1 mar. 2014

Cómics sobre problemas sociales (Los héroes abordando temas de la realidad)

En éste espacio he hablado de cómics no una, sino dos, tres, y más veces. Inevitable hacerlo, dado que es uno de los gustos que han perdurado desde mi niñez hasta la edad adulta. Al principio, apreciándoles por lo entretenido de su contenido y la intriga generada en su trama; después, añadiendo el interés por la calidad del dibujo, el conocimiento práctico en ellos que es aplicable a la vida cotidiana, y finalmente: cuando se han aventurado a abordar problemáticas sociales de la realidad.

Gente que conoce poco de cómics, superficialmente o solo por cosas remotamente vinculadas a ellos (como las películas derivadas de) relaciona la temática de éstos con situaciones fantásticas y nada más. Hombres en mallas, mujeres en trajes ajustados, y todos con poderes o atributos especiales enfrentándose a amenazas extraterrestres, villanos vistosos de planes megalómanos, rayos y armas futuristas. Y si bien es cierto que lo anterior ha estado presente en gran parte de ellos, para nada es lo único que ahi se puede encontrar. Se acercan, créanme o no, a situaciones reales de una manera madura y profunda, donde llegan a un punto en que las reflexiones y juicios en ellos bien pudieran ser una moraleja tan fuerte como la de otras formas artísticas de expresión.

En ésta ocasión, comparto solo algunos de los ejemplares de cómics que dan un mensaje de concientización social y abordan un tema difícil con el que lidiamos en el mundo:

Batman: La Inmigrante (El bebé de Rosa María)

Batman: La Inmigrante

Jean Paul Valley, sustituto de Bruce Wayne y convertido en un Batman más agresivo y directo que el primero, goza en ese momento del recién adquirido récord: disminución del crimen en un 40% global, en Ciudad Gótica y periferias. Logró extinguir un abierto conflicto entre bandas, derrotar y encarcelar a Bane y sus seguidores. Su patrullaje de las calles se mantiene, dando respuesta a los problemas que surgen en el momento.

En una de las noches se encuentra a un grupo de hombres en los muelles, acosando a una joven delgada de cabello largo y rasgos hispanos. Los sujetos se burlan, la estrujan, y dicen que va a tener que pagarles una cuota. Ante la señal obvia de intento de violación, Batman cae sobre ellos. Aunque se disculpan e intentan huir, les dice que en ningun momento les permitió irse. A continuación, los golpea de tal manera que las cuchillas de los guantes de su armadura quedan manchadas de sangre. Le hace la advertencia al que queda consciente, de lo que puede esperarse la próxima vez.

"Gracias, criatura de la noche" le dice la chica en español, mientras se cruza de brazos por el frío. A continuación expone su asunto: un grupo de estadounidenses acudieron a su poblado. El padre de su bebé fue encarcelado por motivos no determinados, y al poco tiempo terminó muerto en la cárcel de su pais. Los individuos de Estados Unidos compraron al bebé de Rosa María, la chica, por una ínfima cantidad y se lo llevaron, cuando ella vio que sin trabajo en ninguna parte era seguro que acabarian muriendo de hambre.

"No ayudo a criminales", es la seca respuesta del Batman-Azrael. La chica lo confronta de una forma directa, arriesgandose a hacerlo enojar: "¡Piensa en tu propia madre!", y ahí es cuando Jean Paul reflexiona con ojos melancólicos tras la máscara de Batman sobre aquella madre que no conoció y la importancia de dicha figura en el desarrollo del infante.

Lo afrontado por Batman-Azrael es, como puede deducirse, un problema de trata de personas en una de sus modalidades. La red de tráfico de infantes es interceptada luego de una labor detectivesca breve a partir de los datos proporcionados por Rosa María. El médico que era contacto es apresado, al igual que los operadores encargados de las compras y transportación. Quizá el más crudo momento del cómic es aquel en el que, luego de perseguir al último de los delincuentes por la carretera, la camioneta en que viaja es abierta y trae a varios bebés amontonados como si fueran animales. Al hacer la rápida inspección de los bebés para ver si alguno resultó herido, Batman se permite cargar en brazos a uno de ellos y observarlo.

Spawn: "Padre"

Spawn

Spawn, el engendro del Infierno en la Tierra, cae herido en un pueblo de Estados Unidos. Un niño con un carrito de carga de juguete lo encuentra, y empieza a preguntarle si está jugando en la banqueta y si le permitiria jugar con él. Por sus heridas en una previa batalla, y sin salirle la voz, Spawn se desmaya.

El niño se lleva a Spawn en su carrito, jalándolo, gracias a que las cadenas vivas y con conciencia propia del traje del engendro ayudan, como tentáculos, a cargarlo y a darle movimiento al carrito. Algo que nota, con disgusto, son golpes y marcas en el cuerpo del pequeño que está ayudándolo. Se desmaya por segunda ocasión antes de poder decirle algo.

El niño se llama Andy. Eddie, su hermano mayor, es el primero en enterarse del huesped que trajo a casa. Inocentemente dice "Es como tener mi propio E.T.", y le ofrece dulces. Ya en mejores condiciones, Spawn le pregunta sin rodeos al niño si su papá es quien le ha causado esas lesiones. Andy y su hermano Eddie mienten, diciendo con tartamudeos que lo que sucede es que juegan futbol americano y se lastiman de esa forma.

Durante la recuperación de Spawn, sale a la luz la realidad: un caso de violencia intrafamiliar y engaños que está a ojos de todos en esa comunidad, y nadie hace nada al respecto. No hay madre, solo un padre que es policía de la localidad. El individuo es violento, abusivo, y cruel. Obliga a Andy a comerse la comida en el piso, diciéndole: "te vas a hincar como perro que eres".

La comunidad ubicada en Florence, Alabama, conoce al dichoso policia respetado y favores que ha hecho perdonando multas a éste y aquél. Y a pesar de lo obvio que es el que algo malo pasa con los niños, todos en la iglesia a la que acuden y el vecindario están felices tragándose la explicación del policía-criminal: "Ya conocen a los niños, les gusta jugar rudo, juegan futbol". La misma indiferencia y falta de acción civil de parte de la mayoria de quienes son testigos de atrocidades como esa y otras.

Cuando Andy tira y rompe por accidente la ultima cerveza del refrigerador, su padre se desquicia y lo golpea peor que antes. Toma su pistola y encañona al pobre niño con los ojos lagrimeantes, para después apretarle el cuello un buen rato. Spawn sale del cobertizo donde se ocultaba para recuperarse y entra a la casa. "¿Fue tu papá, verdad? Maldito. ¿Dónde está?" - le dice con coraje al niño, quien le pide por favor que no haga nada.

La petición del niño no fue escuchada. Sabiendo de lo necesario de una accion directa, Spawn intercepta al padre abusivo cuando sale de un bar. Luego de un zarandeo y amenazas certeras, le deja dicho: "Tienes dos hijos grandiosos, y necesitan un padre. Es hora de que empieces a actuar como tal. Mucha gente te quiere, haz que los dos más importantes sientan lo mismo. Fin del sermón".

Como recuerdo final luego de esto, el hombre queda marcado en todo el cuerpo, gracias al poder de Spawn, con letras tatuadas y resaltadas que dicen: "GOLPEO A MIS HIJOS". El resultado no fue el que esperaba: del coraje, el sujeto regresó a casa e intentó asesinar al pequeño Andy. Eddie tuvo que acudir a ayudarlo, tomando la pistola de su padre y disparándole en la cara al progenitor cruel que debia haber sido el primero en protegerlos.

La cruda lección es la imperante necesidad de accion decidida sobre todo caso de violencia, y no dejar que siquiera la policia, las costumbres y tradiciones, o culpas, nos detengan de denunciar lo que nos ocurra o esté ocurriendole a otros. De la misma manera que el sicario del narco y el violador merecen estar en la cárcel, no tiene por qué ser distinto o menos severo el proceder contra aquel que ataca a los suyos y es una constante amenaza a la vida de éstos. Muchas veces la autoridad y también los familiares y victimas desean esperarse hasta que haya un cadáver de por medio, y tal vicio de pensamiento y conducta debe erradicarse. Y está perfectamente ilustrado en ese ejemplar del comic de Spawn.

Daredevil/Punisher: Juego de Niños

Daredevil/Punisher: Juego de Niños

El temor que es tema en éste ejemplar es real, no solo en los padres; sino en hermanos y amigos: ver a su ser querido morir por una adicción a las drogas. Por supuesto, el tema de las drogas y penalizacion o legalización de éstas da material para libros enteros. En éste comic de cantidad regular de páginas aprovechan el poco espacio para tratar el fenomeno de la venta de drogas a niños, en las escuelas.

Daredevil, el moral e idealista héroe se encuentra con Punisher, quien castiga con violencia y efectividad al crimen en todas sus modalidades, y causa constantes bajas a la delincuencia organizada. Una niña de 12 años tiene un ataque en plena clase, Daredevil intenta llevarla a Urgencias, y no logran salvarla. Frustrado, Daredevil golpea fuertemente la pared con el puño mientras el médico en turno le explica que fue una dosis de "polvo de ángel", substancia adquirida en las calles, la causante.

A lo largo de la trama, se puede ver al hermano de la niña perder la esperanza en el sistema, la justicia, y en la vida misma. Se contrastan los puntos de vista de Daredevil como bienhechor moralista que cree en apresar y rehabilitar y aplicar la búsqueda y castigo por los canales legales; y por otro lado Punisher, quien afirma que solo la muerte de todo aquel que siembre dolor en la sociedad llega a ser un remedio real.

Juicios donde el acusado miente, nuevos sospechosos y lineas de investigación, y el inevitable desacuerdo y enfrentamiento entre Daredevil y Punisher por la diferencia en sus métodos hacen sombra a lo que al final ven ambos que es la más triste consecuencia de esta plaga social: el hermano de la niña muerta portando un arma, intentando matar a los distribuidores de la droga. Dispuesto a convertirse en asesino o a morir en el intento, ahi a los ojos de todos: la DESESPERANZA.

Finalmente logran evitar que el niño cometa un error que le comprometa, y ponen en manos de las autoridades a los responsables. Pero queda claro que es una victoria a medias, y que esa polarizacion Blanco/Negro en que se dejan envolver Daredevil y Punisher es la misma en la que está el mundo ante el debate sobre las drogas, y sobre las reformas necesarias al sistema judicial que ponga fin a las ambiguedades y fisuras que sirven a los delincuentes para librar su justo castigo y mantener operacional un negocio que bien podria haberseles quitado ya de las manos y adaptado de manera controlada, como en ciertas ciudades se ha visto ya.

...

13 comentarios:

  1. Al menos en los que mencionas existe unos gramos de esperanza, en el cómic "Clarissa"de Jason Yungbluth trata sobre el abuso sexual y la indiferencia de la sociedad.

    Salu2!!

    ResponderEliminar
  2. Pues no las he leído, pero pienso que tocar esas temáticas en historias leídas por cualquier persona común y corriente nos permite abrir un poco más el panorama de lo que a nuestro alrededor sucede.

    ResponderEliminar
  3. Magníficos!

    no sé cómo mucha gente encasilla a los cómics como cosa de niñitos

    ResponderEliminar
  4. ¡Wow! todavía para muchos nos queda un mundo por descubrir en los cómics.

    ResponderEliminar
  5. justamente lo que solía parecer entretenimiento simple y llano, el origen del cómic indica que era para concientizar a una población ávida a veces de demasiados problemas o de respuestas...

    ResponderEliminar
  6. Hola Alexander, yo no puedo comentar sobre tu post, sinceramente no soy demasiado aficionada a los comics, debe de ser que nunca he sido niña...jaja.
    Gracias por tus visitas a mi blog, y como te decía en el, me veo tan mal de tiempo, que me es imposible incluso seguir a mis amigos, a pesar de que escribir me gusta, aunque mi profesión nada tiene que ver con esto.

    Un abrazo y por aquí nos veremos "colega bloggero".



    ResponderEliminar
  7. spawn tan violento como siempre
    de ese Batman no recuerdo haber escuchado

    ResponderEliminar
  8. Caray que interesante! Coincido contigo a veces me fastidia cuando la gente señala que los comics son cosas para niños, que no valen la pena, cuando ahí de manera muy discreta se mencionan mucho temas importantes, tópicos científicos, tendencias e incluso ideas para revolucionar (ok, ok, quizás exagero en esto último) pero los temas en los comics son variados, desde el crimen más grotesco y la búsqueda de justicia hasta paradojas en el tiempo y sus consecuencias.

    ResponderEliminar
  9. Spawn arruina cualquier lista.... jojojojojo. Pero sí, hay muchos cómics que abordan directamente temas sociales y muchos más que lo hacen tangencialmente. Batman tiene más historias de abuso infantil que Spawn (yo recuedo al menos tres) y, a diferencia de otros personajes, su versión animada sí abordó el tema en la caricatura noventera. Y el ejemplo más clásico en ese rubro es el Hulk de Peter David.

    ResponderEliminar
  10. Puedes escoger ser el villano o el héroe en mi cómic. Cuando lo sepa lo comienzo :)

    ResponderEliminar
  11. Hace ya badtantes años solía leer los comics de Asterix, creo que tengo casi todos los libros. Toda la familia disfrutaba con ellos. Yo, en particular, no veas lo que me hacían reir.
    Y me alegro que haya comics que introduzcan grandes problemas sociales. Y desde luego que el tráfico de niños es atroz. Sin palabras sobre esto.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  12. Ni el más cruel y salvaje de los cómics o películas podrá superar la realidad. Pero nos acercan a sensibilizarnos y actuar por quienes a vece no pueden ni hablar.

    Saludos!!

    ResponderEliminar
  13. Ninguno de esos comics me toco comprarlo pero es muy interesante saber de ellos gracias a tu reseña, antes no compraba comics de Batman y aun se muy poco de Spwan pues nunca lo segui, ahora me han dado ganas de leer todos esos comics que reseñaste, en espacial el de Spawn, pero bueno un comic que trata un tema interesante es Gata negra el mal que hacen los hombres, no te quiero echar a perder la historia pero digamos que gata negra no tuvo una infancia facil, lo cual contraste con su alegre y aloca personadlidad...

    me acuerdo que lmis compañeros de escuela decía que los comics, que son para niños, para mi era muy raro ya que mientras en los comics de Daredevil se trataba el tema de Karen Page tenia SIDA ellos leian Harry potter o veian Dragon Ball y decian eso de los comics... xD

    Como dices hay muchas cosas más en los comics que solo entrenimiento e historias fantasiosas, para mi son un verdadero arte igual que la pintura o la literatura.

    Saludos.

    ResponderEliminar

Puedes comentar como Anónimo sin tener que ingresar con tu perfil de Google o algún otro. Solo selecciona del menú "Comentar como" y elige entre dejar Nombre y URL que desees, o solo Anónimo. Gracias por visitar.