4 dic. 2013

Sobre el cómo hacer un buen regalo

regalo

Un regalo u obsequio puede adquirir un fuerte simbolismo y trascendencia; o bien ser tan simple y vano como la persona misma que lo está dando. Depende ante todo de la dedicación y planeación al momento de escogerlo, algo que la mayoria sabe y sin embargo hace de lado con frecuencia.

Al mencionar regalos, lo que viene a la mente de muchos es la época navideña, y en segundo lugar los cumpleaños. Pero el regalo va más allá de esas dos; está presente a lo largo del año en situaciones clave ya sea por la obligación social intrínseca o bien por el genuino deseo de darlo. A fin de cuentas, no solo en tal o cual fecha puede uno usar su mente para escoger algo que le cause sorpresa y una sonrisa a quien lo va a recibir.

¿Por qué, entonces, tantos cometen semejantes burradas a la hora de regalar algo?

Esa pregunta me ha rondado por algun tiempo. Y no digo ser el maestro del obsequio, seguramente varias de las cosas que he dado han causado que finjan el gozo (ojalá hayan sido solo con los obsequios y no con los orgasmos). Bueno, como decía, sin ser el mejor al menos puedo decir que me esforcé.

Antes de seguir con el tema, he de decir que quienes me han dado obsequios tanto en años pasados como incluso hace pocos días de la fecha en que escribo ésto, me han alegrado en verdad. Ellos saben quiénes son. Mi gratitud es para ellos siempre, inextinguible.

Recuerdo también los años en que hice el potlatch. Para quienes les es poco o nada familiar el término, es tribal. Aquel asentamiento de indigenas que manejaban el concepto del potlatch lo formularon como una regla de oposición en cuanto a los regalos se refiere. Asi, en vez de esperar recibir (característica de la sociedad presente), la virtud estaba en el dar. Incluso se tornaba en un concurso, quien hubiera dado más regalos es quien más notoriedad y honra tenía. Debía hacerlo incluso en las fechas de sus propias celebraciones.

Lo anterior lo hice en algunos de mis cumpleaños. Lamentablemente, no tenia los recursos para convertirlo en una costumbre extendida o recurrente. Pero les aseguro que si fuera rico (rico de millonario, no de rico-rico te lo pico... cochinos) serian asi mis cumpleaños y otras celebraciones. Regalos variados para otros.

Para elegir un buen regalo, ya sea para un cumpleañero, un ser querido en Navidad, tu pareja, o si tú si eres muy chingón y puedes aventarte un potlatch como si cagaras diamantes, no es tan dificil. Se siguen algunas cosas básicas:

1) Tú sabes lo que es un mal regalo, no finjas que no. No los des

Marge y la bola de boliche

Los que dicen que no sabian que no le iba a gustar el regalo a la persona, son un saco de mentiras. Falsos cual político.

¿Por qué? Suponiendo que la persona es conocida, alguien a quien tratas, sobra decir el porqué es esperado que sepas lo que le gusta. Pero incluso si no, hay cosas que son pedorras y aun sabiéndolo, siguen regalándose en estos días.

Oh, sí. Ya llegaron a su mente algunas, lo sé. Hablo de la pinche corbata para su papá en el Día del Padre, la plancha para su mamá, la ROPA para los niños que esperaban juguetes o algo colorido o emocionante.

La corbata es símbolo de la correa con la que está amarrado el trabajador, un pedazo de tela que a algun idiota se le ocurrió que el atarla al cuello era algo "formal y elegante". ¿Eso de regalo? Mejor una carta que diga "Papá, no te queremos. Muérete para que podamos heredar ya".

Y lo mismo para la pobre señora que es su madre. ¿Utensilios domésticos? En serio, qué mierda. Y no cuenta la excusa de "es que eso ella lo pidió". Lo pide para quedar bien, porque la pobre identidad esclavizada ya no le deja ver de forma consciente lo que la MUJER dentro de si quiere. Pero ustedes si lo saben; hay cosas que en verdad la asombrarán y pueden dárselas.

Para los niños, de lo más desagradable es la ropa simplemente porque de pequeño lo ves como algo que está ya esperado que se te dé. Lo que viene con el paquete de cosas a las cuales tus padres se les ha obligado a proporcionar desde que por un encuentro sexual les llegó de "premio" esa fábrica de deudas que fuiste tú desde bebé.

Por lo anterior, admitámoslo, no podemos culpar a los niños de ver como algo mierda que les regalen ropa. Es algo gris y aburrido el ver que lleguen con eso de regalo en vez del juguete, comic, videojuego, o algo más llamativo y chido que ansiabas.

Algo más sobre los malos regalos, que no está de más: no des algo que en realidad sería para ti. No seas mierda.

2) Internet y sus redes sociales contienen, ¡oh sorpresa! INFORMACIÓN

Regalo en Facebook

En otros tiempos, se dependia de poner suma atención en las pláticas con el individuo para saber qué le gustaba. O preguntar a otros para tener certeza.

Actualmente, si hacemos a un lado la evidente estupidización con los smartphones y el apego desmedido a estar conectado, tenemos lo que a fin de cuentas se inició bajo de la bandera de "supercarretera de información". Y no es broma; tan solo asomate al perfil de Facebook de la persona a quien quieres hacerle un regalo, y como bien sabemos, salen listados sus gustos y aficiones.

Ya ven que a Zuckerberg y a su equipo le gusta saber todo. Se la pasan saliendo sus preguntitas cuando entras. Al rato van a ser preguntas más personales que las que te haría un detective o un médico: "¿En qué posición te gusta coger?", "Cuando cagas, ¿sueles estar fumando o leyendo mientras terminas?", "¿Con qué celebridad en mente fue tu primera masturbación?"

Echen un ojo a las redes sociales. Incluso si no tiene hecho público lo de sus gustos, las publicaciones y comentarios que el individuo haga eventualmente va a transparentar lo que le gusta y quiere.

3) No te quedes con el pensamiento cuadrado de objetos

¿Quién dijo que debe ser una cosa la que entregues, y que deba venir envuelta, y esas cosas que de forma ciclada hacen muchos?

Las sorpresitas con moños son para los pequeños usualmente, darlas a alguien adulto se vale, pero no es regla. Digo, no es que debas aparecerte con eso y espantasuegras y gorrito, y un pinche payaso siguiéndote.

Ahora bien, salirte de los objetos es de lo más sencillo. Eventos y viajes. Revisa el calendario de conciertos ya sea en tu ciudad o en otra, y/o ve si puedes darle de regalo un viaje a ese lugar al que siempre ha querido irse para descansar de las dos cosas que más dan hueva en esta vida: el trabajo, y la gente que ve todos los días.

4) Respeta los gustos de la persona, no impongas otros

regalos feos que no nos gustan

No le regales un disco de Arjona a quien le gusta el rock clásico, el metal, y/o progresivo.

No le des cosas religiosas a quien de sobra sabes que no comparte esas creencias y le purga tener que ir a ceremonias religiosas en bodas, o soportar que recen el rosario y pasen al "Niño Jesús" en Navidad.

No le des, por ejemplo, un suéter de color beige que parece que está tirándole al rosa a alguien que usualmente se viste de negro.

Sí, lo digo por mi. En un cumpleaños de mis tiempos adolescentoides me salieron con esa mamada una vez. Mis papás. ¿Saben lo que hice por eso? Robarles dinero e irme a gastarlo en juegos, mujeres, y cerveza. Ahí si aplicó mas o menos lo de "juegos de azar y mujerzuelas".

Al individuo le gusta cierta música, peliculas, eventos, o forma de vestir; que vaya acorde lo que vas a darle. No lo que a ti te gustaria ponerle. No es tu pinche muñequit@ o mascota, ni estás jugando a esa cosa de los Sims para que le metas de a huevo lo que a ti se te hincha. Si a esas vamos, mejor dale solo el dinero, o de plano no le regales nada.

5) Sé práctico y usa los regalos comodín

Hay algunos que les gustarán, casi 100% seguro.

¿Es tu pareja? Cumple una fantasía sexual acto seguido de un mini-regalo. Chicas, es ahi donde el trío que tanto desea su hombre les puede servir como regalo.

¿Es tu papá? Regálale alcohol. Fino, no cualquier pedorrencia que te encuentres en oferta. Seguramente querrá beber algo fino para olvidar lo que ha tenido que gastar en ti, en tus hermanos si es que tienes, y el hecho de que el fantasma de la vejez y la muerte le esperan en los años por venir. Si eso no hace que el señor se merezca una botella y un trago fino, por los dioses, ¿qué más esperas que haga?

Aparatos de entretenimiento, películas de edición especial de colección, joyas, o en si aquella cosa que sabes que ha deseado desde ya hace tiempo y por estar pagando deudas (muchas de ellas adquiridas por mala administración, lo sabemos) le van a sorprender.

Y si no, el mejor comodín, que ya mencioné antes: el dinero. Olvida eso de que es poco creativo. No estás pintando un cuadro o haciendo una escultura; estás dando algo que debe causar la mayor alegria posible. Nada mejor para darte eso que unos billetes en la bolsa con los que no contabas antes.

En resumidas cuentas: pon esmero a la hora de dar, y no regales basura si no quisieras eso mismo recibir.

...

15 comentarios:

  1. jeeeeeee.. regalos.... de lo bueno, malo y peor..
    bueno... recibí algunos... no lo voy a negar..
    malos.. la mayoría de la gente, siempre me han regalado muñecas, incluso hasta mis 20 .. horrible.. la odie y regale la muñeca a alguna niña de la calle..
    y lo peor... un pinche pelicano de addorno, que carajos iba hacer con eso? ni idea.. pensarían que adoro pelícanos yo que sé..
    siempre hay gente que regala porquerías..
    de los que yo hice... uno de los últimos regalos pues hice llorar a un amigo... se emociono mucho... creo que esos regalos se agradecen, pero no lo volvería hacer ..jaaaaaa

    poca gente es práctica, detallista...
    buen post Rev. Alex... besos y abrazos

    ResponderEliminar
  2. Confieso que yo suelo esmerarme en esos comodines de los que hablas, una vez hice "cupones" con cosas que sabía le gustaba hacer (o hacerme) y los dí de regalo.Pero NUNCA me han dado algo que me de verdad me guste, sniff.

    Saludos!!

    ResponderEliminar
  3. A mi me gusta dar regalos practicos de algo que me hayan mencionado que les hacia falta o que les gustaria tener...

    Si puedo y quiero los doy sin importar la fecha,... y eso ya lo has comprobado :p

    Saludos!!

    ResponderEliminar
  4. Pienso lo mismo sobre los regalos, tal vez estén un poco en desuso pero decidí darle a mi papá un reloj Longiness, ahí pa' que luzca en la oficina :P

    Salu2!!

    ResponderEliminar
  5. Pienso lo mismo sobre los regalos, tal vez estén un poco en desuso pero decidí darle a mi papá un reloj Longiness, ahí pa' que luzca en la oficina :P

    Salu2!!

    ResponderEliminar
  6. Regalar algo a los hombre no es problema, llevas a tu amigo a un bar con un par de tragos y listo. Pero elegir un regalo para una mujer si puede ser tedioso.

    Gracias por la valiosa información.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  7. Yo soy feliz si me regalan medias, más si son libros no importa piratas, pero que sean respetables y de algún autor que me guste(no poesía, Si es ropa interior también es bienvenida con tal que no sea amarilla.
    DVDs son lo mejor

    ResponderEliminar
  8. La familia y los buenos amigos siempre saben que regalarte.

    un abrazo

    fus

    ResponderEliminar
  9. Yo por eso digo, "si me van a regalar algo mejor denme el dinero"

    ResponderEliminar
  10. Muy buenas recomendaciones, en especial lo del licor fino.

    ResponderEliminar
  11. yo por eso le digo NO a los intercambios que se dan en estas fechas aunque me tachen de mamon

    ResponderEliminar
  12. Yo no regalo muchas cosas a casi nadie, pero cuando lo hago sí trato de pensar en ellos. Ahora, también creo que hay una distinción entre imponer regalos, como mencionas en el post, e invitarlos a probar nuevas cosas. Evidentemente no le darás algo que sabes que odia, pero quizá si algo que no ha probado... no es sexual

    ResponderEliminar
  13. Bravo! jajajaja , mucha razón en cada ejemplo. Pero la gente es idiota o de chiquito no desarrolló su imaginación como debería.
    Por suerte tampoco tengo problemas a la hora de hacer un buen regalo... salvo el dinero ja!
    Un saludo camarada!!

    ResponderEliminar
  14. Eso de sacar la info de las redes sociales es la onda, siempre hace un parote, incluso cuando la persona es cercana y teóricamente conoces sus gustos de pi a pa. El chiste, por cursi que suene, es asegurarse de que la persona que recibirá el regalo quede con una sonrisota de oreja a oreja.

    ResponderEliminar

Puedes comentar como Anónimo sin tener que ingresar con tu perfil de Google o algún otro. Solo selecciona del menú "Comentar como" y elige entre dejar Nombre y URL que desees, o solo Anónimo. Gracias por visitar.