30 ago. 2012

Las cogidas y embarazos de nuestros antepasados no necesariamente nos hacen familia


Muchos de los que lean esto lo comprenderán, ya que les ha sucedido también: qué dificil es tratar (o soportar) a aquellos que son nuestros "familiares a medias". ¿A qué me refiero con ésto? Pues a esos parientes con quienes nunca hablas, que ni te acuerdas que existen, y lo que es más: ellos no se acuerdan de ti tampoco, y tampoco les importas. Permítanme hablarles un poco de esto.

Hay un tío de quien ya hablé en una anterior entrada del blog, aquel que gusta de hacer aspavientos junto con su familia y que le ponen alcohol en la nariz cuando lleva a cabo sus desmayos improvisados. Cuando era niño, ese tío me causaba admiración, debido a su gusto por la lectura y sus ideas.

Pero empezó con sus teatros tontos, y se peleó con mi madre por algunos problemas entre hermanos (mis tíos), lo cual sucede en todas las familias. Luego del bombardeo de palabras de un lado y otro, nos distanciamos de ellos. Ahora, solo cuando algun pariente ha fallecido nos los encontramos, y no siempre saludan. Viven en la misma ciudad que yo y es como si estuviéramos en planetas distintos.

Mis primos, los hijos de ese tío, intentaron un buen dia volverme a hablar. La menor de ellos me habló en la calle, y al principio no la reconocí. Ya que me pidió mi información de contacto, no quise parecer un completo ojete, y se la di. Y vaya que en las siguientes semanas me arrepentí de hacerlo.

La forma en que interactuaba conmigo era la siguiente: preguntaba por mi padre, por mi hermano, y finalmente mencionaba algo del clima. Lanzaba después indirectas hacia mis otros tíos, y luego se dedicaba a hacerme preguntas de lo más indiscretas, las cuales evadí por buen tiempo, hasta que me vi forzado a decirle que mis asuntos no eran de su incumbencia, y la bloqueé. A sus hermanos también.

Por supuesto que no faltará quien diga "qué mamón eres, es tu pariente y se estaba interesando en ti". Pues les tengo noticias: no todo el que te hace preguntas sobre tu presente lo hace porque le importes. La mayoria de las veces lo hacen por morbo, por saber qué tan jodido estás económica o emocionalmente, y qué tan útil les puedes resultar en un futuro. Por eso esos familiares que ves solo en ocasiones especificas olvidan con facilidad los detalles de tu vida que en realidad no les importan, pero no aquellos que les pueden servir. ¿No me creen? Tan solo díganme cuál de las siguientes dos preguntas es más común que te hagan de entrada: "¿Eres feliz?", o "¿En dónde estás trabajando?"

Eso para mi no es familia. Como ya lo dije: el hecho de que Fulanito cogiera con Fulanita generaciones atrás, y se viniera dentro de ella y la dejara embarazada, y tengamos en nuestro código genético una relación con ellos, no forzosamente nos vuelve familia. El respeto, apoyo recíproco, y convivencia son los elementos que hacen real un parentesco. Y la ausencia de ellos es lo que le pone fin. ¿De qué me sirve que X tipo fuera mi primo con quien jugaba de niño, si por años dejó por completo de hablarme? El que es actualmente no es nada mío. Y ciertamente, no le voy a dar un pase backstage para entrar en los asuntos de mi vida.

Y así son, como muchos en otras familias. No olvido el apoyo que nos hemos dado mutuamente en ciertas situaciones en el pasado pero la realidad es que nuestra relación es fría y distante, cada vez es más evidente que están actuando al decir alguna frase de afecto, y finalmente quiero agregar que los hijos de ciertos parientes y/o sus parejas (los que vienen siendo parientes politicos) no son muy amables o sinceros que digamos. Y en cierta forma se entiende, jamás nos vemos y no sienten afecto ni respeto por uno en realidad, y ahi se prueba mi punto: prácticamente no somos nada.

Imagínense: si no convivimos casi nunca, ¿creen que es facil platicar sobre mi, contestar a sus preguntas, fingir que somos la gran familia feliz? No lo es. He tenido un trato más cercano y de confianza hasta con la señora de la tienda de la esquina que con ellos.

Por fortuna, el lado bueno existe también. Tengo familiares que si bien están lejos físicamente, viviendo en otras ciudades, su afecto e interés han probado ser genuinos. De pequeño les consideraba más mis hermanos mayores que como primos. En resumidas cuentas: quienes me dan su afecto y son honestos conmigo, saben que les devuelvo lo mismo. Y los que no, para mi no somos nada, aunque en términos legales se diga que son mis familiares.

...

18 comentarios:

  1. Siempre viví distanciada de mi familia, la materna viviendo en el DF y la paterna en Chihuahua, nosotros en Coahuila...sumándole la distancia exista la brecha de edades, gustos y tiempo de convivencia. La verdad he vivido bien sin ellos y ellos sin mí.

    Sólo mera coincidencia genética.

    Saludos!!

    ResponderEliminar
  2. "no todo el que te hace preguntas sobre tu presente lo hace porque le importes"


    Totalmente cierto. Buen post.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  3. Precisamente en el post de la muerte dejo ver entre lineas de algo parecido. Alguien que después de mucho apareció para gritonearme y advertirme cosas siendo que hace mucho nos llevábamos bien. Adivinaste, es un familiar muy allegado a mi pero que se distanciaron cuando el tío falleció.

    Yo en el fb he bloqueado incluso a dos de mis hermanos porque ah jijo!

    He visto también muchos contactos que son familiares pero siento que nada me une a ellos mas que los apellidos ilustres que porto. Para mi la única familia que tengo son mis hijos, esposo y La Bellita, así de fácil. Incluso para no ver a esa familia no voy a fiestas ni siquiera velorios ni nada de eso.

    Como dicen mientras mas lejos mejor.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. @Teresa: la distancia es un factor determinante en ocasiones. Aunque, si hubiera voluntad, esos parientes se mantendrian en contacto. Mas ahora, que tenemos internet. Pero bueno, si no desean estar, tambien esta perfecto. Como tu misma dices... seguimos bien sin ellos, y ellos sin nosotros.

    @Bruno: muchas gracias. Saludos igualmente.

    @Malquerida: ¿Como que "adiviné"? No entendí.

    Si, tristemente hasta los hermanos fallan. No niego la posibilidad de que el mio tambien vaya a salir con chingaderas eventualmente y se aleje. Allá el si eso decide hacer, es el ejercicio del libre albedrio.

    ResponderEliminar
  5. La distancia es un factor determinante pero hay parientes que no les importas y ni siquiera tienen la gracia de saber sobre ti.

    Hay de todo en este mundo.

    Saludos y sigue leyendo Publimetro o Metro como se llame :)

    ResponderEliminar
  6. Cosa de familias... cada una es un mundo entero, y si no se tiene mucha confianza la relación no se hace llevadera y para nada agradable.

    Leeré el post de los funerales, aun no lo leo.

    Un beso!

    ResponderEliminar
  7. @Maxwell: Si, como te comentaba en tu blog, Publimetro tambien se reparte aqui, al igual que en tu ciudad. Mucha mejor opcion que los periodicos amarillistas filiales de Grupo Reforma.

    @Marite Alarcon: ¡Para nada agradable, en efecto! Y es triste ver que hasta dos hermanos de sangre, con el paso de los años, llegan a ser practicamente extraños. Algunos se topan en la calle y ni se reconocen.

    ResponderEliminar
  8. Aaaah! la familia.... malditas redes sociales, después de tantos años escondiéndome del apellido paterno me encontraron... Pitiful!

    Y pues si, el que compartamos genes no quiere decir que somos familia, cuando eres un niño te obligan a convivir con "familiares" que a lo mejor no soportas y no quieres ver, afortunadamente cuando creces puedes tomar la decisión de quien o a quienes considerar tu FAMILIA, así como a los amigos, que a veces terminan siendo mas familia que la de sangre.

    Saludos y reportándome!!

    ResponderEliminar
  9. Toda mi familia está ausente.

    La verdadera familia que sé que nunca me fallará es la conformada por mis padres y mis hermanos.

    Triste pero cierto.

    Y la verdad con tener solamente su apoyo soy feliz.

    Saludos y buen viernes.

    ResponderEliminar
  10. Bien, creo que si comento lo que se me vino a la cabeza este comentario tendría un tamaño enorme y blogger lo censura u_u

    Y es que fíjate que entiendo perfecto TODO lo que dices. Aunque lamentablemente mi historia no tenga puntos buenos y cosas felices como al final mencionas en la tuya y tus parientes que aunque lejos se tienen en constante comunicación y hay aprecio.

    Mis padres están separados y desde antes ya los familiares de mi papá veían mal a mi mamá, como que no la dejaban "pertenecer". Evidentemente yo voy a hacer siempre más por mi madre que por ellos. Así que pintamos una rayota y lo más lejos que se pueda.

    A veces resulta que hay fiesta de primas y mi hermano acude porque "son familia" y a él se le hace feo no convivir por cortesía con ellos sabiendo que es lo único que tenemos (ya que por parte de mi mamá no hay tíos)

    Yo por el contrario, dejo de lado esa cortesía que de plano no me nace y prefiero seguir a distancia. Luego también me ha tocado ver sus invitaciones en FB para amistad cuando años y años han pasado y nunca hubo la intención de saber qué ha sido de nosotros desde que emigramos con mi mamá a otra ciudad.

    Como dices y hasta mi padre ha mencionado, la familia aunque no se elige tienes derecho a tampoco tener que cargarla, menos cuando sabes que no se lo merecen. Tenerlos cerca con fines chingativos, no gracias.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  11. No olvidemos tambien el curioso fenomeno de como la muerte de un familiar que sirvia como vinculo se convierte en catalizador para iniciar los distanciamientos que de alguna forma ya estaban predispuestos por la incompatibilidad de visiones, valores y caracteres.

    ResponderEliminar
  12. A veces es bueno poner muchísima tierra de por medio entre esa gente y uno. Por salud mental.

    "El respeto, apoyo recíproco, y convivencia son los elementos que hacen real un parentesco."

    Es correcto tu comentario Alex.

    Gracias a dios, conmigo no ha bastado mucho para que se corran solitas (os) afortunadamente tengo el don de cagarle las pelotas a mi familia y se evitan la pena de buscarle 3 pies al gato. Bien dicen que la familia y las redes sociales, es la peor pendejada que puede uno hacer. Saludos y abrazos.

    Yuritz!

    ResponderEliminar
  13. Me gusto este blog, me senti identificada....mucha de mi familia materna se distancio por X razon y ni los extraño... y de la familia paterna.. mejor ni hablar, cada quien jala pa´ donde le conviene.

    Saludos

    ResponderEliminar
  14. What I like to do immediately after accomplishing that a few instances
    is let my head rest all of the solution to the
    floor and have my arms out so that my elbows are
    parallel with my ears and my palms nonetheless flat on the floor facing forward.
    One is those regions of your human physique have greater alpha 2 receptors (A2) within the fat cells.



    Here is my web blog: benefits of inversion table - -

    ResponderEliminar
  15. Hola
    Encontré tu blog

    Entiendo tu punto de vista: también tengo montones de parientes por "accidente biológico" (montones de encamadas basura -con cualquiera-, matrimonios frustrados y adulterios imbéciles) y simplemente su discriminación socio económica racista en todo sentido me da asco.

    No se interesan por nosotros y yo los evito. No siento nada por ellos hasta el punto que no voy a sus reuniones-me importa un comino de quien sea: boda,cumpleaños,bautizos, etc.- y trato de no encontrarme con ellos ni de pedirles ayuda ni los visito.

    No les tengo confianza y cuando de casualidad preguntan sobre mí no les digo casi nada y desvío el tema porque ya los conozco.

    No soporto que me traten peor que a la servidumbre,como si fuera un bicho raro

    Se ha llegado a tal punto del distanciamiento emocional con el resto de mi familia que cuando muere alguno de ellos no tengo ni pena y no voy a sus entierros y me da igual porque no siento nada

    Al principio la situación me fastidiaba y ahora me resbala porque no hay cómo cambiar algo tan estúpido que es el tener una familia tan indigesta.

    Sólo me hablo con los que viven conmigo y me llevo mejor con gente que no es mi pariente y nos trata mejor que todos esos familiares que uno tiene por casualidad.


    Saludos

    ResponderEliminar
  16. Hola
    Encontré tu blog

    Entiendo tu punto de vista: también tengo montones de parientes por "accidente biológico" (montones de encamadas basura -con cualquiera-, matrimonios frustrados y adulterios imbéciles) y simplemente su discriminación socio económica racista en todo sentido me da asco.

    No se interesan por nosotros y yo los evito. No siento nada por ellos hasta el punto que no voy a sus reuniones-me importa un comino de quien sea: boda,cumpleaños,bautizos, etc.- y trato de no encontrarme con ellos ni de pedirles ayuda ni los visito.

    No les tengo confianza y cuando de casualidad preguntan sobre mí no les digo casi nada y desvío el tema porque ya los conozco.

    No soporto que me traten peor que a la servidumbre,como si fuera un bicho raro

    Se ha llegado a tal punto del distanciamiento emocional con el resto de mi familia que cuando muere alguno de ellos no tengo ni pena y no voy a sus entierros y me da igual porque no siento nada

    Al principio la situación me fastidiaba y ahora me resbala porque no hay cómo cambiar algo tan estúpido que es el tener una familia tan indigesta.

    Sólo me hablo con los que viven conmigo y me llevo mejor con gente que no es mi pariente y nos trata mejor que todos esos familiares que uno tiene por casualidad.


    Saludos

    ResponderEliminar
  17. Hola
    Encontré tu blog

    Entiendo tu punto de vista: también tengo montones de parientes por "accidente biológico" (montones de encamadas basura -con cualquiera-, matrimonios frustrados y adulterios imbéciles) y simplemente su discriminación socio económica racista en todo sentido me da asco.

    No se interesan por nosotros y yo los evito. No siento nada por ellos hasta el punto que no voy a sus reuniones-me importa un comino de quien sea: boda,cumpleaños,bautizos, etc.- y trato de no encontrarme con ellos ni de pedirles ayuda ni los visito.

    No les tengo confianza y cuando de casualidad preguntan sobre mí no les digo casi nada y desvío el tema porque ya los conozco.

    No soporto que me traten peor que a la servidumbre,como si fuera un bicho raro

    Se ha llegado a tal punto del distanciamiento emocional con el resto de mi familia que cuando muere alguno de ellos no tengo ni pena y no voy a sus entierros y me da igual porque no siento nada

    Al principio la situación me fastidiaba y ahora me resbala porque no hay cómo cambiar algo tan estúpido que es el tener una familia tan indigesta.

    Sólo me hablo con los que viven conmigo y me llevo mejor con gente que no es mi pariente y nos trata mejor que todos esos familiares que uno tiene por casualidad.


    Saludos

    ResponderEliminar
  18. Yo tuve que alejarme de mi madre. Una persona creída, pedante y misandria (yo soy hombre, así que se han de imaginar) y he de decir que desde que me alejé de ella mi vida a cambiado radicalmente para bien. Ella no es una persona completamente mala (tiene muchas características buenas) pero en cuestiones de relaciones personales no es la mejor.

    Es difícil de hablar sobre este tema con gente conocida porque te consideran una mala persona por el hecho de alejarte de tu progenitora (ya saben la cultura mexicana, la madre de uno es pura, santa y perfecta).

    ResponderEliminar

Puedes comentar como Anónimo sin tener que ingresar con tu perfil de Google o algún otro. Solo selecciona del menú "Comentar como" y elige entre dejar Nombre y URL que desees, o solo Anónimo. Gracias por visitar.