21 mar. 2011

Twitter cumple años


Entrando hoy, me topo con la dichosa noticia. Hasta que le hicieron un video homenaje. Como si fuera el aniversario de alguna obra de arte, como si de una cofradía de eminentes literatos se tratase.

Twitter es a la literatura lo que el Facebook es a la amistad.

Y no puedo entender por qué las celebridades le hacen tanta fiesta. Deberían considerarlo su máximo error. Antes, cuando lo enigmático rodeaba a las estrellas de cine y música, era mejor. Les hacía inolvidables. Ese halo de misterio provocaba el deseo, la expectativa, y lo demás que si alguna vez has sido fan de alguien, conoces de sobra. Ahora, gracias al Twitter, exudan su simpleza y pendejez.

Y ni qué decir de los usuarios normales. El 99% de lo que se dice en Twitter son cosas irrelevantes, cuyas vidas a su vez son irrelevantes y sin beneficio.

No es la gran revelación de internet, no es una comunidad maravillosa ni un lugar mágico de diversión en forma de palabras flotando e intoxicando a los presentes. Es una herramienta de contacto simple. Eso, y nada más.

Alexander Strauffon

He dicho.
Leer Completo ...

6 mar. 2011

El Mal

Hace días, iba en auto con otra persona, hablando sobre trivialidades. El tema inicial fue, como usualmente, el clima. Muchos dicen es una buena forma de calentamiento para una conversación. A mi me parece más bien algo por demás simple.

Siguió, pues, la plática. Abordamos luego otros temas que se pueden ver en la prensa de hoy día. Y mi interlocutor de pronto hizo un comentario peculiar. Uno que me removió viejos recuerdos de viejas tradiciones, allá en aquella vieja época añorada y llorada por mi tantas veces. La frase la dijo en tono burlón, con ese tono que hace la gente que está queriendo pasar por gran y ameno conversador:

"El Diablo anda desatado haciéndonos males"

He tenido mis capítulos de vida respecto a ese tema. No es secreto para quien me conozca aunque sea a medias. Y por eso, no me extrañó que el oir lo que la persona dijo me provocara una sonrisa condescendiente por reflejo.

"¿Eres cristiano protestante, verdad?" - le pregunté.

Para ese momento ya le habia echado un ojo a su apariencia lo suficiente para saber la verdad. Arreglado a medias, una cruz simple de madera al cuello, pero su auto no tenia ningun rosario ni imagen colgados. Se notaba que el cortarse el cabello y la barba eran hábitos recién adquiridos. Alguien que de una apariencia común y rutinaria subitamente quería verse diferente, y hablaba de dicho tema, era obvio que era un recién transformado de católico a protestante, apenas en proceso de adaptación.

Me confirmó lo anterior, y le cuestioné el porqué de lo que aseveraba. Se escuchaba dudoso, comenzando sus oraciones siempre con un: "No sé, es que...", pero le presté genuina atención. Me nombró los acontecimientos que están causando problemas a México, y lo comparó con uno o dos eventos de historia (seguramente estudiados superficialmente), poniéndolos como ejemplo de que, indudablemente, el Maligno está haciendo tiempo extra.

"¿Tú crees en él?" - le pregunté entonces. Me respondió que el Mal es algo innegable, que podemos verlo en todos lados, y la gente comete acciones en contra de su prójimo, y que vemos ahora al crimen organizado en el pais, a los grupos terroristas en otros sitios del mundo, a las pandillas y agresores sexuales dándose gusto con sus víctimas. Y que eso, para él, era el mal.

Le dije a continuación que lo que yo le habia preguntado no era si creia en el mal, sino en el demonio, en el ente poderoso y maligno al cual le estaba achacando todos los problemas de la gente que acababa de mencionar. Lo único que atinó a hacer fue a devolverme la misma pregunta. No le contesté. Mi propia experiencia con el Demonio no era algo para esa discusión, y ciertamente no para los oidos de esa persona.

Y es aqui donde le expliqué a esa persona con quien hablaba, la diferencia entre un ser genuinamente maligno y alguien que es solo esclavo de emociones. Y durante el trayecto pensé en ustedes, mis lectores, y en que querría compartirlo con ustedes también.

Tuve mis propios capitulos con el Mal. Y conocí a un par de personas que en verdad son malignas. Hace años no sé de ellos, y tal vez es lo mejor. Más aún, siendo que uno no tiene el mismo nivel de sangre fría (o sociopatía, pudiéramos llamarle), el tenerles cerca no seria nada provechoso.

Lectores míos: el verdadero malvado se entrega al Mal por el Mal mismo.

Déjenme ampliar lo que acabo de decirles. Usualmente cuando se habla de la gente maligna, nos vienen a la mente individuos como los siguientes:

mara salvatrucha

Hombres que venden drogas, secuestran, y se enfrentan entre sí con una variedad de armas, sin duda cometen acciones inmorales, y ellos mismos lo son. Pero no dejan de ser individuos que se han dejado atrapas por una marea de estímulos que nunca se detienen a estudiar, a intentar comprender.

Mucho más fácil simplificarlo todo y decir: "Quiero ser un chingón, tener muchas viejas que cogerme, una casota, carros chingones, y que me tengan miedo". El criminal típico, tanto entre latinos como en el vecino país, y el resto del mundo.

Puedo asegurarles que la inmensa mayoría de los anteriores se asustarían al ser encarados al juicio de Dios en persona (para quienes no creen en su existencia, síganme la corriente un momento), o frente a Lucifer y el tormento eterno.

E incluso no tendrian que llegar hasta tal punto, sino en la antesala. A quien es realmente malo o a quien era más pose que otra cosa, lo distinguirás en su lecho de muerte. Ahi es donde se quiebran, es ahi donde son lágrimas y arrepentimiento, mientras que en otro tiempo querian solo coger, gastar, tragar, y matar.

Ante la idea del castigo, o más bien la justa retribución, de sus malas acciones, esa dureza deja ver lo blando que había debajo en realidad. También pasa lo mismo si de pronto pierden todo. Hitler es un buen ejemplo de ello. Habiendo fracasado su plan para reformar y conquistar al mundo haciendo avanzar los estandartes nazis, les aseguro que supo que estaba a punto de quebrarse. Y, adelantándose a ello, se dio fin. Era también un ejemplo de la dureza con un lado blando debajo que mencioné, con la diferencia de que por orgullo prefirió la inexistencia antes que dejarse ver así.

El malvado va un paso más allá.

Carlos Slim

A él no lo verás siendo esclavo de los placeres mundanos, él será quien te provea de ellos. Se moverá inteligentemente, haciendo que de una u otra forma, tus necesidades convergan en él.

Benedicto XVI en el Vaticano

No lo verás necesitado de decir a cada rato lo malo que es. Antes bien, tomará con gusto el estandarte del bueno, el que está del lado de la paz, la moral, lo que a la gente conviene.

George Bush

El malvado no tendrá remordimiento de lo que hizo. Antes bien, se justificará. Aún si no es muy inteligente, sabrá maquinar sus pretextos para que, aunque no convenza a todos, de todos modos no tenga que ser llamado a rendir cuentas. Y le vendrá mejor si le llaman tonto; incluso se pondrá a sí mismo en esa posición, para disimular mejor sus intenciones.

En ocasiones le verás como un ser favorecido por la naturaleza. Valiéndose de que el humano piensa que lo que es agradable a los sentidos, forzosamente tiene que ser bueno. O le verás combinar esos favores físicos con el don de la palabra, haciendo de Caballo de Troya en vidas, familias, organizaciones, y hasta naciones. Y será tal tu confusión, que en cierta etapa de tu vida no sabrás distinguir a la gente buena agraciada por la naturaleza, de las anteriores mencionadas.

Otras veces aparecerán como innovadores mentes que dan algo útil y/o entretenido a la humanidad, presentándolo de una forma tan creativa e innovadora, que dicho regalo te hará olvidar el costo que hay detrás de las acciones de éstos hombres, preocupándote solo por tener lo que ofrecen y no a quién afectan por ello.

TELETON

Te los toparás también escudándose en quienes realmente sufren, cuando en realidad no les interesa mas que conseguir sus propios fines. Visualizando todo como una estadística de costo-beneficio, aún se darán el lujo de mostrarse como almas nobles.

Congreso de la Union

Dirán, además, que hablan por el pueblo. Que la libertad, fraternidad, e igualdad son ideales que defienden, y mediante promesas subirán escalones, para enseguida dar una imagen distinta a la de un principio. Te mostrarán lo fácil que lo blanco se torna negro, y más en un mundo al que se le ha enseñado a creer que existen otros tonos.

Y de éstos, amigos míos, surge el árbol del cual alcanzamos solo a ver sus ramas. Sus ramas, que son esos impulsivos esclavos de lo sensorial que a toda costa quieren probar lo grandes, poderosos, y terribles que son.

Y mientras tal cosa sucede, el verdadero malvado está tras bambalinas, despreocupado, sin importarle si su nombre se menciona, se ignora, o es vituperado.

Al malvado no le importan las consecuencias. Con gusto iría al Infierno por el solo hecho de ver cómo es. Ante la muerte, vería a su propia aniquilación con orgullo y desverguenza, con soberbia contemplaría a quienes le castigaran por sus acciones y hasta pediría más.

Le daría lo mismo si a sus allegados algo les sucede, pues si su propia integridad sería sacrificada con gusto al Mal, tanto más fácil la de otros. Y si le ves empeñado en existir más tiempo, no es por miedo a la muerte o por deseo de redención, sino para alcanzar a tocar más vidas de esa forma tan peculiar con la que suele hacerlo.

A un par de ellos, verdaderos malignos, conocí en mi vida. Un hombre, a quien llamé admirable, a quien llamé un líder y amigo. Y una mujer, con quien compartí cama, caricias, y secretos. ¿A cuántos conoces tú?

Guárdate del Mal, lector. Porque en efecto, sus recompensas son tan dulces que incluso el que ahora te escribe es tentado aún por su voz que llama, pero su precio es grande, y el perfil requerido es muy, muy elaborado.

¿Y qué es de esas dos personas mencionadas? ¿Y qué hay del Diablo en sí? Eso es algo de lo que se podría hablar, sí, en alguna otra ocasión.
Leer Completo ...

1 mar. 2011

Estoy mentalmente inestable, y soy "un riesgo"

Alexander Strauffon blog

El título del post se explica por sí solo.

Amigos míos..

Existe un punto de equilibrio, que varía según el individuo, en donde las cosas son manejables mientras se mantenga en él.

En el presente, su servidor, quien en este espacio escribe, dista mucho de estar en dicho punto.

Se ha quedado una gran cantidad de temas en el polvoriento baúl de la desidia. Temas envolviendo intrigas laborales, mujeres lascivas, aventuras incestuosas, rituales diabólicos, drogas y alcohol, entre otros. Temas que prometian un tsunami de posts en éste su espacio, tan suyo como el mio, llamado El Asilo de la Tristeza.

En éste día, mis amigos, el título de la página es más ad hoc de lo que nunca ha sido. Pues ahora es que les revelo, cual si fuera una conferencia de prensa, que se ha determinado formalmente que sufro una molesta inestabilidad.

Cuando se tiene un fijo diagnóstico sobre un problema de índole psicológico, el siguiente paso lógico es escoger las medidas a tomar, o como se diría comúnmente, escoger las armas.

Pero, esperen: sé lo que seguramente muchos piensan. No, no es que esté solo queriendo llamar la atención. Y no, tampoco es una forma de cosechar lástimas. Efectivamente, estoy mal. He dejado de tener los mínimos cuidados que se esperan en mi persona, y física y mentalmente estoy desecho. Desecho al punto de que, personas cercanas a mí y con preparación profesional clínica, me han manifestado la seriedad que ven en el asunto.

Yo también veo que es algo serio.

¿Por qué quise decírselos públicamente, para que quienes me aprecian, quienes me detestan, y a quienes les valgo madre por igual se enteren? Por dos razones: 1) No soy el primero ni el último en un serio declive depresivo que pone en riesgo su integridad, y 2) Les prometí, en algún momento, que aún mi peor momento de dolor, querría que se convirtiera en arte.

Soy un hombre que cumple su palabra. Y justo así es. Con una pena semejante, sin querer ya ni cuidar de mí, mi esperanza es entretenerlos, mi público. Entretenerlos, y a su vez dejarles una lección. Y si no he de servir, al menos terminar sirviéndoles como mal ejemplo.

Alexander Strauffon blog

Me dicen que debo actuar. Hacer lo que sea, antes de que la situación se ponga peor conmigo, dado que ya lo único que logro obligarme a hacer es el ir a laborar.

Las opciones se han reducido a las siguientes. No, mis queridos haters, no voy a incluir la opción de suicidarme. Tengo que publicar mis obras primero, y ya después considerarlo, no antes. Pero, hey... echen un vistazo a las opciones. Y si tienen la voluntad y el tiempo de recomendarme alguna de ellas en particular, la caja de comentarios es toda suya.

Ah, sí.. y agradezco a amigos cercanos, su compañia durante esto y el que toleren semejante espectáculo.

Opciones

1) Establecer el uso regular de drogas sintéticas y blandas para así manipular el estado de animo y, eventualmente, conseguir estar bien.

2) Poner en manos de la psicología clínica el caso, retornando con la terapeuta que ya lo manejó antes.

3) Asumir el nivel mayor de seriedad que ha tomado la situación, y en vez de la psicología, optar por la psiquiatría, y que sea un tratamiento especializado.

4) Hacer negación al problema unicamente con grandes dosis de alcohol y tabaco.

5) Invocar a tal o cual deidad y seguir sus ritos ciegamente hasta que el problema pueda ya no verse.

6) No hacer nada, dejar que el problema siga y ver qué tan lejos puede llegar.


El predicador no siempre predica, en éste caso está callado, y son sus voces, o sus letras, las que han de hablar.

Adiós por ahora.
Leer Completo ...

23 feb. 2011

Tres Microrelatos

Alexander Strauffon

1) "La caída de alas"

4 años habían pasado, y esa imagen que el hombre contemplaba en su vacía y oscura casa era tan triste como poderosa, una promesa de hacer eco de triste decepción.

Un pájaro. Plumífero testigo de angustias y alegrías, compañero de un individuo solitario sobreviviente de una guerra, cuyo modesto trabajo y particular visión de vida le permitían seguir, mas no seguir en compañía, y entre las paredes de esa casa que debió haber sido para una familia, el cantar alegre de esa ave resonaba, estuviera el amo o no ahí.

Inmóvil.

Ahora no cantaba, no hacía ruido o movimiento. Y el hombre se sumió en dolorosas remembranzas mientras esos ojos del ave le miraban, ya sin ser ojos vivos, y la propia sombra del hombre era la intangible mortaja cubriendo el cuerpo de ese compañero, ese minúsculo animal que era su amigo.

"Todo mundo se va", le dijo su primera mujer al abandonarlo. Y al apartarse unos pasos de la jaula donde el ave yacía en permanente silencio, su mano torpe jaló una silla y se sentó, vacilante. Encendiendo un cigarrillo dejó escapar el denso humo lentamente, como el hálito de dos enamorados paseando en el invierno.

4 años habían pasado desde la llegada de ese amigo emplumado, los mismos 4 años de la partida de ese inolvidable amor. "Pero, ¿quién lleva la cuenta?" - dijo él - "4 es un número tan lejos de lo sagrado. Dicen los hombres santos que es el 3 el número de las Personas de Dios. 7 es el número del Santo Salvador. Y comparando éste 4 que como tatuaje en mi vida se marca con tales santos números, o le sobra, o le falta. Y el que sobra realmente soy yo."

Por supuesto, no hubo quién le oyera al pronunciar tal reflexión. Solo quedaba hacer lo propio e ir a dormir, pues el siguiente era otro día similar que aguardaba, y había que trabajar...


2) "Los Magos"

- ¿Perla? - dijo el hombre entre 30 y 40 años de edad, entrando por la puerta de la tienda de libros - ¿Perla, eres tú?

Hacía un frío considerable en la ciudad. De ese frío que cala más, habiendo pasado las fiestas, que no va ya acompañado de adornos y canciones y mil festividades. "Al final, sólo queda el frío..." - parecía oirse a una voz decir.

Pero no hubo tiempo para que el hombre atendiera a eso que creyó era una voz de alguna parte, pues la mujer a quien habia interpelado se irguió. Tez blanca, cabello oscuro cayendo sobre sus hombros, y de esa complexión tan especial que no es gordura ni delgadez y que tanto incomoda la obsesividad estética de muchas.

- ¿Eres tú? - dijo Perla - ¡Sí, eres tú! - Le abrazó afectuosamente. Algo de agua cayó del cabello de su amigo al hacerlo, pues la lluvia acompañaba el de por sí pesado clima - Te ves muy bien. ¿Cuánto ha pasado ya?
- Mucho - le contestó él - Y es bueno verte.

Y la conversación siguió hasta convertirse en la conocida invitación a tomar una taza de café. Fueron a una de las conocidas cadenas tan hábilmente colocadas en la mente de muchos, y se sentaron a tomar sus bebidas calientos. Los dos magos eludieron el tema, pero bastaba el que uno viera la mirada del otro para darse cuenta de lo que en realidad deseaban preguntar: "¿Qué sucedió con el círculo?, ¿Es cierto lo del portal?, "Son verdaderas las señales que estamos viendo ahora de acuerdo a...?"

Por supuesto, las palabras clamaban por salir. Pero, ¿por qué arruinar la noche? Antes que dos magos, eran dos amigos, y si ese peculiar momento desembocara en una más larga conversación y caminata, o en ambos haciendo el amor intensamente en algún lugar, puede que ahí estuviera toda la magia que un humano pudiera realmente necesitar.


3) "El hombre y su eterna expectativa"

Un sujeto pulcramente vestido, sentado en la banca de un parque, terminaba su cigarro y su café. Educadamente, fue a tirar el vaso a la basura.

Y ella, su acompañante, joven y morena belleza de largo cabello lacio, lo miraba con seriedad. La particular mirada en que una mujer te juzga, evalúa, y calcula calladamente en consecuencia. Pone en una balanza lo que tiene y ha hecho, y lo que podría tener y hacer contigo.

- No viene - dijo él.

Ella respingó. Hizo sus ojos hacia arriba, diciéndole que tenían ya ambos 25 años, 5 de ser novios, y esos mismos 5 acompañándole a su espera al parque.

- Tiene que venir - respondió éste, decidido.

La chica cruzó entonces sus lindas piernas visibles gracias a ese vestido que tan bien le quedaba, el cual el hombre ni siquiera se había tomado la molestia de notar, y obviamente menos aún de elogiar.

Pero ella lo conocía. Así lo apreciaba. No tenía otra respuesta ante el dilema de estar con un hombre que era al mismo tiempo una luz de sol y una estéril e inmutable oscuridad.

- Hoy sí tiene que llegar. Debe de - dijo.

Con algo de impaciencia, ella se levantó y le dijo que se adelantaría. Afortunadamente, la casa donde ambos vivían estaba a unos minutos caminando desde ahí. Al irse, y sin voltear atrás, la joven le dijo en pocas palabras lo incompresible que era su espera para ella.

- Pues ya te lo dije, tiene que llegar - contestó él desde su asiento - En alguna ocasión tiene que llegar la oportunidad de volver al ayer...

Leer Completo ...

19 feb. 2011

¿Acomplejada, loca, y quieres conocer a la Realeza de Inglaterra?

Estibaliz Chavez en la Embajada de Inglaterra

Hijos míos, mis lectores: ya sea que les conozca en persona o no, me preocupan. Todos y cada uno de ustedes están en mis pensamientos. Mis mejores deseos van para ustedes cada día: que no les falten recursos, que no se mueran de hambre, que no les ocurra una desgracia, pero sobre todo... que no se pongan a sí mismos en verguenza.

Desgraciadamente, mis buenos deseos no se materializan en cada uno de nuestros paisanos, quienes dan mucho de qué hablar y ponen a Mexico en boca de muchos, ya sea al mearse en la llama olímpica, convirtiéndose en la gente más obesa del mundo, o... haciendo otras cosas:

México.- Una mexicana de 19 años cumple hoy nueve días en huelga de hambre frente a la embajada británica en México para reclamar una invitación a la boda del príncipe Guillermo de Inglaterra y su prometida Kate Middleton.

De entrada, y sin ver fotos ni otra cosa, lo primero que uno pensaría al escuchar sobre ésta noticia es: "La vieja es fea". Y no es por ofender ni ser mamón, lo que estoy señalando es una verdad. A la mayoría le vendría eso a la mente, y sí, la chavita en este caso lo es.

No es que sea un crimen ser feo, de lo contrario a muchos, incluyéndome, nos tendrían refundidos en la cárcel. Lo que está mal es dejarse llevar por los sueños bobos tan propios de la gente que no tiene atributos físicos notables. En este caso, el creer en cuentos de hadas e idealizar a la realeza, que de noble no tiene nada.

"Después de ir a la boda del príncipe Guillermo, podré morirme en paz", dijo a Efe Estíbaliz Chávez Guzmán, que en estos días de protesta ha bajado ya siete kilos de peso.

¿Por qué no te mueres de una vez, hijita? Así podrás verlos en vivo y a todo color desde alguna pantalla celestial en el otro mundo. Quizá hasta equipada esté para captar olores además de imágenes, y puedas revolcarte de gusto oliéndole los pedos a tantos culos reales.

Ah, y ya bajó 7 kilos de peso. Nada mal. Tal vez es el remedio que muchos buscan para la obesidad. ¿Quieres adelgazar? Búscate una causa estúpida e intrascendente, y haz huelga de hambre por ella.

A pocos metros de la entrada principal de la embajada, la estudiante Chávez tiene montada una tienda de campaña donde duerme y guarda sus pertenencias.

Qué verguenza. Habiendo tantos otros sitios bonitos y amplios para ser un indigente en paz.

Huelga de hambre de Estibaliz Chavez

Junto a ella coloca a diario un retrato del príncipe y su prometida y una serie de panfletos en los que se pregunta: "¿Me dejarán morir sólo por no darme una invitación a la boda real?".

Si yo fuera británico y trabajara en la citada embajada, haría una manta con la foto de varios reyes del pasado sonriendo (Eduardo I sería uno de ellos), con la leyenda: "IF YOU ARE NOT BRITISH, WE DON'T FUCKING CARE, BLOOOOODY HELL WE DON´T :D"

¿Ven lo que pasa? Gentuza como esa es la que nos da mala fama a los mexicanos. Si al menos les estuviera pidiendo dinero, lo comprendería. Pero, ¿una boda? ¿Para qué reputas y rejodidas madres quieres ir a una pinche boda de gente que no conoces, ya sea de los reyes de allá o de los primos de los amigos de los vecinos de tu cuadra? NO TE CONOCEN.

"Pero es que quiere cumplir su sueño de estar entre ellos, compréndela", dirán muchos. Yo también tengo sueños. Yo he soñado con tener un threesome cachondísimamente salvaje aderezado con drogas involucrando a Hayley Williams y Kate Beckinsale, y no por eso me ven poniendo mi tiendita de campaña afuera de sus casas. No he llegado al punto de perder mi dignidad públicamente de esa manera.

Además, es fecha que no sé en dónde vive ninguna de las dos...

Cuestionada por Efe acerca de si, a la vista de la situación de extrema violencia que atraviesa México, no hay motivos más serios e importantes para ponerse en huelga de hambre, sonríe y se limita a decir: "si todos lucharan por sus sueños, el mundo sería mucho mejor".

No; el mundo sería mucho mejor si la gente pendeja exhibicionista e inútil para el planeta fuera eliminada rápida y eficazmente, sin juicios, sin piedad. No hay ninguna diferencia entre ésta papanatas internacionalizada y un naco de panza chelera bailando sin camisa en un partido de tal o cual deporte: buscan una inmerecida atención, sentir que son algo solo porque se les ocurrió hacer alguna gracia o puñetería. Y pueden hacer reir o entretener un poco, pero al final, la gran verdad es que son ladrones de oxígeno.

Estibaliz Chavez

En otro de los carteles, escrito en inglés, explica que es una joven de pocas posibilidades económicas pero que sus deseos por ir a Londres traspasan "todo límite", por lo que haría todo, "hasta lo imposible", por acompañar a los príncipes el día de su boda.

Ay, pero qué mamadas, me das un minuto y te puntualizo algunas cosas:

• Generalmente, quienes usar la frase "yo haría hasta lo imposible" son personas que se quedan a medias en lo que realmente importaba que hicieran en la vida, y en vez de eso lo sustituyen con pendejadas, para sentir que en algunos casos lograron, en efecto, hacer algo.

• A los príncipes les vale madre incluso en qué condiciones están los pobres en su propio país. ¿Podríamos culparlos si ignoraran por completo a una loquita extranjera y la dejaran, en efecto, morirse de hambre?

• Si tanto quiere ir a Londres, ¿por qué no se pone a trabajar?

• Ojalá ésto lo estuviera haciendo ya estando allá en Gran Bretaña. Si hubiera un estricto apego a la letra en cuestiones legales, aún sin conocer mucho el sistema judicial inglés, apoyaría que a la susodicha la detuvieran y procesaran, por vagabundear, por intentar coaccionar a los líderes del país, por exhibicionismo y daño a su propia integridad física, y finalmente por la falta más grave que existe en el mundo: ¡SER UNA PENDEJA!

Para ella, asistir a un enlace real ha sido el sueño de toda su vida, especialmente si se trata de la monarquía inglesa, ya que la admiración que siente por la fallecida princesa Diana de Gales la lleva desde niña en la sangre.

Y si tanto la admira según esto, ¿por qué no le aprendió el tener clase y dignidad? Es una de las cosas que pudiera aprenderse de la vida de Diana de Gales. Bueno, eso y también que hay que tener cuidado cuando vas a rajamadre en un carro sin que haya verdadero peligro.

"Mi madre me enseñó a quererla desde que tengo uso de razón", dijo.

Tu madre es una idiota. Como tú.

Estíbaliz Chávez entregó ayer a funcionarios de la embajada británica una carta dirigida a la embajadora Judith Macgregoren en la que explica sus razones para ir a la boda y reconoce que comprende que su petición "no es normal, pero sí profunda".

Profundamente ridícula, sin lugar a dudas.

Insisto, si estuviera ya de fastidiosa en Londres y decidieran castigarla, no me opondría. Seguramente un montón de grilleros se alzaría dándose golpes de pecho mostrando un patriotismo chaquetero más digno de pena que de orgullo. De todos modos, mantendría mi firme opinión.

¿Qué habrán hecho Judith MacGregoren y los demás cuando recibieron esa carta? Tal vez se rieron un buen rato. Nunca he visto cómo es una embajada británica o una reunión de funcionarios de dicha nación, yo hasta la fecha me la imagino más o menos así:



Ahora la joven está a la espera de una respuesta "contundente y clara" que le permita saber si cumplirá o no su sueño, y mientras tanto anuncia que permanecerá frente a la oficina diplomática sin comer "hasta que ya no pueda más".

¡Ha llegado la respuesta contundente y clara! Y es:

NO.

"No los creo capaces de dejarme morir. Deberían entender que no sólo me harían un favor a mí, sino que tendrían la oportunidad de limpiar su imagen después de lo ocurrido con los presentadores de Top Gear", comentó.

Entre las críticas que salieron de las bocas de los tipos del citado programa, está aquella que, con otras palabras, nos tacha de nacos y tontos, en resumidad cuentas.

Más que desear "limpiar su imagen", lo que harán será darle la razón a los conductores, luego de ver esto.

La estudiante se refería a un programa de la televisión británica en el que recientemente se hicieron comentarios sobre México que fueron considerados ofensivos en este país.

Perdónalos, Padre Hidalgo, porque no saben lo que hacen...

Leer Completo ...