21 nov. 2015

Warner Channel, Cinépolis México, y el doblaje a español a la fuerza


Warner Channel: ignorando incluso a sus televidentes con discapacidad

Casi al final del 2015, Warner Channel tomó una de las decisiones que más descontento ha causado a los televidentes: un cambio en el audio de su canal agregando la opción de SAP y estableciendo como default los programas doblados al español. Esa, por supuesto, no es razón suficiente de incomodarse o protestar. El problema es que a la opción de audio en inglés, su idioma original, le quitaron por completo la opción de subtítulos. Una manera de decir a la gente que para ellos las cosas son blanco y negro, y o te ajustas forzosamente a solo audio en inglés sin apoyo adicional, o si no debes soportar el doblaje al español con sus múltiples defectos.

Ante la cantidad de quejas en la página oficial en Facebook de Warner Channel, quien la administra empezó a dar respuestas prefabricadas y genéricas, cual si fuera solo un corta y pega, diciendo "Usted puede activar o desactivar la opción de SAP, en nuestra página le mostramos cómo". En balde la gente ha intentado razonar con el administrador o contactar a la compañía por otro lado, y se nota que su decisión es firme a pesar del descontento general. No son los primeros en hacer esto; los canales Golden, Golden Edge, y Cinemax, por nombrar algunos, han hecho lo mismo y aún peor: a muchos les han dejado por default la señal solo con doblaje a español, sin acceso siquiera al audio en inglés sin subtítulos, de perdido.

Unos pocos que toman el partido de la compañía creen que el exigir que haya subtítulos es un capricho o necedad, y dicen que quienes protestan deben presentar un argumento innegable y de peso. Yo les tengo uno, pues: los televidentes sordos e hipoacúsicos. Necesitan los subtítulos para tener un nivel aproximado de la experiencia que el programa brinda. He ahí donde se ve la falsedad del argumento de Warner Channel de que están haciéndolo por atender el deseo de un sector poblacional (el de los flojos que no pueden ni leer un par de líneas porque les cansa mucho). ¿El atender a un sector significa que dejen por completo de prestar atención a otro? Y a uno con una discapacidad, en este caso.

Algo más a señalar es que incluso para quienes sabemos inglés los subtítulos son algo que en ocasiones usamos, y queremos tener esa opción. El inglés tiene, como otros idiomas, sus variantes en acentos y tonos únicos. Si veo una serie o película que de pronto tiene a un actor británico o un irlandés hablando, quiero tener a la mano los subtítulos si los llego a ocupar. Incluso actores y actrices de Estados Unidos, se sabe que no es lo mismo el cómo hablan los del norte de dicho país que los del sur, o los multifacéticos acentos de quienes son de Nueva York, por nombrar algunos ejemplos.

Y una cosa: los canales de TV parecen haber olvidado que no nos están haciendo ningún favor. Los que los vemos somos los que les representamos ganancias. La relevancia que llegan a tener sus series, y por ende los anuncios de productos y servicios de sus patrocinadores, son gracias a nosotros. Pero la prepotencia de algunos, siendo Warner Channel de los peores, es evidente. Basta el ver que aún con las protestas escalándose a sus dueños Turner Broadcasting y Time Warner, no han querido hacer caso. El descontento hacia el mencionado canal es evidente, basta con darse una vuelta a la página Ya no somos Warner Channel. Y mientras nosotros acá tenemos esta situación, la gente en E.U. sí tiene habilitados los subtítulos en inglés, español, portugués, y lo que se les llegue a ofrecer.

Muchos se preguntan si el considerar discriminación esto no es quizá exagerado. Y bueno, diría que no lo es en absoluto. El espectro de la discriminación es amplio y lo más presente de ésta es su forma moderada o sutil. Y la visión de las compañías varias sobre el público latinoamericano es claro ejemplo de eso. Basta ver en las películas de Hollywood cómo no se preocupan por reglas gramaticales si hay un diálogo en español o si a quien representan como un latino en verdad logre sonar como tal. Y ni hablemos de lo que el doblaje de España le ha hecho a videojuegos, series de animación, y otras cosas. Eso se volvería tan extenso que merece ser tratado como tema aparte.

Contactar a las compañías de cable para hacerles saber de este problema de poco ha servido. Algunas dicen que sí harán algo, toman el reporte y que será escalado a donde corresponde. Otras no responden siquiera, y falta ver si quienes dicen que están haciendo llegar el reporte están o no diciendo la verdad. Veo poco probable el que dichas compañías pongan presión de su parte como deberían, abogando por el interés de sus clientes. Parece más una indiferencia generalizada donde esperan que toda la gente termine de quejarse y doble las manos y se acostumbren. Pero algo que olvidan, y nosotros los clientes debemos tener presente, es que hoy día hay más opciones que en el pasado. La opción de ver series y películas vía Netflix y otros proveedores está a nuestro alcance. Las compañías de cable deberían tener presente eso antes de seguir con esa falta de acción que tanto les caracteriza.

Cinépolis México: "En inglés y subtituladas para las zonas ricas, las dobladas al español a las de gente sin tanto dinero, y se aguantan"

Cinépolis en el Estado de Nuevo León ha hecho cada vez más obvio su prejuicioso parecer respecto a zonas de Monterrey y área metropolitana. Mientras que en sus zonas de gente con más dinero, o lugares "más nice" como dirían algunos, sí exhiben las películas en inglés con subtítulos en su mayoría de salas, las de otros lugares suelen tener varias salas con la película doblada al español, y si acaso una sola con la película en inglés y subtitulada.

Yo mismo les hice saber mi queja, subí lo más que pude encontrando a quien está atrás de Cinépolis en México. Luego de mucho buscar respuesta suya, al final dieron una respuesta que por desgracia no tengo a la mano ya que fue hace algún tiempo que me contestaron. Pero su mensaje, de una forma muy propia (tan correctos, ellos) lo que decían en esencia era: "Mira, las zonas más jodidas y de menos dinero tienen gente precisamente así: jodida. Y no leen ni dos palabras, por eso se los ponemos así. De todos modos los niños, que muchos llevan con ellos, no pueden seguir el ritmo de los subtítulos".

Tiempo después que comenté esto en redes públicas, dieron la misma respuesta pero diluída. Tanto por mensaje como por otras vías agregaron algo más: "Es que hay un limitado número de rollos, cuando llega una película, y hay que hacer acomodo". ¡Por favor! Para rollo, el que se estaban aventando con semejantes excusas sacadas de la manga. Además, que conveniente que en ese dizque acomodo la mayoría de películas subtituladas van al área de San Pedro Garza García (la zona de más dinero aquí en Nuevo León, para quienes no sean de aquí), y a todos los demás las sobras, cual monarca cruel repartiéndole comida ya podrida a los súbditos pobres. Pues no, señores de Cinépolis. Eso no es correcto, y habla de lo mal que están ustedes.

De lo que mencionaron de excusa al principio, lo que puedo decir es que sí, hay mucha gente floja. Siempre la ha habido. En internet los ves, quejándose no solo de cuando hay un texto algo largo que leer, sino ahora hasta de la longitud de los videos. ¡De los videos! Su corta capacidad de atención y apatía no les permite ya ni lo audiovisual por periodos prolongados. Y aterrizando eso al cine, está la gente que no quiere tener que leer subtítulos. Pero les digo algo: esa misma gente a donde va es a las películas infantiles, a llevar a los pobres que tienen la mala fortuna de ser sus hijos (porque qué mal ejemplo un padre o madre que es flojo hasta para algo tan sencillo como leer una línea de texto a la vez, en una pantalla). Y no son tan asiduos al cine como lo son de otros espectáculos. Usarles de excusa es ridículo.

Somos más quienes queremos las series de TV y películas en su idioma original con subtítulos. Poder apreciar la inflexión de voz, sonidos, y reacciones vocalizadas del actor en pantalla. Poder apreciar las bromas y juegos de palabras que solo en su idioma original tienen sentido, y al convertirse al doblaje en español se echan a perder, y más con la mayoría de quienes doblan para series y películas, con un tono plano, monótono, traduciendo mal términos y cosas, incluso de las más sencillas. El doblaje en México tiene sus honrosas excepciones, aclaro (como el equipo de doblaje original que trabajó las primeras temporadas de Los Simpson). Pero ellos, los buenos, son la excepción y no la regla. Además de que aún contando con doblajes de primera no sería excusa para quitar idioma original y subtítulos a quien como televidente y cliente lo pide. Y vale más que lo entiendan, ya que para Cinépolis y todo cine que siga esa misma práctica el mensaje es el mismo: acuérdense que no son indispensables ya para ver películas. Después no se pongan tan dignos ante la preferencia de clientes de mejor irse a los proveedores como Netflix para ver películas, y a la piratería para ver estrenos que no estén disponibles de otra manera.

Y es que fíjense qué curioso, señores de Cinépolis, de Warner Channel, y otros que tienen estas prácticas ahora: hasta los piratas, que son delincuentes, saben darle a la gente lo que está acostumbrada a recibir y presentarles plenas opciones, tal como les gusta. Si hasta los piratas saben tratar mejor a los clientes que ustedes, es hora de que ustedes se miren al espejo y se den cuenta de todo lo que están haciendo mal.

...

22 comentarios:

Jesús David Torres Quiroga dijo...

Hace ya muchos años que el doblaje bien hecho en español se fue al demonio. Aún recuerdo que durante los años 90, al menos con las series animadas, las casas de doblaje mexicanas y venezolanas (quienes doblaban principalmente las caricaturas producidas por Warner) se disputaban el título del país con el mejor doblaje en español. Sin embargo, el final de esa década y el inicio de los dosmiles marcaron en acabose del doblaje mexicano bien hecho. Puedo recordar que la primera serie que vi con el doblaje “chilanguizado”, para goce y disfrute de toda la gente silvestre de la nación, fue Pokemon. De ahí, se empezó a filtrar a otras caricaturas. (Principalmente las que son distribuidas por Cartoon Network), y de ahí a las películas, marcando así la muerte de una gran industria. Actualmente, mucho doblaje ahora se realiza en Argentina y Colombia. Y su calidad deja MUCHISIMO que desear. (Especialmente el colombiano. Incluso una persona con una enfermedad terminal tiene más vitalidad que los actores de doblaje colombianos.)

Nefertiti Munguia Triana dijo...

A mi las series me gusta verlas en el idioma original, casi no me gusta con doblaje porque luego les ponen voces que nada que ver y como dices hasta las bromas pierden la gracia.

Ojala arreglaran eso, que lo regresen a como estaba y sino ahí están las páginas de series y películas online que no fallan.

Saludos!!!

Holden dijo...

No se dan cuenta de que, además, sin doblaje los estrenos de las series y películas podrían ser globales con lo que la gente no tendría que esperar a que sus televisiones echen lo que en USA se vió la semana o el mes pasado, que es una de las razones del pirateo.

Pero eh, tampoco hace falta que desprecies el español de los que vivimos al otro lado del océano para quejarte de los subtítulos.

martincx dijo...

Suscribo en totalidad sus palabras reverendo Strauffon, hace mucho tiempo abandoné la televisión (sólo retorno a ella cuando quiero ver fútbol) razón por la cual no estaba al tanto de este acto de injusticia para quienes preferimos series y películas en su idioma original con los subtítulos en español.

Como bien apunta Sir David, antiguamente el doblaje latino de la programación era muy bueno, o al menos era la sensación que nos dejaba al no tener acceso a la versión original, dicho sea de paso he de recordar el buen trabajo de los artistas que supieron imprimir de manera correcta caracter a los personajes de los Simpsons, al menos mientras duró la presencia de Humberto Vélez y cía, seguiría hablando de los habitantes de Springfield, sin embargo no lo haré para no extenderme demasiado, pues mi bronca por la baja de calidad de esa serie es muy grande, al punto que ya no la veo, más que para recordar algún viejo capítulo.

Hoy gracias a la internet y a la legion de fans que dedican su tiempo a subtitular puedo disfrutar en todo su esplendor las actuaciones de grandes actores y actrices que se han tomado la así llamada pantalla chica. (Game of Thrones, Vikings, House, Dexter, Hannibal y un largo etc.)

No me quiero ni imaginar la voz que le habrán puesto a Tyrion o a Ragnar en el doblaje latino (o peor aún en Español ibérico), mi cuota de indignación y asco la obtuve al enganchar una madrugada (sí, porque al parecer el Dr House es una mala influencia) en la tv ecuatoriana a nuestro misántropo favorito.

En fin, ¡vaya que me han hecho comentar!

Alexander Strauffon dijo...

No lo desprecio. No me gusta, eso sí. La famosa "onda vital" para el kame-hame-ha en DBZ y muchas otras cosas son algo que a la mayoría no les agrada de plano, pero aquí en su mayoría es otro doblaje y no de allá. De hecho, salvo la corta mención del Diablo III, no está presente el de España en las cosas que abordé. Warner, Cinemex, Golden, y por su lado Cinépolis lo que usan es doblaje hecho en latinoamérica. Pero el punto es, sean los buenos o los malos quienes lo hagan, la mayoría no queremos la versión doblada, sino el idioma original y podernos apoyar con subtítulos. Y dado que se paga por el producto, es un insulto a la clientela que lo quiten mientras que en E.U. les dejen abiertos los subtítulos a inglés, español, portugués, etc.

Holden dijo...

Lo cierto es que además, en Europa al menos, hay numerosos estudios que dicen que los paises en los que no se dobla la televisión son los que tienen mejor nivel de inglés, asi que además es casi una razón cultural, ¿no te parece?

Jiuyraki dijo...

De acuerdo con tu post, abordas varias aristas de la situación, y dejas claro mensaje de las acciones que pueden tomar los televidentes, cinefilos y gamers si siguen con esa política racista

Aseret dijo...

En el caso de algunas series que compró Canal 5 y que pasaban en Warner me sacó mucho de onda escuchar las voces que les impusieron a los personajes, un ejemplo, The Big Bang Theory, está bien que son hombres jóvenes nerds y algo infantiles pero por qué ponerles voces de adolescentes y eliminando los chistes sobre sistemas operativos, fórmulas, cómics, etc. Es como si los del doblaje dieran por sentado que los mexicanos y/o hispanoparlantes fuéramos ignorantes de temas de ciencia y cultura geek, así que nos hacen el favor de "adecuarlo" a nuestro conocimiento simplón y casi nulo. Es decir, si ves, te gusta y sigues un programa como TBBT es porque te gusta el humor que manejan y seamos francos, tampoco hablan más de dos minutos sobre los temas científicos sólo son un recurso para ambientar el episodio.

Siempre he apoyado el doblaje mexicano pero detesto y no aguanto cuando le meten chistes locales o muy chilangos, evitando a toda costa el chiste original, he estado viendo en Netflix El Príncipe del Rap y de plano lo pusieron muy gachito el doblaje, otra vez, dando por sentado que no conocemos la cultura afroamericana y referencias.

Eva Mercader dijo...

En España, pese a la buena escuela de dobladores que tenemos, ya va siendo hora de que emitan todos los programas, series y películas en su idioma original. En el resto de Europa así se hace y está más que demostrado que los espectadores adquieren una mayor destreza a la hora de familiarizarse y aprender otros idiomas, principalmente el inglés. He conocido a gente de Lituania, Rumanía, Polonia con grandes dotes para el inglés, sin haber estudiado en ninguna escuela de idiomas. Habían aprendido gracias a la televisión.y no entendían por qué en España se doblaban hasta los anuncios

Kazbam Mabzak dijo...

Coincido con su enojo, señor Strauffon. La verdad es que no he tenido oportunidad de verificar ese desatino de Warner, pero de que es una reverenda mamada, lo es.

Por otro lado, solo quiero comentar que las compañías de cine, como Cinépolis son eso, compañías, y si su audiencia prefiere entrar a las salas con películas dobladas eso precisamente es lo que van a programar, cuestión de mercado. Al menos eso es lo que me dieron a entender acá en el D.F.

En fin, hagamos uso de la web y la piratería para ver felizmente nuestras series favoritas.

Saludos.

Maggie Dallospedale dijo...

Yo amo verlas en idioma original. Y normalmente no tengo tiempo de sentarme y ver tv, así que que cuando tengo tiempo las veo por internet. Pero estoy de acuerdo contigo ;)
Un dulce beso
Maggie D.
Fashion Blog Maggie Dallospedale fashion diary

oscar dijo...

Estoy de acuerdo con que la opción debe existir, no así con que el doblaje bueno en México sea excepción y no regla.

Daphnelaluna dijo...

Solamente un recuerdo, un abrazo y una sonrisa.

Bueno muchas :):):):).

Arion dijo...

El doblaje me parece terrible. Es una situación que ha ido empeorando, y cada vez son más los canales de cable que sólo trasmiten programan doblados. Yo en la actualidad veo solamente muy pocos canales, HBO, iSAT, TCM y alguno que otro en donde todavía pasan los programas como deber ser: en idioma original y con subtítulos.

Espaciolandesa dijo...

He observado lo que mencionas (la imposición del doblaje al español) con desagrado, ya que también me gusta ver las series y películas en su idioma original. Y sin censura, dicho sea de paso.

Hace poco pasaron en Golden "El crimen del Padre Amaro", por poner un ejemplo, censurada. Lo mismo pasó con "American Psycho", que pasaron en Pánico.

Esos canales, Warner, Golden, Cinemax, Pánico (y le pido mucho al osito Bimbo que TCM no siga esos pasos) son de paga. Si quisiera ver películas y series dobladas al español y censuradas, las vería en tele abierta. Pero el punto es que estás pagando por ver una película o un programa en una versión, si no la original que sería lo ideal, sí en una de mejor calidad que la que tendría en tele abierta. Y ya hasta en estos canales de paga te pasan el comercial del jabón o los nefastos informerciales.

Sobre el tema de los videojuegos no sé mucho por el tema y no sé si conozcas a Dross, pero hizo un video al respecto del doblaje en el que comparte tus opiniones: https://www.youtube.com/watch?v=dRD1Vrclbzo

Ojalá que las empresas recapaciten y se den cuenta de la importancia de darle a sus clientes lo que quieren. Y si nos van a imponer el doblaje al español, que sea con opciones como lo hacen en otros mercados.

De otra forma, que no se quejen luego si buscamos alternativas, como la piratería o las descargas, en las que la norma es ofrecer todo en VOSE.

Alexander Strauffon dijo...

Sí, yo pronto dejaré la tele de paga.

Y sí, conozco a Dross, aunque sospecho no nos cae de la misma forma: http://alexanderstrauffon.blogspot.mx/2015/07/dross-rotzank-de-usuario-de-youtube.html

Esperemos sí, las empresas recapaciten. Aunque es poco probable. Te agradezco mucho por visitar y comentar, espero estés muy bien.

Espaciolandesa dijo...

Pues sí, la verdad es poco probable que las empresas recapaciten. Hasta Netflix no ofrece el mismo contenido que en otros mercados, así que el panorama no luce nada bien.

Lo que veo venir es que nos veremos obligados a seguir consumiendo su producto y quizá al precio que ellos impongan.

Tenía mucho sin revisar mi Feedly y me puse al día con los blogs que solía leer. Te agradezco que pases de vez en cuando por mi blog.

Y bueno, bien o mal aquí ando. Mientras haya vida hay esperanza y se puede sanar, así que a enfrentar las cosas.

Leeré tu publicación sobre Dross y comentaré al respecto ahí.

Anónimo dijo...

Ya llevo días escribiendo LO MISMO de mil formas diferentes en la página de Warner Channel y me agoté de repetirlo. Sin embargo, acá va otra vez: el doblaje es perjudicial por muchos motivos, por ejemplo: 1) convierte una cultura abierta y cosmopolita en una cerrada, xenófoba e ignorante, en la cual la gente perderá la costumbre de oír otros idiomas además del propio y se cerrará solo en lo que forma parte de su entorno inmediato en lugar de tener una visión más global del mundo en el que viven muchísimas culturas disintas; 2) pervierte la historia original, insulta la actuación de los actores que se esfuerzan para hacer bien su trabajo, modifica el sentido de las palabras y arruina los mensajes que éstas originalmente transmiten; 3) ver programación en su idioma original con subtítulos es una forma perfecta para aprender una segunda lengua. Viendo series subtituladas, la gente puede adquirir una muy buena base de inglés, japonés, francés, italiano, etc., sin siquiera darse cuenta ni esforzarse mucho. He estudiado Linguística y sé que es así, demás de que yo misma aprendí un inglés básico de chica gracias a ver Friends con subtítulos y eso me facilitó ENORMEMENTE perfeccionarlo después, 4) como dije, en este mundo existen muchísimas culturas diferentes y, a fin de evitar las diferencias y beneficiar las cosas en común que todos tenemos como seres humanos, estas culturas deben INTERACTUAR entre sí. El doblaje es una de las formas de asesinar esta interacción; 5) es posible que la medida del doblaje fuera tomada por culpa de la ley contra el audio original que se sancionó en varios países. El hecho de que los políticos quieran que veamos las cosas dobladas solo prueba que no desean que la población se culturice (no se me ocurre otra explicación para que se estén preocupando por la televisión en lugar de solucionar los verdaderos problemas sociales. Muchos dicen que es para "proteger el patrimonio nacional"... bueno: creo que todos vemos que esa explicación hace agua por todas partes, ya que si querés proteger tu cultura, no lo hacés perjudicando otras culturas y volviendo a la gente menos culta, sino al revés: volviendo a tu gente MÁS culta para que sean capaces de producir más historias que hagan rica tu propia cultura. Historias cuya lengua original sí sea el español, en este caso. Doblando series no van a enriquecer sus culturas, queridos políticos, sino a empobrecerlas considerablemente); 6) otra parte de la audiencia perjudicada por la medida el doblaje son las personas con incapacidad auditiva, a quienes los subtítulos facilitaban el ver las series; 7) no estamos hablando de que todas las cosas deban estar en inglés, POR DIOS, ENTIENDAN QUE NO ES ASÍ, sino que TODAS LAS COSAS son más valiosas en la lengua en la cual fueron creadas, en la cual fueron concebidas en la mente de su creador, sea ésta inglés, chino, griego, portugués O CUALQUIER OTRO; 8) los subtítulos ayudan a la gente que tiene problemas para leer a que practiquen la lectura y entrenen el cerebro en lugar de ser masas inertes; 9) el último motivo y el que era sobre el aprendizaje de idiomas muestran que ver las series en versión original subtituladas hacen que ver televisión sea una acción activa de aprendizaje y no un mero acto pasivo (ya ven por qué los políticos apoyan el doblaje... nos prefieren idiotas, para que los votemos). Estos son los fundamentales, pero hay varios otros. Viajen un poco y verán lo que pasa cuando la gente no está acostumbrada a ver las cosas en audio original y la incapacidad linguística que eso genera en un pueblo.

Guerrero dijo...

Te doy toda la razón. Una de las cosas por las que no me gustan ver las películas o series dobladas es que se pierde parte del audio original y en consecuencia para mí no suena tan impactante como en el audio o idioma original, aademás a veces está tan adaptada la traducción que no logra producir una respuesta favorable, sino condicionada a un tiempo específico.
No niego que es fácil ver una película sin tener que leer subtítulos pero prefiero hacerlo, es como leer un libro físico y no uno virtual, es el mismo contenido pero no la misma experiencia.


Saludos!!

Unknown dijo...

Totalmente de acuerdo, el trabajo de un actor es imprimir una esencia al personaje, y dicha esencia incluye su voz, su entonación, y verdaderamente escuchar el doblaje de ciertos programas es como una punzada en el oído, se pierde absolutamente TODA la gracia o bien el impacto, dependiendo del tenor del programa. He dejado completamente de ver Warner por sus estupidos doblajes, que además, POR DIOS SON PÉSIMOS!!!!!!!!!!!! Si tienes oportunidad de ver algún capítulo repetido te quedas o.O porque de plano te cuentan OTRA PELÍCULA, no sólo no concuerda con los diálogos reales, sino que no logran captar el humor. Cuando se trata de un juego de palabras, al no ENTENDERLO, porque se nota a leguas que no lo captan los imbéciles, cambian el diálogo a algo completamente absurdo, o peor aún, LO TRADUCEN LITERAL!!! Creo que es demeritorio el hecho de pensar que la gente no es lo suficientemente inteligente como para poder leer unas cuantas líneas en media hora de programa, que la gente va a perder el hilo o el interés por el mismo, vamos, si no puedes mantener la atención para leer un poco, pues te pones una de balazos y punto. Es un puntapié para quienes hablamos inglés y una lavativa para quienes no lo hablan, pero mientras haya gente que se sople sus porquerías, seguirán con ello. Sólo falta que nos fustiguen con un doblaje en castellano, ahí sí creo que cancelo mi suscripción, quemo mi televisión y me voy a vivir a una cueva!

Juan C. Gil T. dijo...

En esto de las razones de los canales de cable como Warner, AXN, Cinemax etc. de perjudicar al usuario de su señal, me párese una soberana estupidez pero como bien dices de ese lado nos ven con taparabo y una banana brincando de una rama a otra, pero eso no es nuevo desde que yo me acuerdo y ya tengo 50 años la gente en Estados Unidos así ven al Latino (y por desgracia a algunos latinos que viven o que son hijos de latinos en USA nos ven igual y me consta y es lamentable), por ello es imperativo que la comunidad latina de este lado del charco (del río Grande hacia el sur y hasta la Patagonia) y que desea que el idioma original vuelva se una y ponga un hasta aquí a ver de que cuero salen más correas

Arely dijo...

Es una pena que los canales de cable hayan quitado los subtítulos y sólo puedas escuchar las series en español. Los canales de hbo aún se salvan de eso. Por cierto, les recomiendo unas serie brasileña de hbo, se llama Magnífica 70, habla de la dictadura en Brasil y de los cineastas que libraban la censura. Es evidente la censura a las críticas del gobierno y a las películas pornográficas pero en esta serie hablar de sexo es lo de menos porque nos revelan un forma de vida al margen de la ley y dentro de la ley. En la segunda temporada los magníficos son atrapados en una situación de chantaje y corrupción política, para salir de esto se arriesgan a producir una película que denuncia todos los actos en torno al asesinato de un líder. Esta serie (la pueden ver en hbo) me gustó desde el inicio porque abordó la dictadura brasileña desde un ángulo interesante.