5 nov. 2006

Operación Bernhard: la falsificación de billetes

Operación Bernhard la falsificación de billetes

Poco tiempo después de la rendición de Alemania en 1945, poniendo fin a la Segunda Guerra Mundial, un camión cargado de billetes de banco con valor de 21 millones de libras fue entregado al servicio de contraespionaje norteamericano. Se supo que había más billetes también flotando en el río Enns, en Austria.

Un funcionario del Banco de Inglaterra tomó un avión hacia Frankfurt para examinarlos y reconstruyó la Operación Bernhard, que estuvo a punto de arruinar a la economía inglesa.

Durante casi dos años de la guerra, apareció en Londres una alarmante cantidad de falsificaciones casi perfectas en paquetes de 100,000 libras, procedentes de Zurich, Lisboa, Estocolmo, y otras ciudades declaradas neutrales. El Banco creía que era obra de una banda criminal, pero cuando capturaron en Edimburgo a un espía alemán con algunas de las falsificaciones, se supo que la operación era por orden del gobierno de Alemania.

Hasta descubrirse el cargamento de billetes, el Banco no tenía pistas. El policía alemán encargado del camión declaró que la entrega había sido hecha por las SS en las cercanías de Redl Zipf, en Austria. En un túnel excavado en la montaña en ese lugar hallaron durante el registro las prensas y maquinaria, pero sin planchas, papel, u otras pruebas.

El objetivo de la Operación Bernhard era hundir la economía inglesa, pero los empleados civiles del Reichsbank rechazaron convertirse en falsificadores. Kruger decidió reclutar grabadores e impresiones en los campos de concentración y se les puso a trabajar a cambio de trato preferente. En el campo de Sachsenhausen, cercano a Berlín, se fabricaron las planchas y se reprodujo el papel usado por el Banco de Inglaterra. Los primeros billetes se enviaron a agentes de la Gestapo en países neutrales. Fueron aceptados por los bancos en esos sitios sin dificultad.

Himmler decidió cancelar la operación cuando los Aliados tenían cercana la victoria, pero Kruger insistió en que trasladaran la labor a los Alpes. Al concluir el traslado, los Aliados se acercaban ya a ese nuevo lugar también, y los falsificadores destruyeron las planchas. Los billetes ya hechos son los que iban en los camiones, los cuales fueron interceptados cuando estaban a punto de ir a enterrarlos a algún sitio para su posterior recuperación.

...

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Puedes comentar como Anónimo sin tener que ingresar con tu perfil de Google o algún otro. Solo selecciona del menú "Comentar como" y elige entre dejar Nombre y URL que desees, o solo Anónimo. Gracias por visitar.