2 jun. 2014

Strauffon V Schwarz: El Amanecer de... ¡Apestas, déspota!

Mauricio-José Schwarz es un individuo que actualmente vive en España, nacido en México. Se ha dedicado esencialmente al periodismo, fotografía, y escribir. Una leída a su Wikipedia, la cual está notoriamente editada por él mismo, detalla su trayectoria.

Este hombre se autoproclama divulgador de la ciencia. El problema es que, como muchos, es alguien que toma esa causa y bandera como método sublimado para dejar salir su hostilidad, su afán de ofender y atacar. ¿A quiénes? El blanco de sus ofensas y burlas públicas es el amplio espectro de quienes se dedican a las ciencias sociales.

Ciencia, filosofía, y conocimiento no deben ser excluyentes, y quienes se declaren divulgadores deben hacerles compatibles obteniendo lo útil y aplicable de éstas. Si no es así, ¿qué les motiva a formar grupos de nombres llamativos y continuamente descalificar a otros?

Es una conducta sectaria más que genuinamente apegada a la instrucción. "Schwarz y su pandilla", una cierta cantidad de gente que incluso cuando están en desacuerdo con él se lo callan por quedar bien, listos para atacar e insultar a todos los que no están 100% de acuerdo con lo que llama su "círculo escéptico".

La causa que se defiende no justifica que dejes salir tus vicios de conducta. Se preguntarán si lo que clama representar vale la pena, y la respuesta es sí. La magufería pseudocientífica hace enorme daño al mundo, más cuando induce a dejar de lado lo que sí es efectivo y probado. Pero éste señor dio cruzó la linea al decidir que no iba a batallar, y que mejor a TODA carrera o disciplina de corte filosófico-social están igual.

En pocas palabras, que quien es de Letras, Sociología, etc, él y sus adeptos le consideran lo mismo que un brujo echacartas, un ufólogo alterador de videos, o un homeopata New Age de los que le dicen a la gente que no vayan con el médico porque "la medicina alópata es mala" y otras mentiras que rayan en el delito.

La primera vez que compartí mi entrada sobre ciencia y filosofía, la hizo menos con una actitud nada madura ni respetuosa; se puso mamerto en verdad. No le dije nada, hasta contesté cortésmente. Contrario a lo que muchos piensan, no soy alguien que salte al pleito a la primera provocación. Actué de forma pacífica el tiempo suficiente pidiéndole la misma cortesía, cosa que rehusó. Aclaro que entre mis conocidos hay gente que ya les tocó´también recibir las hostiles palabras de Schwarz respaldado por quienes trae a sus espaldas.

Pero esta ocasión lo vi echándole mierda a morir a otra persona. Entré con un comentario tranquilo a tono de broma buscando aminorar el afán inquisidor de éste y sus "tropas", y empezó a atacarme a mi. Así como es él, un viejo amargado buscapleitos.

Mauricio-José Schwarz contra Alexander Strauffon

Así que empecé a contestarle, ya que al parecer no quería ser razonable ni respetuoso. Y está acostumbrado a que con su cara gruñona con ojos del Perro Droopy espanta a la mayoría, o por sus premios sin mayor peso y trascendencia (listados también en su Wikipedia) y su trayectoria profesional maquillada y exagerada, cual joyería de fantasía, apantallen a la mayoría. En mi caso no sucede así, y no puedo entender como alguien con una pizca de inteligencia considere respetable a ese hombre. En efecto, Mauricio José Schwarz es a los divulgadores científicos lo que C.C. Sánchez es a la literatura.

Lo que da risa es que segun el es vocero de la ciencia, el extraordinario paladín que tiene siempre una opinión sobre todo (o contra todo, más bien) ¿y que es? un chaquetero equis, medio reportero, medio fotografo, etcétera. Un escritor de mediana calidad, al igual que en su desempeño en los otros oficios mencionados.

Alexander Strauffon

Un hombre que cuando quiere, es de "izquierda" en cuestiones políticas, pasando luego a ser de derecha cuando conviene. Afecto a cambiar de devoción patriótica también. Alguien que ante su obvia falta de talento sobresaliente propio, decidió sumarse a alguna causa (como otros hacen con una religión, equipo, pandilla) y hacer que el grueso de los números y la exageración de sus actividades haga parecer grande algo que en realidad es minúsculo.

Para él, los filosófos, sociólogos, diseñadores y artistas, trabajadores sociales, etc; deberíamos ser silenciados y no opinar. Casi nos quiere en un campo de concentracion.

Me llamó cobarde en un comentario público, y creyó que se lo había borrado. Como puede ver quien lo desee, nunca borré dicho comentario. Sigue ahí. El puños no supo distinguir entre mi perfil y la pag. del blog en Facebook. Se lo dije, y él dijo haberlo entendido, como puede verse aquí:

Mauricio-José Schwarz contra Alexander Strauffon

Y cuál es mi sorpresa, cuando me hacen saber que de todos modos fue a inventar que se lo había borrado, para que vieran sus contactos y paleros y le dieran palmaditas en la espalda, para luego echar veneno contra éste su servidor que aquí escribe. Para quedar bien con él, por supuesto:

Mauricio-José Schwarz contra Alexander Strauffon

Si eres alguien que se considera verdadero intelectual, y/o divulgador, recuerda que el verdadero hombre dedicado al saber muestra su repertorio y expone sus posturas y debates o puntos contrarios con sencillez, profesionalismo, y respeto. Si no, y lo haces solo por insultar continuamente todo aquello que no cuadra 100% a ti, no eres diferente a quienes se valen de otras excusas (religión, patria, dinero) para agredir masivamente a sus semejantes.

Jamás adoren ídolos de barro como a ése, aún si adornan con lenguaje técnico y elaborado y una actitud sobrada buscando apantallar. No hay diferencia entre ellos y un líder fanático religioso o politiquero más interesado en la atención y en poder joder gente que en realmente defender con madurez y humildad los principios que muchos respaldan.

Los hombres sabios, los pensadores e investigadores que a través de la historia cambiaron para bien el saber de lo que nos rodea fueron más de acción, de hechos, que de palabras pretenciosas y exhibicionismo, como éste tipo y quienes le aplauden. Le aplauden a un tipo que, como vieron ya, no sabe distinguir entre un perfil personal de Facebook y una página creada en éste. Y aún luego de explicársele, dice que son "varios perfiles". Ahí está su hombre que tanto entiende de cosas complejas... un fracaso en lo elemental, lo razonable, y a fin de cuentas lo humano.

Y nunca me quedaré callado sumisamente ante ese tipo de gente.

...

17 comentarios:

  1. Un nefasto individuo sin oficio ni beneficio, del utero al sepulcro sin pena ni gloria.

    ResponderEliminar
  2. Tú lo has dicho, Carlos.

    Le preguntaron en su Ask sobre Germán de Argumosa, el hombre aquél que era profesor, del que salió la irreal y elaborada "psicofonía del infierno" y de sus seguidores. La respuesta de Schwarz me dio mucha risa, realmente se mordió la lengua y le sangró el hocico. Es cierto lo de Argumosa, pero a éste le faltó darse cuenta que estaba viendose en un espejo. Lo que dijo Schwarz de él fue:

    "No, no la he oído. No conocí a Argumosa, así que mi opinión depende de lo que le he leído, y con base sólo en eso me deja la impresión de que su ego era mucho mayor que su respeto por los hechos, y lo inflaron bastante quienes medraban a su alrededor. "

    ResponderEliminar
  3. "Si eres alguien que se considera verdadero intelectual, y/o divulgador, recuerda que el verdadero hombre dedicado al saber muestra su repertorio y expone sus posturas y debates o puntos contrarios con sencillez, profesionalismo, y respeto. Si no, y lo haces solo por insultar continuamente todo aquello que no cuadra 100% a ti, no eres diferente a quienes se valen de otras excusas (religión, patria, dinero) para agredir masivamente a sus semejantes"

    Me gustó mucho este párrafo.
    :-D

    ResponderEliminar
  4. me parece verdaderamente ironico que los cientificos mas influyentes de los pasados siglos fueron tambien misticos, artistas, religiosos, entre otros.........

    ResponderEliminar
  5. A veces creo que en las comunicaciones online la gente es especialmente maleducada. Me alegra no tener facebook y así evitar lidiar con cretinos como el que mencionas.

    ResponderEliminar
  6. Ya para que reniegas con gente asi, no vale la pena, aunque si entiendo tu respuesta.
    Seguro muchos no lo toman en serio

    ResponderEliminar
  7. Lamentablemente el internet es una puerta abierta para individuos como este (o peores) Lo bueno que también permite el poder expresar nuestras opiniones. Envíale la cuenta, ya que dijo que lo psicoanalizas a distancia.

    Saludos!!

    ResponderEliminar
  8. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  9. Una leída a su Wikipedia, la cual está notoriamente editada por él mismo, detalla su trayectoria como me rei con esa pare.... mira su actitud más que de un profesionista de no se que ..... parece de un niño pequeño, yo no se de que se vanagloria ...así que mejor ya ni lo peles y listo (perdon si me equivoco por no conocer bien la situación).

    Saludos.

    ResponderEliminar
  10. En respuesta al post, no falta la persona que lo adora (a schwarz):

    http://ask.fm/Escepticodejalisco/answer/112998267740

    ResponderEliminar
  11. El tipo de ese Ask, como sus otros fans, se cierran aunque se les presente evidencia visual. Y no es que importe; él y los otros son ciegos siguiendo a un ciego con aires de poder ver todo. Cuando se trata de un ícono y seguidores fuertes, decididos, y abiertos a debatir, llegan a ganarse el respeto de uno aunque se esté en desacuerdo. Pero Schwarz y sus lamebotas, y su afán de despreciar y hacer menos a otros (para después decir que todo el que les responda sus agresiones está "lleno de ad hominems en sus palabras") solo me revuelven el estómago.

    ResponderEliminar
  12. Me cae bien este señor Schwarz, el struffon queda como un bufón sin estilo a su lado! No solo cuenta con argumentos si no con humor y elegancia.

    Karem

    ResponderEliminar
  13. El de arriba o no entiende o no sé qué demonios le pasa. Es Strauffon no "el struffon", además el tal schwarz no tiene argumentos o se inventa lo que dice en gran cantidad...

    http://emisionenelvientredeunaballena.wordpress.com/2013/11/11/es-mauricio-jose-schwarz-del-circulo-esceptico-un-pensador-critico/

    http://armatumente.blogspot.mx/2013/12/critica-mauricio-jose-schwarz-y-al-blog.html

    http://explicandoalexplicador.blogspot.mx/2012/12/la-religion-de-la-ciencia-el-sacerdocio.html

    http://elojocritico.info/mauricio-jose-schwarz-el-retorno-del-charlatan/

    http://losescepticosvayatimo.blogspot.mx/2010/01/mauricio-schwarz-se-mete-telepredicador.html

    http://homeopatiayseudoescepticismo.wordpress.com/2014/01/30/20-anos-del-desinformador-mauricio-jose-schwarz/

    http://www.forocomunista.com/t21588p60-es-el-marxismo-cientifico-como-asegura

    https://es-es.facebook.com/elnocturno/posts/10151922846592943

    ResponderEliminar
  14. Yo sólo diré con toda madurez y respeto: PELEA PELEA PELEA

    ResponderEliminar
  15. Cuanto lloriqueo Alexander y no te conformas con moquear solo en tus espacios, también te paseas cual Magdalena dejando tus experiencia (bastante relevante para ti) haciendote la victima por muchos blogs con el corazón roto y despechado. Sobate!!!

    ResponderEliminar
  16. "Se preguntarán si lo que clama representar vale la pena, y la respuesta es sí. La magufería pseudocientífica hace enorme daño al mundo, más cuando induce a dejar de lado lo que sí es efectivo y probado....o un homeopata New Age de los que le dicen a la gente que no vayan con el médico porque "la medicina alópata es mala" y otras mentiras que rayan en el delito."

    Soy el autor del blog Explicando al Explicador, uno de los que referenciaste para mostrar vida y milagros de Schwarz.

    Schwarz, igual que Bin Laden o George Bush, no es una enfermedad sino un síntoma. Y aunque personalmente pueda resultar repelente, el perder de vista lo que representa es lo verdaderamente peligroso.

    Tu, igual que el autor que se siente Jonás, te asqueas del mensajero mientras validas el mensaje. Y eso lleva a una pregunta importante:

    ¿Cómo es que un sujeto mentiroso, calumniador, farsante y distorsionador de las cosas, que está a favor de lo que le conviene cuando le conviene, resulta ser defensor constante y a ultranza de una causa real y correcta?

    Resulta altamente improbable que alguien así defienda algo correcto. Y mi blog ha demostrado que efectivamente es el caso de Schwarz. Un sujeto como Schwarz defiende causas del nivel de Schwarz, entre ellas la anti-homeopatía.

    Decenas de artículos demuestran que todos axiomas del negacionismo homeopático son fabricaciones y mentiras, a cual más burda, para engañar a las personas de escaso o nulo conocimiento del tema, que se convierten entonces en repetidores de hipnopedias y vectores del mal.

    Yo no sé cuántos homeópatas son "New Age", y de esos, cuántos recomiendan no ir con un "médico". Pero sí puedo reconocer la fuerza propagandística que tiene una construcción calumniosa de ese tipo y preguntarme por qué las calumnias de Schwarz son tan malas y esa del homeópata New Age es tan innocua como para decirla aquí, donde estamos defendiendo la racionalidad y la discusión seria de ideas serias.

    Yo sugeriría que cambiaras tu apuntador del artículo del DDT, que es relativamente lateral y sólo muestra al Schwarz mañoso, al artículo sobre la curva dosis-respuesta, donde se explica que uno de los puntos centrales de la anti-homeopatía es una engañifa peor que la de las armas de destrucción masiva de Irak.

    En resumen, si la repulsión que causa el mensajero no es buena razón para ponerse a revisar la verdadera naturaleza del mensaje, se esta perdiendo una oportunidad muy valiosa de aprender algo importante.

    ResponderEliminar
  17. Schwarz se parece a Droppy. Jajaja.

    ResponderEliminar

Puedes comentar como Anónimo sin tener que ingresar con tu perfil de Google o algún otro. Solo selecciona del menú "Comentar como" y elige entre dejar Nombre y URL que desees, o solo Anónimo. Gracias por visitar.