6 mar. 2011

El Mal

Hace días, iba en auto con otra persona, hablando sobre trivialidades. El tema inicial fue, como usualmente, el clima. Muchos dicen es una buena forma de calentamiento para una conversación. A mi me parece más bien algo por demás simple.

Siguió, pues, la plática. Abordamos luego otros temas que se pueden ver en la prensa de hoy día. Y mi interlocutor de pronto hizo un comentario peculiar. Uno que me removió viejos recuerdos de viejas tradiciones, allá en aquella vieja época añorada y llorada por mi tantas veces. La frase la dijo en tono burlón, con ese tono que hace la gente que está queriendo pasar por gran y ameno conversador:

"El Diablo anda desatado haciéndonos males"

He tenido mis capítulos de vida respecto a ese tema. No es secreto para quien me conozca aunque sea a medias. Y por eso, no me extrañó que el oir lo que la persona dijo me provocara una sonrisa condescendiente por reflejo.

"¿Eres cristiano protestante, verdad?" - le pregunté.

Para ese momento ya le habia echado un ojo a su apariencia lo suficiente para saber la verdad. Arreglado a medias, una cruz simple de madera al cuello, pero su auto no tenia ningun rosario ni imagen colgados. Se notaba que el cortarse el cabello y la barba eran hábitos recién adquiridos. Alguien que de una apariencia común y rutinaria subitamente quería verse diferente, y hablaba de dicho tema, era obvio que era un recién transformado de católico a protestante, apenas en proceso de adaptación.

Me confirmó lo anterior, y le cuestioné el porqué de lo que aseveraba. Se escuchaba dudoso, comenzando sus oraciones siempre con un: "No sé, es que...", pero le presté genuina atención. Me nombró los acontecimientos que están causando problemas a México, y lo comparó con uno o dos eventos de historia (seguramente estudiados superficialmente), poniéndolos como ejemplo de que, indudablemente, el Maligno está haciendo tiempo extra.

"¿Tú crees en él?" - le pregunté entonces. Me respondió que el Mal es algo innegable, que podemos verlo en todos lados, y la gente comete acciones en contra de su prójimo, y que vemos ahora al crimen organizado en el pais, a los grupos terroristas en otros sitios del mundo, a las pandillas y agresores sexuales dándose gusto con sus víctimas. Y que eso, para él, era el mal.

Le dije a continuación que lo que yo le habia preguntado no era si creia en el mal, sino en el demonio, en el ente poderoso y maligno al cual le estaba achacando todos los problemas de la gente que acababa de mencionar. Lo único que atinó a hacer fue a devolverme la misma pregunta. No le contesté. Mi propia experiencia con el Demonio no era algo para esa discusión, y ciertamente no para los oidos de esa persona.

Y es aqui donde le expliqué a esa persona con quien hablaba, la diferencia entre un ser genuinamente maligno y alguien que es solo esclavo de emociones. Y durante el trayecto pensé en ustedes, mis lectores, y en que querría compartirlo con ustedes también.

Tuve mis propios capitulos con el Mal. Y conocí a un par de personas que en verdad son malignas. Hace años no sé de ellos, y tal vez es lo mejor. Más aún, siendo que uno no tiene el mismo nivel de sangre fría (o sociopatía, pudiéramos llamarle), el tenerles cerca no seria nada provechoso.

Lectores míos: el verdadero malvado se entrega al Mal por el Mal mismo.

Déjenme ampliar lo que acabo de decirles. Usualmente cuando se habla de la gente maligna, nos vienen a la mente individuos como los siguientes:

mara salvatrucha

Hombres que venden drogas, secuestran, y se enfrentan entre sí con una variedad de armas, sin duda cometen acciones inmorales, y ellos mismos lo son. Pero no dejan de ser individuos que se han dejado atrapas por una marea de estímulos que nunca se detienen a estudiar, a intentar comprender.

Mucho más fácil simplificarlo todo y decir: "Quiero ser un chingón, tener muchas viejas que cogerme, una casota, carros chingones, y que me tengan miedo". El criminal típico, tanto entre latinos como en el vecino país, y el resto del mundo.

Puedo asegurarles que la inmensa mayoría de los anteriores se asustarían al ser encarados al juicio de Dios en persona (para quienes no creen en su existencia, síganme la corriente un momento), o frente a Lucifer y el tormento eterno.

E incluso no tendrian que llegar hasta tal punto, sino en la antesala. A quien es realmente malo o a quien era más pose que otra cosa, lo distinguirás en su lecho de muerte. Ahi es donde se quiebran, es ahi donde son lágrimas y arrepentimiento, mientras que en otro tiempo querian solo coger, gastar, tragar, y matar.

Ante la idea del castigo, o más bien la justa retribución, de sus malas acciones, esa dureza deja ver lo blando que había debajo en realidad. También pasa lo mismo si de pronto pierden todo. Hitler es un buen ejemplo de ello. Habiendo fracasado su plan para reformar y conquistar al mundo haciendo avanzar los estandartes nazis, les aseguro que supo que estaba a punto de quebrarse. Y, adelantándose a ello, se dio fin. Era también un ejemplo de la dureza con un lado blando debajo que mencioné, con la diferencia de que por orgullo prefirió la inexistencia antes que dejarse ver así.

El malvado va un paso más allá.

Carlos Slim

A él no lo verás siendo esclavo de los placeres mundanos, él será quien te provea de ellos. Se moverá inteligentemente, haciendo que de una u otra forma, tus necesidades convergan en él.

Benedicto XVI en el Vaticano

No lo verás necesitado de decir a cada rato lo malo que es. Antes bien, tomará con gusto el estandarte del bueno, el que está del lado de la paz, la moral, lo que a la gente conviene.

George Bush

El malvado no tendrá remordimiento de lo que hizo. Antes bien, se justificará. Aún si no es muy inteligente, sabrá maquinar sus pretextos para que, aunque no convenza a todos, de todos modos no tenga que ser llamado a rendir cuentas. Y le vendrá mejor si le llaman tonto; incluso se pondrá a sí mismo en esa posición, para disimular mejor sus intenciones.

En ocasiones le verás como un ser favorecido por la naturaleza. Valiéndose de que el humano piensa que lo que es agradable a los sentidos, forzosamente tiene que ser bueno. O le verás combinar esos favores físicos con el don de la palabra, haciendo de Caballo de Troya en vidas, familias, organizaciones, y hasta naciones. Y será tal tu confusión, que en cierta etapa de tu vida no sabrás distinguir a la gente buena agraciada por la naturaleza, de las anteriores mencionadas.

Otras veces aparecerán como innovadores mentes que dan algo útil y/o entretenido a la humanidad, presentándolo de una forma tan creativa e innovadora, que dicho regalo te hará olvidar el costo que hay detrás de las acciones de éstos hombres, preocupándote solo por tener lo que ofrecen y no a quién afectan por ello.

TELETON

Te los toparás también escudándose en quienes realmente sufren, cuando en realidad no les interesa mas que conseguir sus propios fines. Visualizando todo como una estadística de costo-beneficio, aún se darán el lujo de mostrarse como almas nobles.

Congreso de la Union

Dirán, además, que hablan por el pueblo. Que la libertad, fraternidad, e igualdad son ideales que defienden, y mediante promesas subirán escalones, para enseguida dar una imagen distinta a la de un principio. Te mostrarán lo fácil que lo blanco se torna negro, y más en un mundo al que se le ha enseñado a creer que existen otros tonos.

Y de éstos, amigos míos, surge el árbol del cual alcanzamos solo a ver sus ramas. Sus ramas, que son esos impulsivos esclavos de lo sensorial que a toda costa quieren probar lo grandes, poderosos, y terribles que son.

Y mientras tal cosa sucede, el verdadero malvado está tras bambalinas, despreocupado, sin importarle si su nombre se menciona, se ignora, o es vituperado.

Al malvado no le importan las consecuencias. Con gusto iría al Infierno por el solo hecho de ver cómo es. Ante la muerte, vería a su propia aniquilación con orgullo y desverguenza, con soberbia contemplaría a quienes le castigaran por sus acciones y hasta pediría más.

Le daría lo mismo si a sus allegados algo les sucede, pues si su propia integridad sería sacrificada con gusto al Mal, tanto más fácil la de otros. Y si le ves empeñado en existir más tiempo, no es por miedo a la muerte o por deseo de redención, sino para alcanzar a tocar más vidas de esa forma tan peculiar con la que suele hacerlo.

A un par de ellos, verdaderos malignos, conocí en mi vida. Un hombre, a quien llamé admirable, a quien llamé un líder y amigo. Y una mujer, con quien compartí cama, caricias, y secretos. ¿A cuántos conoces tú?

Guárdate del Mal, lector. Porque en efecto, sus recompensas son tan dulces que incluso el que ahora te escribe es tentado aún por su voz que llama, pero su precio es grande, y el perfil requerido es muy, muy elaborado.

¿Y qué es de esas dos personas mencionadas? ¿Y qué hay del Diablo en sí? Eso es algo de lo que se podría hablar, sí, en alguna otra ocasión.

...

6 comentarios:

  1. la maldad es tan abstracta y compleja, pero tan propia sólo de los seres humanos...

    tan arraigada en el alma... tan destructiva, pero tan placentera... y cuando es ejecutada por una mente maestra y serena es casi artística... uno de mis grandes enemigos en esta vida lo es... bastante... el problema es que le falta visión a largo plazo, es por eso que últimamente he podido ganarle algunas partidas interesantes...

    ResponderEliminar
  2. Caray Alexander...

    Tenia tiempo de no visitar tu blog, ultimamente he vivido mas la realidad que la virtualidad. Pero esta entrada me ha parecido magnífica! tanto por el tema como por tus apreciaciones y los ejemplos mas que apropiados.

    Una pregunta...Tu eres ateo o sigues alguna religión?

    Tu ultimo comentario en mi blog te lo he contestado. Sobre quien merece sufrir. Tienes toda la razón.

    La maldad tiene tantas caras! a veces puede ser en forma de dulzura, o tras las habilidades de un manipulador, en fin...bastante amplio el tema.

    Saludos!

    Diana

    ResponderEliminar
  3. El sábado al llegar una de las primeras visitas me recordó si me había pasado algún contratiempo...

    La realidad es que la semana pasada he viajado precisamente el fin de semana, siendo la causa que desestabilizó los días que tengo para continuar con mis pautas, motivo por el que no edite.

    Una vez aclarada mi ausencia, no hay nada más gratificante como saber que se puede notar una pequeña ausencia en un espacio tan inmenso, es lo que me motiva a seguir adelante, cuando en ocasiones estoy muy limitada de tiempo y hago lo indecible para estar a vuestro lado porque siempre os llevo en el corazón como la joya más preciada.

    Estos y otros detalles te hacen sentir como una flor al amanecer rodeada por la bruma de la ilusión.

    Abrazando los sueños que visten de seda al brindar la mano de la amistad.

    Besos de esta amiga que te estima y no te olvida!!

    María del Carmen

    ResponderEliminar
  4. Es una interesante entrada. Se expone un paradigma diferente de lo que es la maldad, que en todo caso, son los tonos de grises más oscuros que podemos encontrar en la escala bien-mal, tomando en cuenta que jamás encontraremos el blanco puro o el negro total.

    Saludos hermano.

    ResponderEliminar
  5. MI MUY RESPETADO REVERENDO. Perdón por la ausencia en su espacio; quiero ponerme al día, yo creo que el gobierno si debe pactar con el narco, yo he sido mercenario con escrupulos aunque no lo crean y se que los que los malos y los bueno de las altas esferas comen en la misma mesa y hasta del mismo plato, particularmente se que los carteles son como la mafia italiana tradicional, tienen honor y respetan la famili8a y los pactos, se he atestiguado muchos que no detallo por obvias razones. PERO LOA ZETAS NO TIENEN RAICES, NI FAMILIA NIN TRADICIÓN, ESOS SON MERCADERES DEL TERROR, ELLOS SI DEBEN SER ANIQUILADOS.

    En cuanto a éste post, el mal se cierne sobre la humanidad desde el inicio de los tiempos y siempre disfrazado de mil formas y con mil caretas; hoy con el aspecto de una bella mujer que secretamente te destruye, te usa y te corrompe para finalmente aplastarte como a un insecto, mañana como el aprente amigo fiel que murmura a tus espalñdas, que se beneficia de tí parasitandote, que te adula y que el día en quye caes en desgracia es el primero en injurisrte, atacarte y procurar tu muerte, yo he conocido el mal y he peleado con él, he sobrevivido a sus estratagemas y mas de dos veces he debido hacerme una nueva vida por su causa y por mi error al no detectarlo a tiempo.

    Jesus el maestro fue muy claro "por sus hechos los conoceréis".

    ResponderEliminar
  6. y lo que realmente me interesa de vos MAESTRO, el post pasado realmente es elocuente, sim embargo desconozco la realidad completa de su estadoreal y actual, al igual que las causas que lo originaron, aunque prewsumo algunas que son más emocionales que físicas, no se si haya un antecedentes del uso de sustancias, en fin lo que quiero decir es que no soy quien para deciros o sugeriros un cause a tomar. Pero si me atrevo a decir que me preocupa tu salud y que ello trascienda. yo creo que sería sano el poner los pies en la tierra y establecer porqué arrastrar la humanidad y sufrir de esa manera?, que es lo que debo hacer?, puedo hacerlo?, tengo los suficientes huevos para iniciarlo y no parar?, voy a sufrir? (esa es una pregunta pendeja porque ahuevo que vas a sufrir); creo que habría que pensar que chingados me sucede? y cuando ya lo sepas preguntar que debo hacer para corregirlo?, y cuando sepas qué hacer, entonces decir tengo la fuerza para hacerlo?; tu sabes que si todo va bien pero lo último no está entonces ya valió.

    yo sé que tu tienes una fuerza de voluntad y mental encabronadamente grandes y sér que lograrás salir de ese pozo; de hecho ya lo haz hecho antes, solo tienes que repetir la proeza.

    Au revoir.

    ResponderEliminar

Puedes comentar como Anónimo sin tener que ingresar con tu perfil de Google o algún otro. Solo selecciona del menú "Comentar como" y elige entre dejar Nombre y URL que desees, o solo Anónimo. Gracias por visitar.