10 sep. 2010

Alexander Strauffon VS. La Familia Muridae

rata de Familia Muridae Strauffon blog

Déjenme decirles, mis queridos lectores, que nunca encontrarán a alguien mas afecto a ser noctámbulo que yo. Amo desvelarme. Creo que la madrugada es el momento del dia en que puedes escuchar a tus verdaderos pensamientos. El resto del dia estas distraido con el cacaraqueo de mil personas, que se autoconvencen de que esta bien aquello que obviamente no lo está.

Fue precisamente anoche cuando comenzó. Se escuchaban ruidos, difíciles de determinar en su procedencia. Y a mi no me gusta que algo me perturbe mientras pierdo mi tiempo a gusto en internet. Me levanté y revisé la casa. Como ya se metieron a robar aquí unos hijos de su chingada madre en octubre del año pasado, quedé un poco paranoico y ahora siento que cualquiera quiere invadir mi sacrosanto hogar.

Pero nada. Eché una ojeada aquí y allá, y nada. "Estoy loco" - me dije - "Ha de ser mi imaginación."

Vuelvo a sentarme y sigo pendejeando en la red como siempre, cuando ahora lo que se oye es LA PERILLA DE MI PUERTA. Dio vuelta como si alguien intentara abrir una puerta con seguro poniéndole muchos huevos, pero ésta ni seguro traía. Me sacó un pedo capaz de despertar a Cristo, y levantándome en chinga, aventé la silla y me aproximé a la puerta. Yo así soy, gente. No soy de los que escucha ruidos y piensa que es un pinche fantasma o un ladrón y lo que hace es taparse hasta la cabeza con la sábana. ¡Bravo, pendejo! Seguramente tu pinche sábana está hecha igual que la pinche mantita esa de Harry Potter, te va a hacer invisible, cabrón.

Así que ahí voy, en guardia y listo para el combate, con mis sentidos aumentados por la adrenalina y por la pinche cafeína que hace que hasta mis pulilas cambien de redondas a triangulares y cuadradas. Aguardé...

Y nada. Ya estaba seguro que no lo imaginaba, en realidad habia una serie de ruidos en la casa, y algo estaba jodiendo la vida. Se repitió una vez más, así que asomé la cabeza fuera del cuarto hacia la sala, la cual estaba en la completa penumbra, y dije:

- "¿Quién es?"

Y tuve que abofetearme a mi mismo por haberme sumido, sin darme cuenta, en la misma categoría de los pendejos que creen en sábanas mágicas con hechizo nivel +1000 de protección y escudo de fuerza. ¿Por qué? Porque cuando algo asi esta sucediendo, es de lo mas idiota el preguntar, y encima con un tonito de retardado: "¿Quién anda ahiiii?"

¿Qué chingados es lo que espera uno escuchar? Tal vez algo como esto:

- ¿Quién anda ahí?
- Ah, un ladrón de la colonia Matadero, señor. Buenas noches.
- Ah andale, ¿cómo va la chamba?
- Pues va floja, fíjese, ya no se roba tan facil como antes.
- Eit... sí, a huevo...
- Ya sabe, las alarmas ADT y la chingada...
- Sí, sí, cómo no. Bueno, nadamás no te lleves los aparatos compadre, todavía no los acabo de pagar en Coppel. Ahí hay billete y joyas.
- Ya está. Sobres.

Digo, es tu completa decisión si sales a tirar chingazos o si huyes despavorido. Ambas son válidas, y más en estos tiempos. Pero por favor, no seas de los que sigue haciendo eso, tal y como hice yo. En fin, obviamente no me contestó nadie, pero en eso escucho "¡PAAAMM! ¡CRAAASH!". Bueno, son onomatopeyas, no crean que habia algun cabrón en la oscuridad diciendo pam! crash!. Voy en chinga corriendo a la cocina y enciendo la luz...

Trastes rotos. Incluyendo la madrecita que es como plato hondo que es donde me gusta revolver y preparar la carne molida para mis hamburguesas nocturnas. Vi eso, y la puerta de la lavandería abierta. De forma serena, con la vista al frente y la mirada fría (como cuando House por fin da con el diagnóstico correcto del pobre cabrón que está casi muerto), entendí al fin. Busqué a mis dos Underboss, hallando tan solo a uno: mi hermano Hedwig, explicándole la situación:

Hedwig, hermano mio, laFamilia Strauffon está siendo atacada por la Familia Muridae.

Battletoads and Double Dragon Strauffon blog

Los múridos (Muridae) son una familia de roedores del suborden Myomorpha. Es la mayor familia de mamíferos, con unas 650 especies. Su distribución original abarca Eurasia, África y Australia, aunque ahora es cosmopolita por su introducción por parte del homo sapiens. Incluye a los ratones, ratas y similares.

El nombre de la familia es a veces empleado como sinónimo de la superfamilia Muroidea, aun cuando representa taxonómicamente un nivel inferior.
[editar] Subfamilias

Los múridos se clasifican en cinco subfamilias,[1] y poseen cerca de 140 géneros y 650 especies.

* Deomyinae
* Gerbillinae
* Leimacomyinae
* Murinae
* Otomyinae

La subfamilia Lophiomyinae (con un único género, Lophiomys) es incierta; ha sido considerada como subfamilia de los Muridae o los Nesomyidae, y como familia independiente (Lophiomtidae); hoy se considera una subfamilia de la familia Cricetidae.[2

Fuente: Wikipedia, la fuente del saber del huevón promedio

¡UNA RATA!

Una hija de su reputisima rata madre metida en mi casa. De inmediato mi 2do Underboss aseguró ayudarme hasta el día siguiente (o sea, hoy). Ni siquiera dormí. Con los primeros rayos de sol, salí y traje unas trampas de la tienda. Pero no crean que iba a hacer esa mamada de solo poner las trampas. Somos cazadores, guerreros, está en nuestra sangre el pelear, hacer desmadre, y chingar al enemigo.

Ya en casa salió la pinche rata, peluda, prieta, y asquerosa, corriendo por todos lados. Así que me preparé, poniéndome mi ropa de batalla. Y así, sin peinar y con los pelos como jamaiquino, agarré un palo que tiene algo de punta, para poder usarlo como lanza, y estuve listo para enfrentar al enemigo:

Depredador Predator Strauffon blog

En el primer asalto, la rata demostró gran control del terreno de combate, agilidad, y avanzadas técnicas ratísticas (me vale madre que no exista la palabra, es mi post) de evasión. "Ándale hija de tu pinche madreeee, chinga tu colaaa" gritaba mientras la atacaba con mi terrible lanza. Un choque de titanes, enfrentándose la especie responsable del esparcimiento de la peste bubónica, contra la especie responsable del esparcimiento de muchas desgracias más. Luché, golpeé, rompí más cosas (pendejo), y la puta rata como si nada.

Así que decidí pasar al siguiente nivel. Vimos al asqueroso animal correr y refugiarse detrás de la estufa. Mi brillante mente supo enseguida qué hacer, y así lo dije:

- Vamos a poner dos ollas grandes de agua a hervir. Cuando esté el agua más cachonda que Lady Gaga, vaciamos ambas al mismo tiempo a la parte de atrás de la estufa, seguramente le dará.

Cuando el agua estuvo lista, cada uno tomó su respectiva olla. Yo hice énfasis en que debíamos lanzar TODA el agua, y al mismo tiempo, para que estuviera donde estuviera, en esquina o enmedio, no fuera a escapar. Así pues, a la cuenta de 3, ¡Madres! Dejamos caer el agua, y se escuchó algo tan bello, mis amigos, tan especial como pocas cosas pueden ser:

- "¡¡Piiiíiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii!!!"

¡La rata pilló! Jaja, la habíamos quemado. Pensé que al pasar esto, iba a salir, ya sea trepando hasta arriba de la estufa, o lo más probable: por abajo. Pero ni una ni otra. Nos quedamos esperando en vano, por lo que decidimos mover la estufa.

La estufa es una Mabe (y no me dan nada por la publicidad), pequeña, por fortuna no difícil de mover. Asomándonos, vimos que en la parte de atrás tiene solamente un hoyo. El culito de la estufa, vamos. Así que empezamos a picarle el hoyo como viles estufafilicos, esperando que el enemigo herido se quejara otra vez. Con suerte y podríamos aplastarlo ahí mismo.

Pero nada. Imaginé que estaría más adentro. "Vamos a encender el horno de la estufa", dije. Y así lo hicimos. Pinche calor insoportable con el simple hecho de estar en la cocina con esa madre encendida, y eso que teníamos la puerta de la lavandería abierta, por si acaso huía para allá.

Pasó el tiempo, y nada. Ya cuando parecía sauna y estábamos conscientes que por lo menos en algo debía incomodarle el calor, nos preguntamos si tal vez se habría muerto. En eso estábamos cuando de pronto la hija de la chingada salió corriendo, quemada y madreada como estaba (se notaba en su apariencia y en lo torpe que estaba), y se salió por un hoyo a un lado de la ventana frente al fregadero, hoyo a través del cual pasó a la lavandería. Lo hizo con muchísima dificultad, pero se notaba que daba su esfuerzo máximo en apresurarse.

Salí en chinga con mi improvisada lanza de Depredador, decidido a darle en su madre de una vez por todas a esa pinche pariente de políticos y policías mexicanos, cuando:

- ¿Y la rata?
- No mames, pues se pasó para allá...
- No, no está.

Hice un desmadre moviendo secadora, lavadora, y otras cosas, pegándoles con mi terrible lanza. Nada, ni una reacción, y al remover las cosas no aparecía nada. El animal desapareció. Mi perico, Periquillus Segundus, hacía ruido de lo encabronado que estaba. "Cálmate peri, tengo el pedo bajo control" - le dije, como si pudiera entenderme. Salí al patio arma en mano, y mi tortuga solo se quedó estática, con la cabeza arriba, extendiendo el cuello lo más posible, así como diciendo: "¿Qué coño pasa?".

Strauffon

Herida como está, la rata sigue viva, y lo volverá a intentar. Mañana sera el contraataque: registro de toda la casa, por dentro y fuera, y uso de veneno. Y es que ya lo saben, uno debe defender su territorio y no jotear ante el desafío, por riesgoso, vergonzoso, o asqueroso (¡muchos pinches osos, hombre!) que resulte.

MORALEJA #1: Jamás se dejen de ninguna pinche rata (de ningún tipo) que se les aparezca en su vida.
MORALEJA #2: Un escritor amargado desidioso, que no concluye sus obras principales por huevón, puede fácilmente robarle la atención y el tiempo a muchos con una anécdota estúpida sobre un sucio animal de caño :D

El Soundtrack de éste peculiar evento (o sea, las canciones que corrieron en el Winamp luego de dejarlo prendido mientras ocurrían los acontecimientos) es el siguiente:

1) KISS - All hell's breaking loose
2) MGMT - Brian Eno
3) PASSION PIT - Little Secrets
4) REDNEX - Cotton Eye Joe
5) CANNIBAL CORPSE - Put them to death
6) GUSTAVO CERATI - Rapto
7) APOCALYPTICA - Struggle
8) MOTLEY CRUE - Dr. Feelgood

Segunda Parte: LE RAT EST MORT

Mickey Mouse muerto Strauffon blog

Qué chistoso. Viendo el título que elegí para esta segunda parte, me acordé que al abogado que divorció a mis padres lo apodaban así: Le Rat. Con semejante apodo, ya imaginarán qué tan amigable fue el proceso. En verdad, de todas las profesiones, el abogado es el que más ventaja saca al caos. En fin, regresábamos del cine mi hermano y yo. Venía particularmente feliz por haber visto buena acción, y haberme chingado unos nachos:

Tuvimos que ver la película normal, no en 3D. Pero eso no afectó mi humor. Cuando entramos, se escuchó tremendo madrazo: ¡ZAS! La trampa para la rata. Le había pegado, pero la infeliz pudo librarse. Y ahora recorría la lavandería toda emputada y haciendo ruidos. Mi perico estaba asustado, así que abrí la puerta y rápidamente metí su jaula a la cocina, cerrando tras de mí. Nada me quitaba de la cabeza que esa debía ser una especie de rata zombie. Su aguante a haber sido quemada, jodida con un horno de estufa, y luego prensada con una trampa (ya todos sabemos que esas trampas pueden mandarte a la chingada la mano si tienes la desgracia de meterla ahi. La mano. Ya quien meta otra cosa es un pendejo. Solo algun wey estilo Jackass se atrevería a semejante estupidez. No sé si ya alguien haya hecho eso de meter la reata en una trampa para ratas. Ya me extendí mucho en éste paréntesis. Ya estuvo bueno, cierro paréntesis) era notable. La rata se alzaba, como diciendo "Vengan a pelear, hijos de la chingada". En el primer round, su agilidad ratuna le permitió esconderse, evadir madrazos, y -estoy seguro- burlarse de nosotros.

Strauffon

Decidimos entonces repetir el viejo método, hervimos agua, y así, humeante y terrible, la usamos una vez más como arma. Se la lancé dos, tres, cuatro veces, hasta que perdí la cuenta. Para este momento era ya personal entre la rata y yo, no tanto con mi hermano. El mayor pendiente que me causaba era que, si la chingadera reaccionaba rápido y trepaba por mi pierna, podía morderme. Y así terminaría yo en una pinche clínica del seguro, con el miedo de la peste, la rabia, o alguna otra de tantas mierdas que suelen traer las ratas, que son de los animales más asquerosos del mundo, por encima de gusanos, cucarachas, Hugo Chávez... bueno, ustedes me entienden. Y tendrían que ponerme inyecciones. Y yo ODIO las inyecciones.

Con eso en mente, supe que debía tirarle un madrazo de agua más contundente, uno enteramente por encima. Para ese momento la rata ya estaba más lenta, y se detuvo a un lado de la secadora. Es ahí donde me acerqué y le eché más agua que nunca. Estaba tan caliente que la rata pilló horrendamente, se escuchaba casi humana. Me hizo pensar en aquellos tempos de gloriosas y terribles batallas, donde por defender su ciudadela, los soldados lanzaban gran cantidad de aceite hirviendo desde arriba, para que cayera sobre las hordas enemigas que golpeaban a su puerta. Deben haber sentido una satisfacción similar a la que yo tuve. Se arrastró, aún resistiéndose, así que tomé un palo de esos de escoba y le solté tal madrazo que se rompió al primer golpe! (el clavo, no la rata). Miré alrededor y encontré una varilla de fierro. Acomodándome como hacen los beisbolistas antes de batear, la agarré bien con ambas manos, y ¡CHINGAS! ¡MADRES! ¡PUTAS! ¡JODES! Cuatro certeros putazos, luego la ensarté y saqué la varilla, y quedó patas arriba.



La rata quedó muerta, la patee para estar seguro, le eché aún otra jarra de agua hirviendo además. La razón de esto es porque si algo nos han enseñado las películas es que el enemigo puede revivir luego de la derrota inicial. Ya no se movió. Tomé el recogedor, y de pendejo iba a dejarla en mi bote de basura. Caminé con ella, y la deposité en un camellón a la vuelta de la casa. Esa se convirtió en la tumba de la criatura que osó invadir el Strauffon Compound. Al ver a la rata ahí muerta, pasaron por mi mente muchas cosas. Imaginé que se trababa de mi enemigo El Super, o tal vez alguna otra persona desagradable: violadores, asesinos, fanáticos religiosos, políticos corruptos, y otros encantos de la Creación.

Ahora lo siguiente será asegurar que no haya dejado algunas compañeras por ahí. Y si así fue, que encuentren un destino similar. Por desgracia, la historia tiene un triste epílogo. En la casa dejaron la puerta del patio abierta, y mi tortuga mascota se salió. Probablemente fue robada por alguien. Busqué hace un rato bajo la lluvia, recorrí la cuadra y otras calles alrededor, y nada. Es lo que sucede por haber yo olvidado que la única forma en que las cosas se hacen bien es cuando las hago yo mismo. Así se fue una mascota que tenía en la familia muchos años, antes de que yo naciera inclusive. En fin, gracias por leer.

...

17 comentarios:

  1. Esas bestias son escurridizas, recuerdo una ocasión, me tomó mas de un mes atrapar a una bien cabrona, cuando al fin cayó en la jaula, estaba toda pelona, le faltaba un ojo, la cola le colgaba del pellejo y le faltaba una pata, y así con todas esas heridas de guerra, no se dejaba atrapar... merecía una muerte digna y lenta, que mejor que echarla a una cubeta asi en la jaula y dejar que se llenara lentamente de agua hasta que se ahogara...

    ResponderEliminar
  2. Naaaaah... sin piedad! Nadie que interrumpa la excelsa exquisitez de agarrarla sin compañía y pensar a altas horas de la madrugada, y además se sienta con derecho a aposentarse como inquilina legítima, siéndolo ilegítima, de moradas ajenas, merece conservar la paz! Ármate con Caza-Fácil, que cuando alguna vez se metió a mi casa materna una ratona-madre ([lo hubiera sido, de no ser por nuestra acertada intervención] del género mus (aunque menos repulsivo, igualmente invasor), se pegó a una de esas, hábilmente colocada por mí (trampa previamente preparada: chocolate sin trampa las dos noches anteriores, y las Caza-Fácil apestan a mantequilla de cacahuate), mi amá, doctora jubilada, utilizando todos sus conocimientos le dió con todo en la parte de atrás de la cabeza con un palo de madera previamente proveído por mí, y la desnucó. Al demonio las teorías de Inglourious Basterds! No son ardillas, son ratones y ratas! MUERAN!

    ResponderEliminar
  3. Esos animales son muy escurridizos. Abundan mucho en épocas de lluvia. Eso si, las ratas tienen un pinche aguante...

    Saludos mi estimado, y ojala no tarde mucho deshaciendose de esa plaga.

    ResponderEliminar
  4. que buena chinga le habras puesto pero si no esta muerta no ganaste

    ResponderEliminar
  5. Dado que el animal en cuestión escapó, espero en los próximos días la continuación de esta historia... Quizá se convierta en una trilogía.

    ResponderEliminar
  6. Que buen estilo narrativo maese Strauffon, aunque yo creo que esas ratas fueron introducidas intencionalmente a tu casa por batman y robin, eso se comprueba con el "¡PAAAMM! ¡CRAAASH!", onomatopeya de batilucha.

    Tal vez el buen Veec pueda orientarte en caso de que necesites consejo, ya ves como batallò con su gatopo.

    Y ya en serio quiero decirte que tomè algunos tèrminos de tu post para mi diccionario de la RACH (en proceso).

    Las ratas son demasiado resistentes, si no la viste morir seguramente sobrevivió, pero seguramente con trampas y veneno va a chingar a su roedora madre, yo en la casa tengo un rifle magnum de aire y con el les di en la madre a 2 hace unos meses, y una tercera se muriò con veneno. de cualquier modo no les des tregua, porque se hacen una plaga en menos de lo que te imaginas.

    Buena cacerìa y mantennos informados.

    Au revoir.

    ResponderEliminar
  7. Ascoooooo!!

    Pero la canción de REDNEX, hizo el episodio menos desagradable jajaja

    Saludos!

    ResponderEliminar
  8. en mi casa antes llegaban muchas ratas pero de las de campo eran inofensivas para nosotros pero como anidan y destruyen a su paso, constantemente matabamos ratas en la cochera, suerte que no se metían a la casa, una vez pusimos trampas en el piso atras de un mueble y no la revisamos en un mes,para cuando nos dimos cuenta lo que parecia una bola de pelusa era el cadaver de una rata podrida. lo que si he visto en mi calle es que los perros o gatos que se yo son muy buenos casando ratas de las grandes, varias veces he visto cadaveres grandes en el suelo, saludos!

    ResponderEliminar
  9. Cuando leí por primera vez esta entrada, leí sin poner atención al tracklist... es de los más eclécticos que he visto, de brian eno a rednex pasando por cannibal corpse.... que looooco!!!! cámara!!!

    ResponderEliminar
  10. jajajaja no manches, como dijeron antes, que buen estilo para narrar un evento tan comun jejeje

    Me agrado. Aqui en casa tambien tuvimos una rata asquerosa. Solo que como tenemos gata y gatito caminando por la casa, no pudimos poner veneno. Pero esas trampas en las que se pegan las asquerosas ratas son buenas.

    Como solo se quedan ahi pegadas, uno puede dar rienda suelta al asesino serial y loco que llevamos dentro. Quemarlas, ahogarlas, rebanarlas... etc :D

    Saludos !!!

    ResponderEliminar
  11. y las fotos reales que? nah no te creo nada

    ResponderEliminar
  12. Creo que debiste detenerte un momento en el proceso para observarte en el espejo, esa sonrisa que mas que sonrisa es mueca de placer no es normal es enfermiza, los ojos inyectados psicoticos y la adrenalina tambien indican un desorden mental.

    Un dìa pelee con un gato a muerte y descubri el Mr Hyde en mi. Entre nosotros nos reconocemos. Como cuando el depredador se fijò que el alien podia ser un buen guey para aventarse un tiro.

    ResponderEliminar
  13. Te imaginé como Anjelica Huston en Las Brujas!!

    I hate the rats!!!

    Es mi fobia más hojaldra,así que matala!!

    Oye, y la rata fue la que giró la perilla?

    Bueno, nos estamos leyendo

    ResponderEliminar
  14. Pinche vato, ya estás como en El Norte, revisando antes de publicar los posts de la raza. Abajo la censura, no importa si te rayan la madre

    ResponderEliminar
  15. Hey - I am really happy to discover this. Good job!

    ResponderEliminar
  16. top [url=http://www.c-online-casino.co.uk/]online casino[/url] coincide the latest [url=http://www.realcazinoz.com/]free casino bonus[/url] autonomous no consign hand-out at the chief [url=http://www.baywatchcasino.com/]no put gratuity
    [/url].

    ResponderEliminar
  17. jajaja
    ¡las ratas son más duras de matar que Bruce Willis!

    aunque la que te invadió ya parecía rata zombie con todo eso

    ResponderEliminar

Puedes comentar como Anónimo sin tener que ingresar con tu perfil de Google o algún otro. Solo selecciona del menú "Comentar como" y elige entre dejar Nombre y URL que desees, o solo Anónimo. Gracias por visitar.