8 oct. 2010

Monterrey: recientes incidentes violentos, bajas civiles, y cultura preventiva

Los incidentes de los últimos días en la ciudad de Monterrey, Nuevo León, son lamentables sin lugar a dudas. No es la primera vez que existen bajas civiles, pero en ocasiones se vuelve un asunto más sensible al tratarse de alguien joven cuya historia personal queda expuesta al momento de su muerte.

Tal es el caso de la víctima del tiroteo cerca de Plaza Morelos. La joven Lucila Quintanilla Ocañas, de 21 años de edad, fue abatida por las balas al momento en que los delincuentes atacaron a quien era su blanco. Ella, una estudiante de la UANL nacida en 1989, hablaba por celular con su novio cuando fue alcanzada por las balas y murió.

En días anteriores, murió gente en un negocio de abarrotes, uno de venta de pollos, y demás. Ciertas voces hicieron salir la verdad: dichos negocios vendían droga. Y estos sitios eran controlados por un grupo delictivo. Sus rivales han montado una campaña para golpearlos en los puntos que tienen distribuidos en el área metropolitana.

Ésta guerra, para quien aún no lo sepa, tiene su núcleo en lo que es la rivalidad entre cárteles de la droga, dos de ellos que solían ser uno, además de otros conflictos que solo ellos conozcan internamente. Su conflicto ha hecho de Nuevo Leon y Tamaulipas un campo de batalla donde todo puede suceder.

La muerte de Lucila es una de tantas donde queda al descubierto la fragilidad de la población civil ante los grupos armados. Eso, y además. hace resurgir preguntas que escuchamos cada vez que pasa algo así: "¿Por qué no acaban de una vez con ellos? ¿Por qué no legalizan ya de una vez las drogas? ¿Por qué no pactan con una de las facciones y fulminan a la otra de una vez?"

Ojalá alguna vez se lleven a cabo las medidas radicales necesarias. Pero actualmente, es algo que no tiene caso preguntar. No va a pasar, por lo menos no en las siguientes dos décadas. El Estado Mexicano está basado no en soberanía, sino en soberbia soberana, la cual le impide admitir la realidad: la guerra contra el narco se está perdiendo, y más civiles van a caer.

Lo único que podemos predecir de ésto es que gracias al enorme error politico que fue la elección de Vicente Fox, y la necedad y falta de estrategia de Felipe Calderón, le han asegurado desde ahora la victoria al PRI en la contienda presidencial que se llevará a cabo en el 2012.

Es verdad que se ha logrado un ligero avance al poner fuera de circulación a La Barbie y a Nacho Coronel, junto a otros cabecillas de escalones abajo en rango. Pero no se está luchando contra una serpiente, sino contra la Hidra. Hasta que se corten todas sus cabezas y se aplaste al cuerpo se podrá decir que se ha conseguido la victoria.

El cuerpo son las finanzas de los cárteles, el negocio mismo, el producto y sus canales de comercialización. Eso, y sus armas, las cuales se las provee un país de doble moral que con una mano apunta un dedo acusador que gusta de juzgar, y la otra la tiene sumergida en mierda. Armas a granel, que fluyen tan abundantemente como la comida chatarra, llegando finalmente a las manos de delincuentes de éste y otros lugares.

Sus filas se agrandan rápidamente, siendo que ahora el uso de menores de edad para operaciones del crimen organizado es mayor. Eso, o en general a cualquier cholo u hombre desequilibrado y violento. Los narcos sí que son una "empresa incluyente": cualquiera es bueno para tomar un arma, trabajar para ellos, y dañar a los demás.

En un artículo anterior: "Cómo evitar ser víctima de la delincuencia", dejé para quien quisiera leerlo una serie de recomendaciones para prevenir ser víctima de un crimen. Ahora, siento la obligación moral de volver a algunos puntos sobre el tema. ¿Por qué razón? Creo que salta a la vista: habrá más sangre y balas, está lejos de terminarse. Pronostico un oscuro periodo de aquí hasta que el año se acabe.

Olvidense de buscar a quien culpar. Hay quienes han caído porque no entendieron que el ejército persigue y ataca si se les da motivo de sospecha, y como en toda guerra, las bajas son inevitables. Usen su criterio, sean inteligentes y juiciosos, por favor. No se pongan en peligro, ni a ustedes ni a los suyos, como sucedió ya con otros. Ningún municipio está a salvo.

¿Qué hacer en caso de una balacera?

Conocidos que son policías y otros dedicados a la criminología coinciden: NO CORRAN. Contrario a lo que puedan pensar, salir corriendo es lo peor que pueden hacer. Menos aún si vienen acompañados de alguien y tienen que esperar a que se les empareje.

En un tiroteo, la naturaleza del fuego cruzado es que invariablemente habrá siempre balas perdidas. Traten de ver la imagen mental desde arriba: si uno está en la escena donde está ocurriendo la acción, en cualquier ángulo al que empredan la huída los pueden herir, intencionalmente o no.

En primera instancia, deben estar alertas siempre que anden en la calle. Esto no significa que vayan presa del miedo y la paranoia, sino que se abstengan de ir perdidos en sus pensamientos o embobados viendo a un mismo sitio por mucho tiempo. Den rápidos vistazos al entorno, la gente que está circulando, y los vehículos.

A la primera señal, ya sea ver gente armada o escuchar una detonación, no pierdan tiempo y láncense pecho tierra, y cubran su cabeza con las manos. Arrástrense así (sí, como en las películas) hasta alguna estructura sólida que sirva de cubierta. Y no, NO se incorporen al ponerse tras de ella. Manténganse así, pecho tierra, hasta el final.

Si van en automovil, frenen y de inmediato busquen una salida a su izquierda o derecha. Ahí, ya que no estén enmedio de la linea de fuego, apaguen la marcha y tírense sobre el asiento de al lado, lo más abajo que puedan. Si traen niños en la parte de atrás, jálenlos de inmediato y aviéntenlos al piso y díganles que ahí se mantengan. Por ningun motivo se les ocurra acelerar e intentar huir por entrecalles. Lo más que pueden hacer es, si están dentro de una calle e inmediatamente a un lado hay una cochera de una casa vacía, métanse a ella y hagan lo mismo de guarecerse.

Hay que recordar que el crimen organizado usa armas como la AK-47 y los AR-15. Una balacera no es cualquier cosa. Es algo muy serio. Si te ves envuelto en una, con suerte se terminará en unos minutos. Solo en algunos casos (como es común en Ciudad Juárez, Tijuana, Monterrey, Nuevo Laredo, y otras ciudades) hay balaceras que llegan a durar una hora, o hasta más. Los sonidos de las detonaciones no son necesariamente como en las películas tampoco, son más secos. A continuación un video de muestra, para que su oído sepa distinguir cómo suena. Hay que prestar especial atención a como se escuchan los tiros mientras el reportero narra desde el lugar:

Respecto a ataques con granada y coches bomba, cuanto puedo decirles es que al lanzarse pecho tierra como ya fue descrito (y lo más lejos posible), con manos a la cabeza, deben también asegurar que sean sus pies y no su cabeza, los que queden en dirección a donde se encuentra el artefacto a punto de estallar. Me gustaría poder decirles más, pero es todo cuanto sé. Pero con confianza llamen o acérquense a Protección Civil u otros organismos para que les orienten al respecto. Condolencias a familiares de civiles, militares, y demás personas que ya no están. Y los que aún están, sírvanse de su inteligencia para continuar vivos y minimizar riesgos. Espero estas recomendaciones les sean útiles. Hasta la próxima.

...

9 comentarios:

  1. N'ombre!!! pero que no dicen que son hechos aislados para hacernos creer que de verdad hay violencia???... que asco y que verguenza que este tipo de consejos de "que hacer en caso de...(balacera, extorsión telefónica etc)" sean mas cada vez más comunes... a ver hasta cuando al pendejo estado le cae el 20 de que el chiste es atrapar a la gallina de los huevos de oro y explotarla para sacarle jugo y no querer matarla, seamos honestos, es un negocio muy jugoso y grande como para pretender erradicarlo (aunque mi postura sea totalmente en contra de las drogas)...

    ResponderEliminar
  2. que mala pata pobre niña qepd

    ResponderEliminar
  3. Qué tristeza Strauffon que la situación esté así, agradezco tus consejos, espero que nunca tenga que utilizarlos, me uno en tus condolencias para las personas que han perdido hijas(os) esposos, padres...

    ResponderEliminar
  4. Hola!

    Por fin pude entrar a tu blog, ya ves que te he dicho que mi antivirus no me permite accesar, ahora lo hago desde otra pc..jeje

    Mira, respecto al tema...sabrás que en mi ciudad también es presa de la violencia y en mi familia a todos nos ha tocado vivir un hecho violento, no hay ninguna clase de seguridad a ninguna hora. Ya me ha tocado balacera y asalto a mano armada, es imposible vivir tranquilamente en mi ciudad y no sé cuando vaya a parar todo esto.

    Creeras que he hablado de todo -casi de todo- en mis blogs, pero este tema me causa tanto agobio y miedo que no puedo escribir gran cosa de lo que pasa aqui y que los periodicos no informan como la veracidad que se debiera.
    Abrazo afectuoso

    Diana

    ResponderEliminar
  5. A mí lo que me parece abominable es que, mientras en México hay muertes al por mayor, en California ya se pusieron las pilas y están cerca de lograr algo grandioso: la legalización integral de la marihuana. Todos los muertos caerán en vano, porque al final los Estados Unidos nos van a comer el mandado, siendo que podríamos explotar el negocio de la planta sagrada (cáñamo para la industria textil y de energías alternativas, cannabis para la medicina y marihuana para uso recreativa) y convertirnos en una potencia en ese rubro. Lamentable que tanta sangre inocente corra sin razón alguna.

    ResponderEliminar
  6. Buenos tips, la mayoria de la gente va distraida con el celular por la calle.

    ResponderEliminar
  7. Noticias muy dolorosas que enlutan a la comunidad entera cuando almas inocentes caen en estas balaceras. Conmueve mucho saber que la violewncia se cobra tantas víctimas. Me adhiero al dolor de esa familia. Un abrazo.
    Te invito a seguir Alas azules.

    ResponderEliminar
  8. No manches todo esta bien denso por esas landas, hasta cosa da...
    Lo más feo (para mi, jeje) Es ver a mis amis como tu que postean todas estas cosas, noto que en verdad hay una cuestión social alarmante, la reacción de miedo e insertidumbre. Feo, feo

    ResponderEliminar
  9. No marchar. No soy regio ni vivo allá, pero igual tomaré nota de las indicaciones sobre todo si consideramos que no hay garantía de que los ataques no se extiendan al resto del país. Dios nos agarre confesados
    La obra de culto: Carágrillo

    ResponderEliminar

Puedes comentar como Anónimo sin tener que ingresar con tu perfil de Google o algún otro. Solo selecciona del menú "Comentar como" y elige entre dejar Nombre y URL que desees, o solo Anónimo. Gracias por visitar.