12 abr. 2013

La censura de Facebook contra Secularistas y Científicos

Facebook

En mi tiempo en la red social de Facebook, me ha tocado más de una vez experimentar su afán censor, falto de lógica y sorpresivo. No es de extrañarse; una red automatizada orientada a anuncios y negocio, y acaparamiento masivo de datos de individuos no es algo de lo que pueda esperarse criterio y sentido común.

La primera vez que se me censuró, fue por una foto de Adolph Hitler, en la página de Facebook del blog. El álbum era de imágenes sobre reconocidos personajes hostiles en la historia de la humanidad. El argumento de dicho bloqueo y el borrado inmediato de la imagen era que "promovía odio". En ese entonces no pude entender cómo de buenas a primeras borraban una imagen sin revisar siquiera el texto que la acompañaba o el giro del álbum en que se encontraba.

La segunda vez, fue en mi cuenta personal, en vez de la página. Me he enterado ocasionalmente que diversas personas, algunos conocidos en persona y otros solo por internet, me reportaban por tal o cual cosa. Sus motivos eran diversos: ardidos por alguna de las entradas escritas en el blog, por alguna opinión que di sobre un tema popular y que lo sintieron como pedrada hacia ellos, o por el simple hecho de ser gente sin algo mejor que hacer.

Al parecer una de mis fotos de perfil fue el blanco de varios. En ella, se muestra mi tatuaje en el brazo derecho, el símbolo del dragón, el Ragnarok llevando en su vientre el Caos, imagen que he llevado en la piel desde mis 16 años. Nuevamente, su argumento de odio, su muy gastada acusación de Hate Speech.

Ésto me llevó a reírme de lo irónico del asunto, al ver que Facebook no perdió tiempo en bloquear por completo mi cuenta (y cuando se restauró, hubo varias personas que desaparecieron de mis contactos y tuve que agregar de nuevo), pero a su vez no tenían problema en dejar que existiera la página de verdaderos grupos de odio, como la Westboro Baptist Church, de la cual no hizo nada al respecto, y fue el grupo Anonymous quien tiempo después tuvo que actuar y apropiarse de ella, como un mensaje a ese grupo intolerante y verdaderamente incitador a la violencia.

Strauffon

Foto mostrando el tatuaje en cuestión, la cual Facebook no permitió de vuelta, argumentando que hacía alusión a algo en contra de sus políticas

"Nazi" y "Promotor de odio" son solo dos de los numerosos adjetivos que han querido colgar en mi persona. No es la primera ni última vez que me inventan algo, y por supuesto que no estaré dedicado a la cansada labor de explicarme a cada momento y desmentirlos. Tengo mejores cosas que hacer. Pero todo éste asunto trae consigo la interrogante que plantean muchos: ¿Cuál es el criterio de la gente de Facebook sobre lo que debe recibir amonestación, lo que debe definitivamente prohibirse, y lo que sí se puede permitir?

La respuesta a esto llega con el testimonio que escribió de forma anónima un moderador de Facebook. En él, admite que se arriesga al revelar tales cosas, que conoce las consecuencias, pero no obstante lo hace público para que le quede claro a todos. Relata cómo a Facebook en realidad no le importa la página que tengas. Lo que a ellos, y primordialmente a su fundador, el señor Zuckerberg les importa, es la ganancia por medio de anuncios. Cuando algo amenaza la escalada de ganancias con dichos anuncios, o a un enorme foco de mercado para ellos, es cuando el rol de modernos inquisidores entra en acción.

En su testimonio, menciona también que el 99% de los reportes son enviados a un sistema automatizado que emplea un algoritmo de combinaciones de filtros y palabras clave, basándose en la cuenta. No siempre es un individuo real echando un vistazo al contenido en su computadora. Lo más probable es que el mencionado sistema censuró el material basado en sus directrices, siguiendo las premisas con actual popularidad en internet.

El blanco de dichos reportes suele ser el contenido basado en ciencia, ateísmo, y secularismo. No, secularismo no es el arte de cómo ser culero, lo aclaro por si algún troll hiperhedonista que en su vida ha leido un libro está leyendo ésto porque su búsqueda en Google sobre senos y pezones o televisión basura de mi ciudad le trajo aquí. Indignante, pero cierto. Aquel contenido que se ampare bajo una creencia religiosa o folklor o tradición regional puede hacer y deshacer en esa red social, y quienes no están en esa categoría, que se las arreglen como puedan.

Algo que me gustó en verdad sobre lo que el moderador relata en su publicación, es la forma en que clasifica aquellos comentarios de quejumbrosos, cuando reportan algo y es de aquellos que una persona real llega a ver, en su lugar de trabajo. Le coloca el código: "S1", lo cual significa "Stupid One". Por supuesto, tanto él como sus compañeros (aquellos con criterio e inteligencia, imagino) ríen mientras ven el perfil del chismoso en cuestión.

Y es que "Stupid One" se queda corto, y es demasiado amable como adjetivo para describir a esa gente. Sabemos que la idiotez de la gente evidenciada en internet no conoce límites; Yahoo Respuestas y otros lugares lo han dejado más que claro. Vean algunos de los comentarios de queja de usuarios que nos comparte:

"Por favor retiren ésta imagen, no creo en ésta moneda y va en contra de mis creencias"

"Jesus nos enseña que no todas las cosas que podemos ver vale la pena que creamos en ellas. Estoy reportando ésto porque la ciencia ha probado que los dinosaurios no existieron"

"No me agrada Bob Barker, es un pervertido y no debería ser representado en esta página"


Qué pena. Un desperdicio de sangre y órganos funcionales en gente que no tiene siquiera la decencia de respetar, ya no digamos conocer, lo que está fuera del espectro de su religión inculcada y sus costumbres locales.

Podrán decir que tampoco reciben mucho respeto de vuelta, pero no son los científicos, ateos, o agnósticos quienes están masivamente reportando toda página y grupo religioso, o protestando fuera de sus lugares de reunión y lanzando disimulados ataques aquí y allá. Una vez más, queda claro que el amor al prójimo y el no ver la paja en el ojo ajeno, son máximas que acatan o ignoran a su sola discreción.

Y qué triste panorama es pensar en un futuro donde las comunicaciones, incluyendo el internet, lleguen a estar completamente dominadas por gente así.

(Para leer el artículo original y el relato del moderador de Facebook, pueden visitar este enlace.)

...

8 comentarios:

  1. Habría que irnos mas atrás y revisar porque sabiendo lo que sabe creó una cuenta de facebook, para mi facebook es el demonio y el niñito Jesus llora con lágrimas de sangre cada que una esposa le cacha mensajitos o alguna foto comprometedora al marido.

    saludos a los que googlearon lagrimitas de sangre del niñito Jesus y llegaron aqui.

    ResponderEliminar
  2. Demonios, ya me lo imaginaba, cuando intenté recuperar una cuenta hackeada, me pidieron una identificación oficial y ahí está tu servidora escaneando y enviando a facebook tal documento. Mi esposo me dijo "pierdes tu tiempo, ningún humano verá eso que mandas".
    So cruel.

    ResponderEliminar
  3. No sé si es indiferencia o desgano lo que tengo ahora.. pero facebook para mí no influye de ninguna forma, en cuanto a contenido y demás, será porque casi no publico nada mío (fotos, etc etc) antes escribía más cosas, y admito hubo un tiempo que quería poner todas mis fotos, pero luego simplemente me canso tanta porquería.. en fin... la uso para algún mensaje, para enterarme de algún evento al que estoy inscrita, y tal vez algún juego, etc..
    Saludos, Rev. Alex..

    ResponderEliminar
  4. No puedes poner una foto de tu tatuaje porque te denuncian pero sí pueden poner pendejada y media de "Si le das like a esta foto, este niño o esta persona con cáncer se salvará". Vieras como me caga eso.

    Muchos no saben usar y no saben interpretar eso que le llamamos "Libertad de expresión"

    Saludos.

    ResponderEliminar
  5. Estoy de acuerdo con lo que dices, es darse golpes de pecho por la paja ajena, pero (y reitero, no defiendo el acto censor como tal) la verdad es que nadie nos obliga a estar ahí. Ojalá que fuera un sitio más libre y, sobre todo, más crítico, pero a final de cuentas cuando decidimos unirnos a una red social aceptamos sus reglas, por retrogradas y ridículas que sean

    ResponderEliminar
  6. Estoy de acuerdo con lo que dices, es darse golpes de pecho por la paja ajena, pero (y reitero, no defiendo el acto censor como tal) la verdad es que nadie nos obliga a estar ahí. Ojalá que fuera un sitio más libre y, sobre todo, más crítico, pero a final de cuentas cuando decidimos unirnos a una red social aceptamos sus reglas, por retrogradas y ridículas que sean

    ResponderEliminar
  7. La neta el pinche Facebook es una mierda, así tal cual. Yo ni para juegos, ni para subir fotos, ni por curiosidad. Si a caso lo usé 3 veces fue mucho y lo borré. En resumen, me valen madre las fotos de mis amigos (as) en la playa, casandose, apareandose... en fin, es una de las 24000 cosas que más me valen pito en esta vida.

    ResponderEliminar
  8. Qué se puede esperar de una página dirigida a los negocios y coordinadas por sistemas electrónicos? Y sobre todo creada por una persona que lo superó el éxito y el poder.
    Una lástima pero que nueno que aún existen lugares como Blogger donde sobrevive la "libre expresión".

    Saludos!!

    ResponderEliminar

Puedes comentar como Anónimo sin tener que ingresar con tu perfil de Google o algún otro. Solo selecciona del menú "Comentar como" y elige entre dejar Nombre y URL que desees, o solo Anónimo. Gracias por visitar.