3 abr. 2013

Del por qué me gusta el shock rock

Strauffon

Alice Cooper en escena, representando la decapitación por guillotina

En el género -o sub-género, como afirman algunos- del shock rock, los artistas involucran a su música e imagen la teatralidad, acciones poco convencionales, declaraciones y funciones llamativas, y otros elementos que causan impresión y opiniones divididas entre la sociedad.

¿Por qué me agrada? Bien, ante todo, por el hecho de que dichos artistas a lo largo de la historia han puesto en evidencia una gran verdad: el mundo es un lugar jodido. Y además de crear conciencia sobre ello, pone en evidencia esa continua inclinación de la gente de polarizar todo: el bien y el mal, la belleza y la fealdad, el odio y el amor. Pero que, si bien esos elementos contrarios están presentes, la sociedad les adora por igual. Les llama la atención tanto la belleza sin aparentes defectos, y a su vez lo considerado como fealdad o deformidad. El femenino y llamativo lápiz labial, y a su vez la herida sangrante y carmesí. De algún modo, ese factor es primordial en el shock rock: atraer al oyente, al mismo tiempo que hay algo que en circunstancias normales le repele.

Screamin Jay Hawkins salía de un ataúd, cantando en un micrófono con forma de cráneo, y detonaba bombas de humo. Alice Cooper manejaba en escena la ilusión de decapitación y otros efectos especiales. KISS empleó el maquillaje y caracterización de sus personajes, y el probablemente más reconocido de ellos, Gene Simmons, es recordado por sus movimientos con la lengua, escupir fuego y sangre de la boca, y emprender el vuelo extendiendo su traje con alas.

"El rock es espectáculo, es transgresión, es Jerry Lee Lewis con un piano en llamas." - solía declarar Marilyn Manson en entrevistas, durante su gira del Antichrist Superstar. Es algo en lo que estoy de acuerdo. La teatralidad es lo que dio fuerza a la música en los años 70, y dicha teatralidad sirvió a su vez para despertar a una generación dormida. Lo suficiente para que se dijeran a sí mismos que era el momento de que nuevas generaciones surgieran, diferentes, y se hicieran notar.

Cuando de niño empecé a escuchar a algunas de las bandas en cuestión, me di cuenta de cómo ponían en manifiesto las contradicciones del mundo en que vivimos, en particular sobre libertad de expresión, sexualidad, y religión. Con las letras, portadas, y otros elementos de las bandas que escuché desde esa corta edad, venían las conocidas acusaciones y golpes de pecho de religiosos y moralistas, hablando de adoración al Diablo y mensajes ocultos en las cintas. Esas y otras acusaciones que, más que revelar cosas sobre las bandas, revelaba pensamientos internos nada agradables en la mente de los mismos acusadores.

SIC FUCKS banda de shock rock

Sic Fucks, banda shock por excelencia, recordada por sus alusiones hacia las drogas y abortos

A la vez que otorgué mi atención a diversos libros, abrí mis oídos a la música mientras leía, permitiendo poco a poco que ese mundo y sus valores tan dedicado a mostrar todo en blanco y negro, cuando en realidad (una vez que abres los ojos, puedes darte cuenta) se mueve en el espectro de grises para quien tenga el valor de asumirlo así. Tras esas noches acompañado por la música de un disco tras otro mientras daba vuelta a las páginas, es cuando me quedó en claro que lo considerado por muchos como principios morales, no son sino opiniones populares. Según la época y la impresión de la mayoría, lo bueno se vuelve malo, y viceversa.

El shock rock ha sido fácilmente explotado y difundido a través de la historia, y aunque ha estado a la baja en diversos periodos, resurge eventualmente. Además de los ya mencionados, otros de sus practicantes son más que conocidos: Plasmatics, GWAR, W.A.S.P., Dwarves, Rammstein. Cada uno usando en su mayoría fórmulas ya conocidas, pero esforzándose por aportar algo único en su música y puesta en escena.

Toda la vida he visto, como ya escribí anteriormente, a la gente buscando chivos expiatorios. Y es algo que en lo personal he vivido, de parte de conocidos y amigos, eventualmente culpándome o malinterpretándome por algo, por lo cómodo que resultaba verme a mí como el raro, el malo, o el que simplemente "no está bien, porque los demás así lo creen". Es quizá una de las más fuertes razones que me han llevado a identificarme con el shock rock y sus exponentes. Y me crié con todas esas intensas cosas: televisión, violencia, drogas, sexo, rock, cafeína, y azúcar. Es muy hipócrita que esperen que solo uno sea quien cambie y se vuelva una "versión light" de sí mismo. Yo lo entiendo; y los famosos de mis bandas preferidas también.

(Para leer sobre cómo imaginó el autor su vida como músico del género, puedes ver la entrada Los Shock Rockers)

...

7 comentarios:

  1. No tenemos los mismos gustos musicales.

    ResponderEliminar
  2. the who. pusieron de moda reventar guitarras en el escenario.

    ResponderEliminar
  3. En mi último concierto de los Yeah Yeah Yeahs me puse a pensar acerca de la teatralidad, show y lenguaje en escena, analizaba como esperamos muchos de los artistas, que sean cosas que no somos, que vayan mas alla de donde podemos llegar, que sean alter egos, que creen algo original y maravilloso, etc etc.

    Me preocupaba analizar porque es que no se puede separar lo musical de lo visual, recordé los videos musicales y como interfirieron en la imaginación que usaba antes cuando no conocia la cara de un grupo.

    Y como ya me revolví y no se que estoy diciendo acabaré con un grito awwwuuuuuuuooo estilo screamin Jay.

    ResponderEliminar
  4. chale yo de niño veia porno, no shock rock

    :-(

    ResponderEliminar
  5. Nunca me he dado la oportunidad de checar a fondo el Shock Rock, y eso que conozco a varios de los exponentes de este género... Es hora de quedarme un rato en Youtube a ver...

    Saludos.

    ResponderEliminar
  6. Casi no me he metido en las ondas que traen las bandas, artistas y demas. A mi me gusta mas que nada el rock, La musica.

    gabba gabba ! :-)
    punk ! :-)

    ResponderEliminar

Puedes comentar como Anónimo sin tener que ingresar con tu perfil de Google o algún otro. Solo selecciona del menú "Comentar como" y elige entre dejar Nombre y URL que desees, o solo Anónimo. Gracias por visitar.