13 jul. 2015

Carta abierta a los mexicanos

Carta abierta a los mexicanos ALEXANDER STRAUFFON

Gente de México, éste es el país que ahora nos toca rescatar. Aquel en el que líderes famosos del crimen organizado se escapan a voluntad de las cárceles, mientras el gobierno niega la más que obvia complicidad de su parte en que lograran escaparse. Eso, mientras que otros cárteles y grupos han sido manejados de forma distinta, y sus jefes máximos han sido ultimados de forma directa. Un claro ejemplo de un proceder que dice "El cártel y líder que nos represente buen negocio es nuestro amigo", mientras que otros, de tan fuertes y violentos mejor se les ignora y se amordaza a los medios para que no reporten las atrocidades que hacen. Gustan de pensar los políticos que nos estamos chupando el dedo.

Un país donde en muchos lugares han olvidado que las escuelas son para aprender con empeño, y enseñar con ética. En vez de eso, cuando no son sitios que hasta sonríen al bullying e imposibilitan a los que sí son buenos maestros hacer su trabajo, bajo el apabullante fastidio de ignorantes y fastidiosos padres de familia y directivos de escuela sin cerebro. Ésto, mientras en otros lados está unas rayas más arriba la intensidad, con pandillas y células de vándalos que aún se atreven a decir que son maestros y que en realidad son un sindicato o comisión que "sólo está pidiendo sus derechos". Y nada como destruir ondeando una bandera de ideas vagas, como buen justificante.

La nación donde la estrategia económica empleada por años ya puede ejemplificarse con la analogía de la persona que en vez de acudir al médico para curar su piel y bajar peso como debe ser, prefiere cubrirse todo detalle con maquillaje y disimular su apariencia con fajas, productos milagro, o al menos en su apariencia pública mediante fotos retocadas. Algo similar han hecho quienes de forma inmerecida están a cargo de la economía en el país, olvidándose de cosas tan básicas como: a) El país debe asegurarse de producir igual o más de lo que consuma, b) A la par de aumentos de precios necesarios e impuestos se impone también la necesidad de que el ciudadano perciba y tenga excedente, y c) Un país cuya economía está ya casi muerta y que se le ha drenado significa la caída de ellos, los mismos funcionarios. Pues bien antes de poder salir corriendo luego de la última succionada de sangre, bien pueden toparse con una multitud esperándoles y ya sin nada que perder, literal.

En donde no se entiende aún la enorme necesidad que tenemos de librarnos de un mal que afecta a varias otras naciones: un sistema de gobierno donde la supuesta soberanía de cada estado es una excusa para permitirles que se conduzcan como virreinatos y feudos, donde dicha soberanía otorgada les permite dar continuidad a leyes y procedimientos más bobos y poco pensados que sus contrapartes federales, imposibilitan el progreso hacia una sociedad abierta, tolerante, y apreciativa del conocimiento, y entre movimientos debajo del agua o a veces berrinches públicos de sus gobernantes se crean un mini-país de regidores saqueadores y ciudadanos descontentos.

No queremos mas violencia en Mexico

Vivimos un fuerte fenómeno de descomposición del tejido social, en gran parte porque hay quienes vuelven héroes a los criminales y, en consecuencia, la juventud mexicana es como una base de datos de reclutamiento para las filas del narco. Los cárteles apoyan en mucho a las comunidades apartadas, a causas sociales de pronto aquí y allá a la par que a la campaña de algunos funcionarios públicos, y con ésto se disfrazan de “héroes” o de perdido de un "no somos tan malos como otros". Así, mientras ciudadanos clasemedieros prestan más atención a lo viral, ridículo, o exagerado en las redes sociales, los de la mala fortuna de ser de la clase pobre pasan a dichas filas diario, para desgracia de ellos y de quienes se los encuentren en el camino de su carrera delictiva.

Nos toca abrir los ojos ante la realidad política, económica, y social de México. No fomentar la corrupción con ninguna instancia y en ninguna situación, y fomentar la denuncia ciudadana. Y seguir de forma proactiva la acción política ciudadana que ya mostró unos modestos brotes al haber logrado colocar candidatos independientes en elecciones. Una ciudadanía madura, participativa, y fuerte es la única esperanza para desplazar al mal que representa el pluripartidismo, las imposiciones con tintes totalitarios, y al crimen coludido con gobierno de tal forma que no se sabe dónde termina uno y comienza el otro.

Y no es que el triunfo de los independientes sea el remedio mágico, o las otras pequeñas victorias recientes sean ya lo único que se requería ver pasar; por algo fueron mencionados en el presente escrito los problemas que se apilan ya a niveles críticos. Pero es un indicativo de que el pueblo puede cuando quiere, y que no quepa duda de que éste sí quiere, hoy más que nunca.

...

3 comentarios:

  1. Muchos de los problemas que tienen ustedes, también los tenemos en Perú. Espero que tus compatriotas que te lean y todo hombre o mujer de buena voluntad te oiga y emprenda cambios desde el lugar donde esté.

    ResponderEliminar
  2. Desde la distancia se perciben grandes problemas de muy difícil solución a corto y medio plazo. Los problemas empiezan a ser serios cuando parte población teme más a los delincuentes que al propio estado, lo que les hace ser partidarios de los primeros que del segundo más que nada por el miedo. Y supongo que debe haber unos lazos terribles entre unos y otros que hace tan difícil su erradicación...
    Sólo la fuerza de todo el pueblo unido puede acabar con esa situación.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Me pregunto hasta cuando.. entiendo perfecto que emprender de plano una guerra tipo como le hicieron en El Cairo es algo que da temor.. Pero hasta cuando nos vamos a dejar pendejear?

    ResponderEliminar

Puedes comentar como Anónimo sin tener que ingresar con tu perfil de Google o algún otro. Solo selecciona del menú "Comentar como" y elige entre dejar Nombre y URL que desees, o solo Anónimo. Gracias por visitar.