12 sep. 2006

Sobre la lluvia y su efecto en la gente


Jamas me ha desagradado la lluvia; al contrario. Siempre ha sido elemento de inspiracion, desde aquellos dias en que era un jovenzuelo todavia con anhelos, con ideales, con energia (Escuchenme. Soy un viejo decrepito...) y aspiracion a un futuro mejor. Desde que era pequeño creaba pequeñas historias, a veces con intentos-de-ilustraciones, las cuales creaba ahi en casa de mi abuela donde vivia, sobre todo los dias en que afuera caia el agua sin cesar.

Si, ese tamborileo que se oia en el techo, para despues arreciar y convertirse en un estruendo era lo maximo para mi. No habia susto ahi por relampagos o truenos, como ocurre en otros hogares. Asi que mientras yo hallaba el gusto de crear a traves de ese sonoro acompañamiento, en otras casas y otros sitios al parecer no lo tomaban tan bien. Y es que la lluvia al parecer tiene un efecto de apendejamiento en el humano comun, no se si mis cuatro lectores alguna vez lo hayan notado. Inhibe la capacidad de desplazarse, improvisar, armonizar, y hasta de hablar coherente e inteligentemente. Un retorno al yo primitivo, sin duda.

Tomemos por ejemplo a la señora X, a quien conozco desde años mozos. Cada que hay una tormenta, se convierte en un verdadero basilisco. Pela los ojos, hace ruidos extraños como si fuera Gollum autoestimulandose, y se vuelve realmente agresiva. Tiene dos hijos: niño y niña. La parejita. Ay que ternura, ¿verdad? Cuantos padres no quieren tener esa suerte. Que bendicion son los niños... mientras sean de otros y esten en otras casas. Estoy siendo sarcastico. Ya me sali del tema. Mi otro yo sugiere que deje de hacer oraciones puntualizando lo obvio y continue con el relato. Lo oigo y respondo 'afirmativo'. Bien, cuando ocurria esto, al parecer los pobres niños debian tener la culpa del clima, pues la señora hallaba el menor pretexto para sorrajarle soberanos chingazos a uno o a otro a la menor provocacion. Ahora los niños ya crecieron, y ella todavia se pregunta "Que habia de malo en ella" como para que su esposo se fuera, y su hijo se convirtiera en un drogadicto, y su hija en una mujercita de cascos ligeros.

cielo de tormenta

Ni que decir de los automovilistas. Podria escribirse un libro sobre ellos. No entiendo el afan de acelerar como si estuvieras en un Grand Prix si estas viendo que la maldita tromba no te deja ni ver. Luego les extraña que les pase lo que les pasa. Y mientras unos se arranan en el mismo sitio, ahi tienes a los otros pendejetes pisandole y creando sus mini-tsunamis en la calle. Si, lamentablemente vivo en una de las ciudades con peor cultura vial. Al rato estan ahi los titulares en los noticieron hablando de la "tragica lluvia". Lo tragico es la pendejez; esa prevalece esten secos o mojados.

¿O que tal los que van por la calle cuando esta lloviendo o acaba de llover, y van practicamente bailando la coreografia del video de Thriller? Como me dan risa esos tipos. Si ya te estas mojando por la lluvia que en esos momentos cae, o ves que hay lagunas en todas partes donde FORZOSAMENTE te mojaras, ¿A que viene andar haciendo esos papeles? ¿Esquivar sin parar, hasta al final acabar cayendo de todas formas? Esta humanidad. Yo avanzo sin dudar. Y si, en efecto, me he llevado mis baños. Lo comico de esa ocasion es que quienes se rieron fueron tambien mojados minutos mas tarde. Ya estabamos bien empapaditos todos, esperando nuestra limusina gigante de numerosos asientos que nos llevaria a nuestras casas.

Deseo a cada uno de ustedes una feliz noche enmedio de esta agradable atmosfera, hijos mios. Tengan la dicha de saber que las semanas cada vez son mas cortas a medida que decaemos. Les guardo en mente y en el boquete que me dejaron donde solia haber un feo organo ovoide con conductos de nombre auricula y ventriculo, llamado corazon. Bendiciones.

...

2 comentarios:

  1. Tiene razón sobre lo que dice de la cultura vial en Monterrey, ya que siempre veo en las noticias cuando llueve que hay desbarrancados, automovilistas viajando en los rios, y automovilistas sin auto nadando por las alcantarillas (esto último no tiene que ver con la cultura vial, pero no quería dejar de mencionarlo).

    Por cierto agradezco la mención en su post a este su humilde lector Reverendo (me cuento entre los cuatro que menciona (estoy seguro que son más pero les da pena hacerse notar (pinches weyes no colaboran a la causa (lo bueno que no son anónimos (deje le paro a este parenteserio))))).

    ResponderEliminar
  2. haha, que historia! no cabe duda que la lluvia, nos genera a todos sentimientos de toda clase... tal vez alguna especie de catársis...

    en fin, no recibí tus llamadas, la verdad no sé porque. creo que no me dí cuenta que entraban. ahora no tengo saldo para mensajearte, pero estamos leyendonos. parece que este será un fin interesante. aunque anhelo que mi módem funcione, extraño actualizar blog, LJ y esas cosas seguido. vicios de la era postmoderna.

    abrazos para ti!

    ResponderEliminar

Puedes comentar como Anónimo sin tener que ingresar con tu perfil de Google o algún otro. Solo selecciona del menú "Comentar como" y elige entre dejar Nombre y URL que desees, o solo Anónimo. Gracias por visitar.