7 abr. 2011

Muerte de estudiante de Psicología de la UANL durante atentado en Monterrey

En recientes días, una ola de ejecuciones del tipo de las que ya se han vuelto costumbre en Monterrey, Nuevo León, una estudiante de la Facultad de Psicología de la UANL de nombre Gabriela Pineda, murió atropellada, al quedar enmedio de la ejecución de un policía a manos de un grupo criminal.

Como respuesta a esto, el director de la Facultad, los estudiantes, y otras personas, rindieron homenaje a la estudiante, y posteriormente hubo una manifestación en el centro para expresar el repudio hacia la violencia, pero en particular, dejando salir voces de disgusto hacia "la guerra de Calderón contra los narcos", y también contra el gobernador del estado, Rodrigo Medina.

De Calderón podemos decir que hubo una mala planeación, y un deseo de quedar bien y de imponerse. Y de Rodrigo Medina podemos decir que es alguien caracterizado por la apatía, y por ser más de palabras que de acciones.

Y esos defectos que acabo de mencionar han estado presentes también en nosotros, los ciudadanos.

La apatía, el peor de todos, es la que uno muestra al saber de un "pesado" que vive o anda en tal parte, al saber que cerca hay una bodega o casa donde ocurren turbiedades, y elegir no hacer nada a pesar de poder ir a un teléfono público y llamar al número de denuncia anónima de las fuerzas armadas, en el cual no tienes que dar datos personales.

La mala planeación, de todas aquellas familias que en el área metropolitana viven en las colonias Independencia, La Campana, Altamira, etcétera, y se multiplican como conejos sin tener con qué darle comida y educación a quienes engendran, garantizando así más soldados para las filas del crimen organizado, y también de los adictos.

Apatía nuevamente, de aquellas familias que se sienten "de un nivel mejor", y ven a otra parte cuando alguno de los suyos da signos evidentes de ser un adicto o un maleante, y justificandolo con un "yo lo quiero mucho, haga lo que haga", o diciendo que eso le pasa a otros de otros estratos sociales, no a ellos.

No sé qué esperan al hacer sus marchas, al hacer sus altares, al repetir la gastada frase "YA BASTA" por televisión. No hace ninguna diferencia, y todo eso en su mayoría viene de gente que es más de palabras que de acción, igual que el gobernador a quien critican.

Es cierto lo que argumenta el gobierno federal: no toda la culpa recae sobre ellos. Pero también es verdad que de ellos debe venir la solución, radical y efectiva, aún si ésta requiere de tomar decisiones poco populares. Es lo que muchos ansiamos ver: un gobierno que tome decisiones sin miedo y efectivas, aunque le cueste popularidad.

Estamos en un momento en que debemos preguntarnos si las vidas inocentes perdidas y el clima de intranquilidad son un mal necesario en ésta guerra contra el narcotráfico, o si es preferible una legalización de drogas y modificación al sistema penal y a las filas policiacas, a pesar de lo poco popular que sea esto para el sistema pluripartidista, los religiosos, el Yunque, y otros, con tal de evitar ya que cada día siga habiendo muerte y destrucción en todas partes.

Que descanse en paz Gabriela Pineda, e igualmente los otros inocentes caídos. El pueblo desea justicia, y una mano decisiva que actue contra los cárteles y ponga fin a su guerra. La paz es posible, si quienes gobiernan en verdad tienen voluntad.

Noticia en Milenio

...

9 comentarios:

  1. Ja, ja. por fin me tocò ser el primero, perdòn por la fijaciòn del primer comment, voy a leerlo y vuelvo a comentar. saludos maestro.
    Au revoir.

    ResponderEliminar
  2. RIP

    Espero que esta guerra se acabe con elsexenio :S pero cuantas vidas faltarán?¿
    Estamos en Frecuencia.

    P.D. definitivamente la lealización de las drogas no es para nada la solución (la mayoría del dinero del narco viene de los compradores de USA y Europa, si hay un mercado mínimo en mex y centro américa, pero mientras no dejen de consumir allá pue esto no se acaba aunque aquí la regalen) bueno, eso es lo que mi lógica me dice. Saludops nietecito!

    ResponderEliminar
  3. Un rostro,una mirada,una historia,una biografia...cruces de caminos,estar ahi,dónde la sin razón se adueña de las calles.

    Bs

    ResponderEliminar
  4. Pues que poca madre, el gran problema es que siguen si verse pies ni cabeza en la lucha contra el narco. Si hubiera bajas pero la calidad de vida del resto hubiera mejorado, podríamos mostrar algo de inhunama indiferencia y sentirnos conformes, pero ni eso
    Edición Extra

    ResponderEliminar
  5. Pues este enanito alcohólico trae al país de cabeza, arrastrandolo entre sus pezuñas cual si fuera una pieza de algun material desechable, casi una basura.

    Concuerdo con usted, Alexander, en el hecho de que la falta de una estrategia hundió el país en una guerra dispar, ya que mientras el ejercito con el que cuenta la nación esta mal preparado y equipado para hacer frente a este tipo de situaciones, el crimen organizado cuenta con mas recursos y como todos sus miembros son desechables, con promesas de dinero y poder acarrean a cualquier don nadie para hacerles el trabajo.

    Se escucha de un fenómeno de desmoronizacion donde los grandes grupos criminales que antaño eran respetados y que no se metían con la población de una manera tan sinica y descarada, al verse atacados y amedrentados, se separan en grupos cada vez mas pequeños, que pululan sin control.

    Lo que comenzó con buenas intenciones (...) termino con las vidas de muchos civiles que nada tenían que ver con esta "guerra".

    Ahora bien, como expone, marchas contra la violencia, gritar un alto y rezar con toda la fe en el corazón como lo recomiendan muchos grupos religiosos para que los criminales cambien su parecer y dejen de lado todo el dinero rápido y el poder con los que gozan, para ser redimidos por el dios y por el pueblo es darle de tragar cagada a el pueblo, una repugnante burla hacia todos nosotros.

    ¿Que mas podemos hacer? ¿una revolución y un golpe de estado? generando mas violencia, parece razonable, ¿legalizar las drogas de consumo mas común?

    ResponderEliminar
  6. Lo siento... a veces parece que en la ciudad de mexico vivimos en una burbuja... cuando la violencia masiva nos alcanace espeor que algo cambie... y formare parte de ese cambio... creo que muchos de los jovenes actualmente ya forman ese cambio... eso espero

    ResponderEliminar
  7. otra más... otra vez,,, una rayita más al tigre de esas que para el gobierno no se nota... al cabo que en dos años según dicen ya esto de la delincuencia va a bajar, así que vale la pena q siga pasando... derechos humanos, para qué!!! pfff q asco!!! ... que contradictoria toda esta "estrategia"... que gobierno tan pendejo y aferrado... que poca madre, que indignante... que descanse en paz junto con todos esos muertos que se siguen apilando día a día... todos, mexicanos que perdieron la oportunidad de hacer algo trascendente y benéfico...

    ResponderEliminar
  8. Si llega a salir alguien a defender sus derechos y a pisotear a estos carteles y asesinos, habrá mucha sangre de por medio. Es una lucha que generará mas violencia. Pero en este punto, si así se llega a eliminar a estos malvivientes de la sociedad, pues que así sea.
    Besos y abrazos Rev. Alex, nos estamos leyendo.

    ResponderEliminar

Puedes comentar como Anónimo sin tener que ingresar con tu perfil de Google o algún otro. Solo selecciona del menú "Comentar como" y elige entre dejar Nombre y URL que desees, o solo Anónimo. Gracias por visitar.