12 jun. 2015

Top 10: Mis Gatos favoritos de series y obras animadas

Los gatos son divertidos. Fuertes competidores en esas clásicas discusiones de qué tipo de mascota es mejor. Tienen elasticidad, fuerza, y resistencia. Aparte de ello, son cómicos, y en línea hay cientos de muestras de eso en imágenes y videos.

Aquí está mi Top 10 sobre mis gatos favoritos en la ficción. Nota importante: la regla es que se trate de gatos en si, no de nombrar a otras especies bajo la excusa de que son a fin de cuentas felinos. De obras animadas en general, he aquí mi lista:

10) Heathcliff


En un mundo donde la inmediata asociación mental de "gato naranja" se iba hacia Garfield, existió una competencia de éste creado incluso ANTES, en 1973, y a mi gusto mejor que el come-lasagna. Creado por George Galety, supo abrirse camino de las tiras cómicas de periódico hasta la televisión.

Heathcliff es un gato hábil y cínico que para alguien que quisiera sacar un análisis del simbolismo tras éste, bien podría considerarle un guiño hacia lo que es un mafioso. Acosa al señor Schultz, dueño del mercado, a los pescadores del puerto, el lechero, y a los trabajadores del departamento de sanidad. Es además un informante de la perrera local, sabiéndoles manipular de forma adecuada para acosar a la población de perros y sacarlos de las calles. Es además fanático de galantear y perseguir a las gatitas. ¿Ven a lo que me refiero?

9) Karate Kat

Karate Kat

Dentro del furor por las artes marciales en los años 80, una de las caricaturas que veía eran sobre este gato en particular que tenía dos oficios que me encantan: detective, y karateca. Por alguna extraña razón, se tenía que poner en chinga el traje de karate para poder pelear bien, luego de decir "Soy la máquina del karate". La acción se lleva a cabo en un mundo poblado por gatos antropomorfos, y en una ciudad donde el crimen tiene fuerte presencia.

8) Snowball II

Snowball II de Los Simpsons

Snowball II, o Bola de Nieve II, es una gata que debe su nombre al primer gato que tuvieron los Simpson, que era blanco y macho. Ella tuvo que llevar el nombre a pesar de tener pelaje negro.

Snowball II salva a Homero de morir en un incendio en la casa-árbol construida por los Amish después de que el perro Ayudante de Santa saliera huyendo. Aprendió incluso a tocar el piano para llamar de nuevo la atención de Bart cuando éste se interesaba solo en el elefante Stampy. Fue una mascota siempre fiel hasta su muerte, luego de la cual le sucedieron varios gatos hasta que a Snowball V se le concedió ser Snowball II, ironía empleada por los guionistas para señalar que todo da un giro de regreso para mantener el status quo de la serie.

7) Azrael

Azrael el gato de Gargamel

Nombrado por el ángel de la muerte en la tradición judeocristiana, es la mascota del hechicero Gargamel, quien tiene la obsesión continua de cazar a los pitufos y... matarlos, comérselos, convertirlos en oro, o cualquiera de las versiones que resulte ser cierta que se maneja sobre él.

Azrael es en muchas formas más astuto y calmado que su amo. También se ve que está decidido a devorar a los pitufos. Tiene una herida permanente en su oreja derecha, está casi siempre de mal humor o en actitud ansiosa. Si alguien tiene oportunidad de éxito en su empresa entre ese par, decididamente no es Gargamel, sino su gato.

6) Lucifer

Lucifer el gato en Cenicienta

En Cenicienta, demuestra merecerse el nombre que le pusieron, y que se lo ganó a pulso. Disfruta de hacer sufrir a la protagonista, es malintencionado y se ve que disfruta el daño que hace. Desea devorar a los ratones amigos de Cenicienta, y refleja a la perfección la maldad de su dueña Lady Tremaine.

5) Salem Saberhagen

Salem Saberhagen el gato de Sabrina

Salem Saberhagen es un brujo de 500 años de edad que fue sentenciado por el Consejo de Brujas a pasar 100 años como gato como castigo por tramar conquistar el mundo. Fue enviado a vivir con Hilda, debido a que ella participó como su cómplice. Aunque sigue conservando sus deseos de dominar el mundo.

Su sentido del humor es único, y sus consejos son invaluables para Sabrina, la bruja adolescente. Muchas veces sus palabras son clave para que la chica resuelva cosas que con otra gente no ha llegado a entender.

4) Silvestre

Silvestre el gato

El famoso gato blanco y negro en representación de la dualidad moral intrínseca, quien aunque es buen tipo por principio, su naturaleza es innegable y asi como en algunas caricaturas cazaba al pájaro Piolin, en otras tenía a un blanco aún más dificil: Speedy González. El famoso "lindo gatito" de Warner es un ejemplo de la tenacidad ante el dolor y la mala fortuna.

Es, entre otras caricaturas con dinámica similar, quien refleja la imagen de aquel que se ve fastidiado por criaturas inferiores que son aparte molestas y ruidosas.

3) Don Gato

Don Gato

La carta fuerte de Hanna-Barbera, Don Gato (Top Cat) es el líder de una pandilla que representa la fuerza de choque de la sociedad olvidada e indigente contra las autoridades cuadradas y esmeradas en verse pulcras; o sea, Matute el policía.

Éste gato es el ejemplo de lo que en inglés llaman "street smarts", o los atributos o habilidades propias para sobrevivir lo difícil de las calles. Inteligente, persuasivo, y conocedor de las palabras adecuadas para causar el efecto adecuado. Lo único que impide su éxito en su totalidad es la inhabilidad de su pandilla para seguir al pie de la letra sus instrucciones, cosa que todo líder ha tenido que enfrentar alguna vez.

2) Pusheen

Pusheen

Pusheen, el famoso Gatito Gordo de Facebook. Le consideran hembra en sus orígenes; yo discrepo aunque incluso la autora lo haya afirmado. Vean cómo es: gordo, traga tanto que la mayoria de sus poses son comiendo algo, le encanta tirar hueva, la música, la cafeína, y la actitud de "Con todo y mi peso así, me vale madre, y soy la mera mamada". Prácticamente dice a gritos ser macho. Y es sumamente divertido, por algo se ha comercializado cada vez más.

1) Cheshire Cat

Cheshire Cat de Alicia en el Pais de las Maravillas

En la conocida obra de Alicia en el País de las Maravillas, tan genial y de imágenes y conceptos tan únicos que han incluso obsesionado a otros escritores, a músicos, artistas, y la población en general, lo que más salta a la mente al recordar la obra (y más que incluso el Sombrerero) es el Cheshire Cat, Gato Risón, y su sola sonrisa convirtiéndose en la luna.

Éste es mi gato favorito por un motivo sencillo: si analizan de forma profunda, notarán que es prácticamente una deidad. Ni las diferentes reinas ni otros seres podrían siquiera ilusionarse con poder destruir al Cheshire Cat. Además de sus atinadas frases de filosófica reflexión que denotan una sabiduría de siglos, sus habilidades (las cuales no escatima en usar) dejan ver en claro que es indestructible, pasa de materia a inmaterial, del Ahora al Aquél Entonces, del ser al no-ser. En sí, puede doblar el espacio-tiempo y es inmortal. Y oh, demonios, quienes me conocen bien y a mis fantasías desde niño saben cuánto daría por ser así.

...

3 comentarios:

A.S dijo...

Siempre me gustó el humor de Salem aunque no puedo dejar de lado al gato Cheshire, Azrael y Pusheen (quien ha acompañado y complementado nuestras pláticas muy "atinadamente")

Pablo Cabañas dijo...

Ah, los gatos, como me gustaría tener uno (bueno, si es que es tolerado por Spunky, mi perro, jejejeje). No tenía idea que Heatcliff y Karate Kat eran de sus favoritos (Pusheen era de esperarse :P); mis favoritos son Mr. Kitty (el gato hermafrodita de Cartman), los Catillac Cats, los SWAT Kats y Gumball.
Saludos!!

martincx dijo...

Yo también soy a cat person. Y me gustó la selección, Salem es genial.