Polley: La Mosca Humana


George Gibson Polley, conocido como La Mosca Humana, escaló 2,000 edificios en los Estados Unidos sin resbalar ni caerse jamás. Parte de la actuación de Polley consistía en fingir que se había resbalado, para sobresaltar al público. Al trepar el edificio Woolworth, el cual era el más alto del mundo en 1920, miles de personas de Nueva York estiraban el cuello asustados mientras miraban a lo alto al hombre moverse hacia arriba. Llegó al piso treinta y le faltaban otros veintisiete, pero la policía salió por una ventana y lo arrestó por realizar el acto sin permiso oficial.

La Mosca Humana recibió contratos con frecuencia de grandes almacenes como parte de sus fiestas de inauguración. Por aquel entonces llegaba a cobrar 200 dólares por actuación, que en esos tiempos era una fuerte suma de dinero.

La carrera de George Polley comenzó de niño, un día jugando beisbol en Richmond, Virginia. Lanzó la pelota al tejado de un edificio de seis pisos. Como era su única pelota, trepó hasta arriba para recuperarla.

En 1910, su familia se trasladó a Chicago y George consiguió un empleo de repartidor de periódico. Cierto día vio un traje de gran precio en el escaparate de una tienda. "Me pondría cabeza abajo en lo alto de este edificio por tener ese traje", dijo. El dueño de la tienda se rió y le dijo que si lo lograba, se lo regalaría. George Gibson Polley cumplió su hazaña y atrajo la atención de un teatro de la ciudad, y lo contrataron. Trepaba a los edificios para atraer a la gente a las funciones.

George Gibson Polley La Mosca Humana

La Mosca Humana ejecutó su acto por todo Estados Unidos. En Boston escaló los 152 metros de la Aduana, en hartford llegó a lo alto de tres edificios el mismo día, y en Providence, Rhode Island se vendó los ojos con un pañuelo y trepó por el asta de una bandera.

Las acrobacias eran preparadas con medidas lógicas y firmes, e inspeccionaba a detalle cada edificio antes de treparlo. Luego de su tiempo de éxito, falleció a los veintinueve años no por un accidente, sino por un tumor cerebral.

...

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Puedes comentar como Anónimo sin tener que ingresar con tu perfil de Google o algún otro. Solo selecciona del menú "Comentar como" y elige entre dejar Nombre y URL que desees, o solo Anónimo. Gracias por visitar.