16 sep. 2010

Tras los festejos del Bicentenario de la Independencia de México

Bien, estamos aquí, un día después de que se celebrara en distintos sitios el bicentenario de la Independencia de México.

El presidente Felipe Calderón declaró que estaban ahí los de ayer y los de hoy, apuntando al hecho de que estaban ahí Vicente Fox y Carlos Salinas de Gortari entre sus invitados, distinguidísimas personas que de sobra recordamos cuánto aportaron al país durante sus mandatos.

En el balcón central del Palacio Nacional, Calderón tocó tres veces la campana y gritó: “¡Mexicanos! ¡vivan los héroes que nos dieron patria! ¡ Viva Hidalgo! ¡Viva Morelos! ¡Viva Josefa Ortiz de Domínguez! ¡Viva Allende! ¡Vivan Aldama y Matamoros!, ¡Viva la Independencia Nacional!, ¡Viva el Bicentenario de la Independencia! ¡ Viva el Centenario de la Revolución! ¡Viva México! ¡Viva México! ¡Viva México!."

Hasta donde se me ha dicho, la fiesta estuvo a toda madre, con pirotecnia, tragazón, y espectáculos de música; éstos incluyendo a Paulina Rubio (mujer que cada vez que habla o escribe muestra tener el coeficiente intelectual de una placenta), y Aleks Syntek, autor de una canción pendejísima de la que ya nos burlamos todos.

Otros distinguidos invitados fueron Carlos Slim, magnate cabrón y orientado al monopolio que se caga en todo México y es dueño de 3/4 del país, Cuauhtemoc Blanco, el finísimo y encantador jugador de futbol, y Jimena Navarrete, mujer cogible pero simplona que hasta hace poco se le veía anunciando coquetamente a Cablevisión Monterrey, y ahora ostenta el honroso puesto de Miss Universo, luego de haber derrotado a las mujeres de otros países, y también de otros planetas, al parecer, ya que es Universo, y no Mundo.

Por otra parte, el bufón político Andrés Manuel López Obrador, el Peje, encabezó su propia ceremonia. Luego de algunos incidentes menores en el DF, donde la plebe se puso algo loca, se siguió con el festejo como se esperaba.

Las autoridades reportaron saldo blanco (chispas a todos), incluso en entidades conflictivas como Michoacán, Nuevo León, Coahuila, Chihuahua, Durango, Tamaulipas y Jalisco.

Lo único que aconteció fue en Cancún. Se dice que los delincuentes, finísimas personas como se han de imaginar, querían atacar el sitio donde se llevaba a cabo el festejo del Grito con armas largas y granadas. Les aseguraron el arsenal luego de detenerlos, y según lo dan a entender las heroicas e intrépidas autoridades, ahora sentirán el rigor de la Verga Justiciera del Estado. ¡VIVA MÉXICO!

En nuestro querido estado de Nuevo Leon, también se llevó a cabo una gran celebración. Grupos pedorros como Norteños Clan, los Invasores, y otros representativos de la cultura naquinorteña que hace que muchos enseñen el cobre, deleitaron a su audiencia con sus mejores temas.

Mi día, por si alguien quiere saber, transcurrió normalmente. No hice nada especial. Con motivo de ésta fecha empecé a recordar algo sucedido hace mucho tiempo: aquella vez que me escapé de casa siendo un teenager. Me fui y, no me pregunten cómo, acabé en el DF. Me sentía fugitivo del FBI mientras me rastreaban.

Finalmente, mis padrinos me ubicaron y capturaron, ja. Así que aquel 15 de septiembre lo pasé en el DF con ellos, y sobre todo con su muy, muy sexy hija (2 años mayor que yo), quien estuvo pegada a mí durante esa semana. La fiesta estuvo con madre, la atascadera de comida como para decirle a Tomás de Aquino que su condena a la Gula se la metiera por el culo, cotorreo, bebida, y... otras cosas.

Lo que no acabo de entender (y es en serio, no mamonamente, antes de que empiecen a lloriquear que les ofendo a sus parientes o amigos mojarras), es: ¿Qué chingados celebran los que están en Estados Unidos viviendo? Hasta las notas mismas y las declaraciones de la gente son incongruentes. Dicen estar orgullosos de su patria, su sangre, la puta madre y bla bla...

¡Pues no mames! Si te fuiste de tu país a radicar en otro, hasta pides la ciudadanía ahí, o estás en estatus de ilegal pero te dejas empapar de esa otra cultura y hasta sumerges a tus propios hijos en ella, no vengas luego de pinche chaquetero a decir que te sientes muy mexicano y muy orgulloso. Ten huevos y admite que no te pareció, que no estabas bien en tu tierra natal y, como hacen algunos deportistas, te pasaste de lleno al otro equipo.

Si alguien lo admitiera con tal sinceridad, yo no le vería nada de malo. Apoyo el cambio, mientras uno no saque una u otra bandera de forma convenenciera. Irse es válido, y más si de donde se va uno es de aquí. Uno de los personajes públicos, no recuerdo en este momento quién, declaró hace poco que "Es un cobarde quien se va de la entidad por miedo a la inseguridad". Quisiera ver al reverendo pendejazo lo que haría si a él y su familia les apuntaran con una AK-47.

En lo personal, soy enemigo del patriotismo fanático. Toda esa palabrería de la soberanía y la chingada, o del abuso de colores verde, blanco, y rojo, y el uso de vestimentas folklóricas tan solo por querer pegarle a la mamada. Antes que mexicanos somos humanos, y si como humanos fallamos en convivir y crecer como especie, ¿con qué cara agarramos otro título para ostentar? Sé un buen ser humano, y ya después comienza a jugarle a ser orgulloso mexicano.

En un enfrentamiento, distinto al que mencioné del atentado frustrado, el ejército le puso en su madre a 19 criminales. ¡Eso es hacer patria! Chingar a los enemigos del pueblo en todas las formas posibles. Después de todo, eso mismo hicieron los insurgentes: darle en su madre a quien había abusado adueñándose de lo que no le correspondía. Aplauso, aplauso para ellos.

Y hablando de eso, es precisamente una de las cosas que me gusta mucho de éstas fechas: el desfile de las fuerzas militares. Algo chingón de ver. Eso, y la fuerza y distinción en la letra de nuestro Himno Nacional me agradan en verdad. Cuánto me gustaría que en el desfile juntaran a miles de criminales peligrosos atados y vendados, y entonando el himno, al llegar a la parte donde se menciona a la planta del extraño enemigo profanando el suelo, volarlos en pedazos a los cabrones.

Por lo pronto, como distracción y fiesta, estuvo bien. Ya pasó. De un momento a otro veremos puros adornos de Halloween, y luego los de Navidad. ¡Está bien! Particularmente la última; se come y se agarra el pedo mejor.

Saludos, mis lectores queridos, consentidos, y bien amados. Disfruten su puente tirando hueva, cogiendo, tragando, y haciendo nada. Total, el mundo ya casi se acaba.

(NOTA PARA LOS SUSCEPTIBLES Y SENTIDOS: No empiecen a mariconear quejándose en comentarios o mails de que no respeto a México o alguna otra pendejada que CREEN haber interpretado, en ningún momento hice tal cosa, a quienes ofendo es a los corruptos, los ojetes, y los pendejos. Esos no son México, son la pinche costra encima de éste. Quiero y respeto al pueblo y a los ideales valiosos defendidos por individuos igualmente valiosos, ahora y siempre.)

...

9 comentarios:

  1. Eres una de las voces de tu pueblo. Se respeta tu punto de vista, eres vos quien vive allí. Tu patria es muy linda, a mí siempre me ha gustado.
    Me mataste con tu escapada al DF jaaa.... porque fue en esa fecha?? jaaa
    bueno pues Felicidades!! Besos y abrazos nos estamos leyendo.

    ResponderEliminar
  2. Aplauso, aplauso para el post y su autor, sobre todo por la nota del final jajaja

    ResponderEliminar
  3. Buena Reflexión mi Reverendo. Ahora si que el problema son los patrioteros fanáticos, que creen que todo es fabuloso y chingon, cuando en realidad nos falta mucho por aprender, ya no como habitantes de un país, sino como habitantes de este mundo.

    Saludos, y pásatela de poca madre. Que la Gula y la Lujuria sean abundantes (pero aguas con la última, no vaya a serla de malas).

    ResponderEliminar
  4. Buena Reflexión mi Reverendo. Ahora si que el problema son los patrioteros fanáticos, que creen que todo es fabuloso y chingon, cuando en realidad nos falta mucho por aprender, ya no como habitantes de un país, sino como habitantes de este mundo.

    Saludos, y pásatela de poca madre. Que la Gula y la Lujuria sean abundantes (pero aguas con la última, no vaya a serla de malas).

    ResponderEliminar
  5. jajaja me hizo reír mucho este post, pero con la risa nerviosa de quien lee lo que es verdadero y que se siente parte del problema jajajaja

    Como siempre, excelente mi Alex :)

    ResponderEliminar
  6. Antes que nada hago mencion de que he intentado seguirte pero no he podido,alguna vez hiciste un comentario sobre una publicacion que hice sobre el utilitarismo,me parecen buenas tus publicaciones

    ResponderEliminar
  7. Pues asi es, y como dijera el piporro "pues que, viva"

    Offderek

    ResponderEliminar
  8. "Más si osare un extraño enemigo, profanar con su planta tu suelo, piensa ¡Oh! Patria querida que el cielo, un soldado en cada hijo te dio".

    En la primaria nos enseñan a repetir como pericos que el cura Hidalgo es el 'padre de la patria', las estrofas del himno y que Porfirio Díaz y Agustín de Iturbide son el Diablo... Pero nunca nos enseñaron a razonar, mucho menos a preguntarnos los Por qués de lo que aprendemos.

    De sobra conoce usted mi postura acerca de esa falacia llamada "Bicentenario", y no ahondaré en esto (no es el espacio ni el momento), pero me parece que al final las cosas cayeron por su propio peso: un país dividido, una guerra inicua, una estatua que no se sabe si es Vicente Fernández, Stalin o 'Don Ramón'... Y mucha gente alzando la voz, cansada de que se vean las formas y no los fondos.

    Sólo quiero agregar que ese "día del grito' Yo me fumé un buen porro y me fui a dormir temprano, no quise ser parte de la insulsa algarabía de algo que yo hace tiempo no festejo; prefiero hacerlo el día 27 de septiembre. Saludos!!!

    ResponderEliminar
  9. Pues vaya, ellos de fiesta y tragazon y el madrazo de pobres y la pinche infraestructura de mierda que tenemos.. bien calderon, muy bien. Sigue gastando lana a lo pendejo.

    Quiza me tachen de ignorante, pero que chingados tiene de celebrable que hayan pasado doscientos años?? o sea, perdida de tiempo y de recursos.

    Saludos !

    ResponderEliminar

Puedes comentar como Anónimo sin tener que ingresar con tu perfil de Google o algún otro. Solo selecciona del menú "Comentar como" y elige entre dejar Nombre y URL que desees, o solo Anónimo. Gracias por visitar.