3 abr. 2011

Amores Imposibles: platónicos y no tan platónicos

pelirroja sexy

A todos nos ha sucedido. Desde niños, hasta ya adultos, el famoso amor imposible. O bueno, el que las circunstancias, tradición, y posibles consecuencias han tornado imposible.

Cabe aclarar que no hablo del platónico. El platónico se forma cuando solo tienes la idea (Platón vislumbró el concepto de lo que es la Idea. Por ello se llama así. Nota extra cultural). La idea difiere en la mayoría de los casos de lo real, pero puedes pasar una vida sin enterarte.

Tu celebridad favorita, aquella a quien deseas locamente, tal vez en la vida cotidiana sea insoportable, o tal vez es agradable pero nada extraordinario. Sin embargo, para ti seria de lo mas genial el tenerla. El concepto que te has formado de la persona lo volvería un acontecimiento inolvidable.

Pero, ¿y cuando es alguien a quien sí tratas en tu vida, con quien sí convives?

En una ocasión, ocurrió que a un amigo y a mí nos gustó la misma chava. De esto hace ya muchos años. Pero había tenido éxito en sepultar lo que me provocaba ella, luego de que empezó a andar con mi amigo. De hecho, los demás que nos juntábamos y yo le dimos apoyo a que se lanzara, ya que el cabrón por si solo no daba una.

Tan solo imaginen: cuando le iba a pedir que anduviera con él, nos dijo que fuéramos detrás de ellos caminando, como si fuéramos sus porristas. Y tan chicos no estábamos, créanme. Ya habíamos salido de secundaria.

En fin, anduvieron, y mi respeto fue total. Pero cuando se dio que se separaron, en una conversación con él, salió ella al tema. Y de él nació el decir que si yo intentara algo con ella, que tendría su bendición. Le pregunté si lo decía en serio, y afirmó que sí. "Es más, llámale".

Mis estimados compañeros de género: eviten hacer ese tipo de cosas. Nosotros no somos como las mujeres, que dicen una cosa esperando otra. "Ay, es que te dije que salieras a donde quisieras, esperando que a donde quisieras ir fuera conmigo y a donde yo dijera". Les suena familiar, ¿no? Bueno, por amor de Cthulhu, USTEDES NO LO HAGAN.

Le llamé, aceptó verme, la acompañé a pasear al perro de su vecina, al que le habia dejado por irse de viaje. Las cosas evolucionaron, hasta que llegamos a ser novios. La pasamos bien, el sexo fue genial, y me sentía a gusto.

Y el cabrón este va saliendo con que en realidad esperaba que yo me hubiera negado a buscarla.

No me proclamo víctima inocente, pero debo decir que fue injusto el que se me tomara a mi por el "malo", si el error primordial fue suyo. Tan sencillo que es decirle a un amigo de toda la vida: "Aun la quiero, aunque es una culera que me abandonó, y no querria que alguien más se le acercara". Fácil, simple.

La mujer en cuestión acabó por mandarnos al carajo a los dos. Ni siquiera nos tomaba en serio. En el presente, la tengo en el Facebook como contacto, y llegué a saludarla algunas veces, y me respondió educadamente. Pero no se acordó de quién soy. Ya me imagino la horda de carajos que habrá tenido en su vida, entonces.

Pero eso fue solo una anécdota de amor "imposible" y prohibido.

La última y nos vamos, como dicen. Existe otra que me viene a la mente, de tiempos más recientes.

La Tía.

No, no una tía mía. Era la tia de alguien que conozco.

En su familia, las mujeres en su mayoria son atractivas. Y habia escuchado sobre la Tia antes (está de más decir su nombre, era su tia, punto). Compañeras de clase de mi ex y mias me mencionaron alguna vez que se trataba de una mujer muy guapa y simpática.

Pero las palabras no le hacían justicia. Y me di cuenta de ello cuando por fin la conocí. Visitamos su casa, y cuando me la presentaron y estaba dándole la mano, antes de abrir la boca para decir "soy Alejandro, mucho gusto", me ocurrió algo como ESTO.

Durante la conversación, me comporté lo mejor posible. Era, efectivamente, muy simpática. Con todas mis fuerzas intentaba ignorar el hecho de que mientras le prestaba atención, en mi mente estaba ésta canción como fondo musical:



Y entonces ocurrió: la Tia le dijo a sus hijos que fueran por algo de cenar para todos.

Y me quedé solo con ella.

Amigos míos, ni en la época de mi pubertad, contemplando pornografía y viendo a mis compañeras de colegio, sentí un impulso tan cachondo, cabrón, letal, sexoso, imperioso, goloso, poderoso, y muchos otros osos, como en ese momento.

Atiné a seguir la plática y contestar las preguntas de la Tia respecto a mi familia, a mi trabajo, y no sé qué más. Pero ya me encontraba en una nube de pensamiento. El terrible demonio del deseo en forma de un invisible humo acariciante, me rodeaba y se enroscaba en mi cuello, acercándose a hablarme al oído y proponiéndome hacer varias cosas.

La Tia tenia un elegante vestido color oscuro que dejaba ver sus hermosas piernas, blancos pilares que resguardaban la entrada al Paraíso de su interior. La imaginación hizo presa de mi finalmente. Pensé en hacer rodar a esa beldad de piel maravillosa por el suelo, fundidos en apasionado abrazo. Tenderme a prestar merecida adoración a su ser.

Me veía deleitándome al darme cuenta que su vulva exquisita sabía a la más dulce fruta, húmeda, extasiante. Sus piernas se enroscaban alrededor de mi, y su cuerpo se ondulaba al contacto de mi lengua y otras de mis arremetientes extremidades. Mi ansiosa daga sexual efectuaba finalmente el sacrificio de su sagrado montículo, nuestra batalla era de fuertes contastes: complaciéndonos salvajemente, amainando y tratándonos con dulzura, perdidos en el delirio.

- ¡Ay, Alejandro! - exclamaba ella - ¡Estoy ardiendo, girando, flotando sobre el mundo! ¡Has aprisionado a un sol dentro de mi!

Finalmente, la última pizca de energía se iba de nosotros, y nos quedábamos tendidos, agotados, abrazados y sin querernos soltar.

Lamentablemente, eso pasó solo en mi mente. Cuando llegaron los demas, se reventó la nube.

Nunca me decidí a lanzármele a la Tia, por si se lo están preguntando.

¿Y tú, lector? ¿Qué anécdotas de amores imposibles quieres confesar?

...

6 comentarios:

  1. Anécdotas? ... imaginarias o reales? juaaaaa juaaaaaaaa
    haber... la primera fue mi profesor de Filosofía cuando tenía 15 años. Hasta le llegue a escribir una carta... que oso jaa...
    otra el chico más inteligente de mi carrera (lo cual se traduce al número uno en notas juaaaa).. cuando estaba en la universidad... llegue un día borracha a una fiesta de mi carrera, lo encontre a él, solo recuerdo que me acerque, le agarre el rostro, comence a decirle algo al oído (mientras su novia estaba con sus amigas) y luego me vino una laguna mental (por la borrachera) y solo recuerdo el flash de mi cámara, y al día siguiente el tipo preguntandome cuando repetiamos las fotos...
    Por mi borrachera perdí la cámara, y no supe en que consistio las fotos... y tampoco lo recuerdo..
    alguien me dijo por ahí, que me estaba besando con él... pero nadie me lo aclaro... jaaaaaaaa
    Casos y cosas... jolines... me hiciste recuerdo tanto eso... jaa
    excelente post.. besos y abrazos Rev. Alex.., nos estamos leyendo.

    ResponderEliminar
  2. Buen post Reverendo.
    En una ocasión en mi adolescencia, tuve un amor con la prima de un vecino. La prima venia de visita, ellos eran de clase acomodada. Ella era bonita, linda, pudiente, simpática, lejos de mis posibilidades. Pero un día sin mas, platicamos y vivimos una aventurilla, una que nunca olvidare, pensé haber conocido el amor con ella, y enfrente algunas humillaciones de su familia, en nombre de aquel amor. La alejaron de mi y nos comunicamos por algún tiempo mediante cartas y telefonazos, toda una historia de telenovela. Pero mas tarde me entere de la fichita que era aquella niña y del papelote que yo había hecho en aquella telenovela, pero definitivamente fue una experiencia gratificante.
    Saludos reverendo!

    ResponderEliminar
  3. Tenía rato sin pasar por estos lares, ¡y qué buena entrada encontré!

    Amores imposibles... prefiero que esos se queden al interior de mi cabeza y mis recuerdos. Soy muy frágil en ese aspecto.

    ResponderEliminar
  4. la historia de mi vida es la historia de los amores imposibles... me lleeeeva la!!!!... después de varios años de no tener un amor imposible, pasó que llegó una con toda la pinta se ser amor posible... pero no se, como q estos dias ha andado muy rara después de que andaba muy poca madre todo... mataría a un cachorro tierno con tal de que se haga posible jajaja... no tanto, pero si estaría en extremo chingón si se da...

    saludos!!!

    ResponderEliminar
  5. jajajaja no manches, me hiciste reir con este post y con el video de la prima de monica y ross de Friends jajaja

    emmm en cuanto amores imposibles.. diosss, mi vida esta plagada de ellos ! mal pex, no?

    ResponderEliminar
  6. Asu,que historias!!
    Pues actualmente tengo un amor imposible, mi ex enamorado, quien me cuenta que quiere conocer a alguien diferente, q esta conociendo personas, q lo intentaria con cualquiera para ver q pasa,palabras q me duelen,ya q el dejo de quererme y apesar de todo lo q el me ah hecho y dicho no puedo dejar de pensar en el, lloro cada dia creyendo q asi lograre algo pero no me quiero dar cuenta q el jamas volvera, y q yo deberia hacer mi vida como el lo hace.perdi el interes de conocer a alguien mas y me arrepiento mucho de las oprtunidades q deje pasar x el. lamentablemente fue mi primer enamorado y la unica persona q eh querido hasta el dia de hoy. quisiera darle vuelta a la pagina y seguir, pero no puedo, e aun esta en mi.

    ResponderEliminar

Puedes comentar como Anónimo sin tener que ingresar con tu perfil de Google o algún otro. Solo selecciona del menú "Comentar como" y elige entre dejar Nombre y URL que desees, o solo Anónimo. Gracias por visitar.