30 jun. 2007

Curiosidades sobre Sherlock Holmes

La mayor curiosidad a la que se debe hacer referencia es a la más famosa frase de Sherlock Holmes, es decir:

Elemental, mi querido Watson.

Esta conocidísima frase en realidad es falsa, pues el personaje nunca la dijo en las novelas o relatos de Doyle, y debe atribuirse su fama al cine; concretamente fue pronunciada por primera vez en la última escena del primer filme de Holmes de la era sonora, The Return of Sherlock Holmes (1929), protagonizado por Clive Brook.

Otro elemento característico del mundo Holmes y también falso es la gorra de cazador (deerstalker hat), pues Doyle nunca lo menciona en su obra. La confusión surgió en el relato “El misterio del valle de Boscombe”, donde Holmes usa una gorra de paño. El ilustrador del relato, Sidney Paget, lo confundió con una gorra de cazador a la hora de ilustrarla, atribuyéndole esa nueva imagen al mito.

La pipa meerschaum (espuma de mar) propia de la iconografía de Sherlock Holmes tampoco pertenece al mundo ideado por Doyle, pues casi no existió durante el siglo XIX. La primera vez que se usó respecto al personaje fue en una dramatización para el teatro en 1899 por William Gillette.

Los aficionados denominan el Canon, o Escritos Sagrados, a los nueve libros que escribió Conan Doyle de Sherlock Holmes, divididos en 56 relatos cortos y cuatro novelas. Estos nombres son una manera de diferenciarlos con todas las demás apariciones de Holmes en los diferentes medios.

Las sociedades de Sherlock Holmes se rigen bajo un código conocido entre los entendidos como “el juego”. Es una extraña forma de engaño sugestionado, en donde sus miembros hacen de cuenta que Sherlock Holmes fue una persona que vivió realmente y que Arthur Conan Doyle no fue su creador sino, simplemente, el agente literario de su biógrafo el doctor Watson.

Los aficionados tienden a autodenominarse bajo la palabra “sherlockianos” o “holmesianos”, términos que los resaltan como estudiosos de la obra de Doyle, es decir, analistas del Canon. Estas dos formas de llamarse causan disputas entre los que se denominan de una forma y de otra, pues los “sherlockianos” son los aficionados por parte de América y los “holmesianos” por parte de Europa. Ambos defienden el nombre, unos por ser los primeros en usarlo y los segundos por ser más respetuosos con las costumbres inglesas en el uso del apellido.

Actualmente se puede comprar toda clase de recuerdos relacionados con Holmes en la tienda de Baker Street en Londres. Muchos de ellos rozan lo insólito, desde juegos de ajedrez con figuras de los personajes, hasta sellos de correos, bustos, monedas, juguetes, gorras, camisetas, etc. Holmes ha sido un regalo para la industria de la publicidad, y su gusto por el tabaco y el vino ha hecho producir gran cantidad de esta clase de mercadería con su nombre o relacionado con su imagen a lo largo de los años.

El 221b de Baker Street (que originalmente no existía) ha sido totalmente remodelado, y ahora es la sede del edificio de la Abbey National Building Society, una de las instituciones financieras más conocidas de Inglaterra. A pesar de que Holmes es un personaje de ficción, siguen llegando por correo dos mil cartas anuales solicitando sus consejos. Y la institución dispone de empleados exclusivos que responden a las solicitudes.

Entre las frases más conocidas o relevantes dichas por Sherlock Holmes destaca “Cuando se ha eliminado lo imposible, lo que queda, por muy improbable que parezca, tiene que ser la verdad”.

Aunque quizás la frase más recordada por los apasionados provenga del relato “Silver Blaze”, en la cual, durante plena investigación, Holmes es consultado por el policía a cargo de la investigación:

-¿Existe algo más sobre lo que quisiera llamar mi atención, señor Holmes?

– Sí, el curioso incidente del perro aquella noche.

– El perro no hizo nada aquella noche.

– Ése es precisamente el curioso incidente.

El lector se enteraría al final del relato que Holmes se refería a que, si el perro no ladró, ni tampoco hizo nada aquella noche, fue porque conocía al criminal.

Otras frases destacadas del célebre detective son las que siguen:

“Es un error capital lanzar teorías antes de poseer datos. Por naturaleza uno comienza a alterar los hechos para encajarlos en las teorías, en lugar encajar las teorías con los hechos”.

“Nunca hago excepciones; una excepción rompe la regla general”.

“¡Datos, datos! ¡No se pueden construir muros sin ladrillos!”.

“Sólo ha pasado una cosa importante durante los últimos tres días, y es que no ha pasado nada”.

Al hablar de un policía francés que le solicita ayuda por carta, se puede reconocer el cinismo de Holmes:

– Posee dos de las tres cualidades necesarias al detective ideal. Es buen observador y sabe sacar deducciones. Sólo le faltan conocimientos, pero puede que los obtenga con el tiempo. Ahora está traduciendo al francés mis modestas obras.

Sherlock Holmes

Sherlock Holmes

Sherlock Holmes

...

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Puedes comentar como Anónimo sin tener que ingresar con tu perfil de Google o algún otro. Solo selecciona del menú "Comentar como" y elige entre dejar Nombre y URL que desees, o solo Anónimo. Gracias por visitar.