28 may. 2013

¿Matrimonio? Piénsalo. No siempre es bueno (Por qué es mejor no casarse)

Boda de Elvis Presley y Priscilla Strauffon blog

Distinguidos lectores: sabemos cuáles son las opiniones encontradas respecto al tema de las parejas legal y/o religiosamente constituidas, denominadas matrimonio. Un tema que, como otros, genera zozobra en muchos. En ésta entrada, se maneja el tradicional y viejo modelo de matrimonio entre hombre y mujer, dejando en claro que el autor se pronunció ya a favor del derecho que tiene la gente gay de tomar ésa decisión, asi como otras en su vida.

Deseo que lo que a continuación se menciona, llegue a ojos de quienes aún no se han casado, y puedan meditar al respecto. Y también a los que ya están bajo dicho acuerdo, para que reflexionen sobre el Antes y Después de sus vidas, en privado, sin tener que quedar bien ante otros moldeando su opinión expresada.

El matrimonio no garantiza en sí mismo que sea un éxito, contrario al misticismo romántico del que muchos gustan envolverlo y enseñarlo de esa forma a su descendencia. Mucha gente cree que puede y debe ser un éxito, y que su mayor esfuerzo debe dedicarse a que éste perdure por el resto de sus vidas.

La prueba: viviendo juntos

Amasiato, unión libre, "la madre de todos los realities"; llámenle como deseen. Para fines prácticos, es una prueba para determinar la compatibilidad entre ambos y si es posible vivir en un mismo espacio sin que la tensión o conflicto excedan los límites aceptables.

En el periodo de cortejo y noviazgo, es posible que los rasgos de conducta de uno u otro no causen mayor problema, pero una vez casados o viviendo juntos, puede que ésto genere disputas continuas y cada vez peores. Éste es el tipo de incompatibilidad que conviene detectar durante el periodo de unión libre, y no cuando existe contrato nupcial de por medio.

Además, involucrar el tema de los hijos hace más complicada la situación. En la mayoría de embarazos "deseados", fue uno de los padres quien cedió a la presión y decidió reprimir lo que era su deseo o percepción inicial, temiendo represalias de su pareja o el juicio negativo de terceras personas conocidas por ambos.

Crear una familia plantea una serie de dificultades, y ciertamente no es el mejor inicio cuando uno o ambos fueron empujados por la tradición y presión social hacia el matrimonio y la paternidad, en vez de haberlo hecho cuando fueran maduros emocionalmente y económicamente solventes en verdad.

En la actualidad, es más común encontrar éste tipo de parejas viviendo libremente. Fomentar ésto es esencial, ya que como dije antes, es una buena forma de ponerse a prueba antes del matrimonio. Y, de funcionar, ¿qué necesidad hay de cambiar un modelo que ya probó servir, por otro donde se involucra papeleo, burocracia, y contrato legal y en muchos casos también de tinte religioso?

Depresión pre-nupcial

Es natural sentir aprehensión ante lo inminente de la ruptura de vínculos familiares, pérdida de libertad como individuo soltero, y la responsabilidad financiera en un nuevo rol de vida que va a comenzar.

Hay personas que sienten tal pánico o depresión, que pueden resistirse a llegar a la ceremonia a la hora convenida, o no presentarse en lo absoluto. Incluso algunos han manifestado síntomas físicos que han requerido que les lleven a un hospital. Es por ello que, en vez de solo acudir a reuniones, fiestas, y pláticas de su culto religioso, consideren el asesoramiento médico o psicológico en las semanas previas a su unión matrimonial.

¿Y generalmente, qué hacer respecto a éstos pensamientos o malestares? Ante todo, asegurarse que la persona vale la pena. No por los atributos que prometan una interesante vida sexual, o por el engañoso estupor del enamoramiento, sino por sus cualidades reales.

Las costumbres nupciales: cosas que pocos se molestan en investigar



"Puede ser peor cuando piensas que la vida hoy es de dos, sabiendo que no...", fragmento de la canción de Javiera Mena - Complejo de Amor, en que señala la obsesividad y percepción irreal de las cosas bajo el efecto del enamoramiento.

Hay tantas costumbres diferentes relativas a la boda, como diversas tradiciones en el mundo. Toda cultura ha creado sus ceremonias, pero tienen algo en común la expresión simbólica de unión entre humanidad y tierra, y la fertilidad esperada en el tiempo posterior a la unión.

Ya sea en una iglesia, sinagoga, o templo, la ceremonia tiene como elementos predominantes dichos símbolos de lo fértil. Los adornos suelen ser flores, la novia las lleva igualmente, al lado del novio que se mantiene de pie junto a ella, con menor adorno y color que la novia, pero a su vez de apariencia más seria y fuerte. El árbol, al lado de la bonita flor.

El mensaje simbólico consiste en que el hombre es quien labra la tierra, el que siembra. Y la mujer es la pasiva y fértil tierra. Las raíces del árbol pertenecen a dicha tierra, y la tierra a su vez es posesión de éste su hombre. La mujer, ataviada con su indumentaria especial, proyecta la supuesta pureza y virginidad que después no volverá ya a vestir.

La pareja se marcha luego de la ceremonia, y es cuando los invitados arrojan en celebración el confeti, lo que antes comúnmente era arroz, o lo que hayan convenido para su boda en particular. Otro simbolismo, que recuerda una vez más la fertilidad, y la cosecha que vendrá de la mujer luego de plantar la semilla.

¿Y cómo olvidar los anillos? Además de la obvia referencia al acto de procreación, es una expresión de servilismo y posesión entre ambos. Luego de eso, se arroja tanto a los asistentes hombres como a las mujeres, una prenda de la novia y el ramo de la novia, como deseo de que otra más de las personas invitadas llegue a convertirse también en una posesión y una persona servil a cambio de la compañía de alguien.

Vale la pena saber ésto, y entender lo siguiente: a) El matrimonio, antes que un acto de amor, es de servidumbre y deseo de control y posesión, b) La religión fomenta a tal grado dicho control y posesión, que ha empleado siempre elementos antiguos y paganos para hacer éstas uniones más llamativas -aunque se dicen antagonistas a eso-, y c) Un verdadero amor y deseo de estar juntos no necesita papeles, ropas vistosas, o exhibicionismo y ceremonia; algo que los individuos pensantes -hombres y mujeres por igual- deben entender.

Leer Completo ...

23 may. 2013

Enmedio del drama, entre el demandado y el actor

Hay una cosa innegable en la vida: muchas de las personas que tratamos, desean vernos como si fueramos su condón: que les demos protección y tranquilidad, mientras ellos gozan, y al final desecharnos.

Ésto sucede entre familiares, amigos, colegas, etcétera. Cuando uno les identifica, ya sea por investigarles o porque finalmente se decidan a mostrar su verdadero rostro haciéndote algo, lo mejor que puede esperarse es que de forma madura y civilizada parta cada quien en caminos diferentes y se minimicen pérdidas.

Sin embargo, lo mejor no siempre ocurre. Es cuando aquellos que se aprovechan del conflicto, los malentendidos, la libre interpretación e inconstantes valores, para lograr una ganancia de ello. Así aparecen las amantes busca-dinero, los religiosos acaparando mano de obra y otorgantes de diezmos, los que rastreramente obtienen dinero, tiempo y favores, y sí, también los abogados.

Fue en la mañana de uno de éstos recientes días, cuando éstos hombres que se dicen de la ley, éstos navegantes de los juzgados y amantes de extensos documentos de palabras confusas, aparecieron en la puerta del demandado. Un citatorio. Grande fue la sorpresa de él; musitó algunas expresiones sobre quien iniciaba un proceso legal contra su persona. Se trataba de alguien que hace ya años le causaba admiración, le tenía respeto y cariño. Aquí es donde finalmente podía ver ese rostro verdadero del que hablamos, tal real como los demás retos difíciles que nos aguardan en la vida.

Fui llamado a dar mi opinión. Me senté ahí junto a él y otras personas. Leí los documentos, ambas hojas. Dejé en claro que no soy abogado, y lo que yo señalara no iba a sustituir la opinión de un profesional. Cuando asintieron, dije que uno debe saber escoger sus batallas. Que la vía del diálogo se debe intentar tomar antes que nada, por intransigente que nos parezca que la otra parte se va a mostrar. Después construimos escenarios, evaluamos posibles pérdidas, y finalmente le dije al demandado que su decisión es la que más peso tiene.

"Tiene tres días para presentarse", una de las pocas cosas señaladas claramente en el escrito. Sabemos que si de algo gusta el sistema judicial y aquellos que viven de él, es de usar lenguaje rebuscado y técnico en vez de simplificar las cosas para aquellos que, a fin de cuentas, no tienen extenso conocimiento en leyes (o lo que en éstos días hacen pasar por leyes). Se le llamó a la parte actora, intentando razonar. No se logró nada. Y cuando lo obtenido de alguien es nada, es mejor asegurarse que no forme ya parte de lo que es tu todo.

PARTE ACTORA, aquella que acusa o demanda. PARTE DEMANDADA, el término se explica por sí mismo. Curiosa forma de llamarles. Y más curioso pensar en que antes, dichas personas se hacían llamar de forma distinta entre sí. En éste caso: Padre e Hijo.

Es así el mundo, en el que como dije antes, a muchos se les usa y desecha sin pensar en lo que éstos hicieron bien. Gobiernos que piensan solo en lo que ellos dan y no en lo que los ciudadanos han contribuido, compañías que piensan solo en lo que le pagaron a un empleado y no en lo que éste les ayudó, y padres que ven números, finanzas y propiedades; no a un hijo que no fue solo un gasto, sino alguien que también les acompañó y dio apoyo y compañía en otro tiempo.

Y aquel que sabe dar dicho apoyo y compañía a quien lo necesita, siendo moral y consistente, es el verdadero ganador. Aunque los de lealtad ligera, jueces, y abogados digan lo contrario. Le dije al demandado que cuenta con mi apoyo. Fuera de eso, no hay más que decir.
Leer Completo ...

24 abr. 2013

Mensaje de A. Strauffon a conocidos, lectores, y visitantes

Alexander Strauffon

*Actualización* - Agradezco a todos sus mensajes. Todo está mejor, y sí estoy por ahí rondando e intentando mejorarme, aunque no esté escribiendo actualmente. Cuando se resuelvan unas cosas, eso continuará. De nuevo, sinceros agradecimientos de parte de un servidor. **

Estaba en proceso, como había ya mencionado, un escrito sobre éste espacio cumpliendo siete años de estar en línea. El escrito, titulado "Los Siete Años: Alexander Strauffon & su Venenoso Violento y Vicioso Velo Virtual" he debido dejarlo inconcluso, y no habrá publicacion.

Hace apenas una semana me recuperé del ojo derecho, luego de recibir atención y haberlo tenido cubierto con parche. No pasó a mayores, y el incidente terminó tan solo en un visible moretón alrededor del ojo que gradualmente desapareció. Previo a eso, ya las dolencias (por no llamarles achaques) se abrían paso en su intento de volverse rutinarias.

Ahora, ocurre otra complicación, que algunos llamarían mala suerte y otros una lógica consecuencia. Sufrí una caída, estando solo. Y enmedio de la desorientación, tardé en dejar de andar de rodillas y poderme levantar. Como le pasaría a un anciano con mala suerte.

No informé del hecho a familiares y gente próxima, por no incomodar, y a su vez por no escandalizar por algo que debía ser manejado por mi y por la debida ayuda profesional, a su vez. Son, como me ha dicho ya severamente y en regaños el talento médico que me ha atendido, las consecuencias de una pésima alimentación, problemas de sueño no atendidos -antes bien, fomentados- y una negativa a dejar de abusar de medicamentos psiquátricos de (usualmente requerida) receta, de los que terminé dependiendo luego de empezar a tomarlos en terapia.

A pesar de la imperante necesidad de poner remedio a esas y otras cosas, había reanudado actividad respecto a escribir, y con altibajos, puede decirse que el libro a publicar está a 99% de quedar completo. Lo mismo, terminé y entregué mis colaboraciones al artista Nick Kushner y otros.

Sin embargo, con lo ocurrido, he de admitir que había comenzado a sentirme peor desde hace algunos meses, viviendo el resultado de un nulo cuidado al recipiente, la coraza, como he tenido el hábito de llamarle. Y en ocasiones, más que una revitalización o nuevo ánimo, uno se entera de que estaba funcionando forzosamente bajo los efectos de un "segundo aire", el cual -como combustible- eventualmente se acaba.

Pido disculpas como mencioné en la publicación anterior, por no haber realizado la dinámica interesante o novedosa como retribución a sus visitas, comentarios, y finalmente su tiempo. Y de igual forma, por no concluir lo que estaba en proceso.

Mi sincero agradecimiento a todos. Hasta pronto.

- A.S.
Leer Completo ...

20 abr. 2013

El próximo 7, de este que es 1, y un negativo

iglesia oscura Strauffon

Siete, Siete, Siete

El presente blog, hospedado en el servicio Blogger y sitio donde se ha dado rienda suelta tanto a cosas serias como a otras que no lo son tanto, está próximo a cumplir siete años de estar activo, el próximo 3 de mayo.

Deseaba hacer una dinámica, algún sorteo con premios reales. Pero debo disculparme, no será posible, debido a que mi mal sentido de administración se juntó con ciertos gastos de emergencia recientes. Uno de ellos, por mencionar alguno al azar, que me tuvo convertido en un cíclope por ciertos días.

Quisiera haberlo realizado. Pero no es algo que esté negado para otro momento. Así que tendrá que ser como en alguna otra ocasión; mi mensaje dirigido a ustedes ese mismo día. Y si es que desean saber algo de un servidor, ver algo (que no sea el rostro que vehementemente oculto, y a fin de cuentas no es nada atractivo ni interesante), o algo en que pueda asesorarles o ayudarles -incluso si sirvo solo de mal ejemplo-, háganmelo saber en los comentarios de ésta entrada. Les sorprendería lo útil que es para uno mismo el saber las formas en que otro la ha regado en su vida y ha mandado al demonio varias cosas.

No habrá un mar de éstos, lo sé, pero ésta apertura de comunicación e interacción, quiero que sea gesto de buena fe de mi hacia ustedes, que visitan éste espacio y algunos hablan conmigo por redes sociales e incluso en persona.

Sobre el incidente de Boston, de Waco, y el terrorismo en sí

Es una pena, indignante y triste, algo muy negativo, lo ocurrido en el atentado en la ciudad de Boston, EU. Y a su vez la explosión en Waco; mismo país, diferente estado. Un recordatorio de que la tragedia está a la vuelta de la esquina muchas veces, y su ejecución y control se encuentra en manos torpes e imprudentes, guiadas por mentes mal adiestradas.

Dos chechenos resultaron responsables. Hermanos. "¡CAPTURADO! La cacería finalizó. La búsqueda terminó. El terror terminó. Y la justicia ha triunfado. El sospechoso está detenido", dijo por Twitter la gente de la policía local. Falso; el terror no termina al morir sus ejecutores o ser capturados. El éxito de sus nefastas acciones se basa en la huella que queda en la opinión pública, y en las repercusiones de las instancias de gobierno sobre la población civil.

Dzhojar Tsarnaev, de 19 años, no pudo burlar a las fuerzas de la ley. Su hermano tampoco. Un policía murió y otro resultó herido en la primera parte del operativo la madrugada en Massachusetts. Deberían preguntar ahora a la familia del oficial de policía muerto, e incluso a los parientes de los dos chechenos, si es que el terror ha terminado y sienten que todo está bien.

Mientras que en el crimen organizado, el miembro común se siente la voz de aquel que merece poder, estatus, reconocimiento (y por supuesto, lujos, mujeres, y otros placeres), el terrorista cree ser parte de la voz de la justa causa, sea con base en ideología política o religiosa. Y aunque ambos tipos de criminales tienen en común su brutalidad, y la necesidad de fondos, contactos, y estrategia, el terrorista perdura a través del tiempo y adversidad.

Y ahora, la evidencia de eso está ante nuestros ojos. Incidentes como el de Boston y la carta sospechosa con ricino enviada a Barack Obama muestran que lo desagradable está lejos de terminarse, y pueden esperarse nuevos intentos en el futuro, ya sea inmediato o lejano.

Pero aún así, podemos atrevernos a pensar que las cosas mejorarán, dicen algunos. ¿Será? Quiero creer que sí, ya que es preferible que los pesimistas resultemos equivocados, a que se confirmen nuestras predicciones en la forma de más cifras representando vidas perdidas. Lo negativo de la vida prevalece. Ojalá el otro lado tenga algo contundente por decir, y hacer.

De Saturno

Simbolo de Saturno Strauffon

Saturno es, como dije en otra entrada hace tiempo, el vínculo a la melancolía y soledad. Ambos muy presentes en la vida actual, de el Yo que es Uno. Dos elementos que ya el alcohol y pastillas no atenúan tanto como antes.

Éste no soy Yo que soy Uno, siendo víctima. Éste es Uno mostrando lo que cualquiera puede terminar siendo, al tomar decisiones equivocadas, aún siguiendo ideales firmes y valores justos.

El mensaje para la gente que recientemente se ha disgustado con El que es Uno, respondiendo a sus mensajes vituperantes o de enojo: Uno no les odia de vuelta. En Uno no hay energía como antes para odiar o para otras cosas, energía que parecía inconmensurable. Si no desearon tomar la mano en gesto de paz de vuelta, no hay más que decir. Ni voy a hacer pública su información personal en mi blog (como más de uno me retó a hacer, creyendo que así sería), ni les insultaré de vuelta, ni otra cosa.

Uno no es un ser social. Ni de amor o sentimientos en el grado en que lo fue en el pasado. Sería una mentira decir que en Uno no están presentes esos rasgos humanos aún; quienes afirman eso son realmente falsos. Pero sí están todo en niveles diferentes, muy bajos, atrofiados. El Yo que es Uno no buscará aprobación continua en base a perpetua tolerancia a aquello que es categóricamente incorrecto. Ésto es entendible por todos, tanto por quienes sí permiten eso como los que no.

Se hablará de ésto en la entrada sobre el séptimo año, por lo que no es necesario ahondar ahora en la cuestión. Reitero solamente: la oscuridad, la ausencia de aliento, la melancolía, Saturno y Strauffon mismo son -somos- paz. Misma que espero ustedes tengan, en donde estén.
Leer Completo ...

12 abr. 2013

La censura de Facebook contra Secularistas y Científicos

Facebook

En mi tiempo en la red social de Facebook, me ha tocado más de una vez experimentar su afán censor, falto de lógica y sorpresivo. No es de extrañarse; una red automatizada orientada a anuncios y negocio, y acaparamiento masivo de datos de individuos no es algo de lo que pueda esperarse criterio y sentido común.

La primera vez que se me censuró, fue por una foto de Adolph Hitler, en la página de Facebook del blog. El álbum era de imágenes sobre reconocidos personajes hostiles en la historia de la humanidad. El argumento de dicho bloqueo y el borrado inmediato de la imagen era que "promovía odio". En ese entonces no pude entender cómo de buenas a primeras borraban una imagen sin revisar siquiera el texto que la acompañaba o el giro del álbum en que se encontraba.

La segunda vez, fue en mi cuenta personal, en vez de la página. Me he enterado ocasionalmente que diversas personas, algunos conocidos en persona y otros solo por internet, me reportaban por tal o cual cosa. Sus motivos eran diversos: ardidos por alguna de las entradas escritas en el blog, por alguna opinión que di sobre un tema popular y que lo sintieron como pedrada hacia ellos, o por el simple hecho de ser gente sin algo mejor que hacer.

Al parecer una de mis fotos de perfil fue el blanco de varios. En ella, se muestra mi tatuaje en el brazo derecho, el símbolo del dragón, el Ragnarok llevando en su vientre el Caos, imagen que he llevado en la piel desde mis 16 años. Nuevamente, su argumento de odio, su muy gastada acusación de Hate Speech.

Ésto me llevó a reírme de lo irónico del asunto, al ver que Facebook no perdió tiempo en bloquear por completo mi cuenta (y cuando se restauró, hubo varias personas que desaparecieron de mis contactos y tuve que agregar de nuevo), pero a su vez no tenían problema en dejar que existiera la página de verdaderos grupos de odio, como la Westboro Baptist Church, de la cual no hizo nada al respecto, y fue el grupo Anonymous quien tiempo después tuvo que actuar y apropiarse de ella, como un mensaje a ese grupo intolerante y verdaderamente incitador a la violencia.

Strauffon

Foto mostrando el tatuaje en cuestión, la cual Facebook no permitió de vuelta, argumentando que hacía alusión a algo en contra de sus políticas

"Nazi" y "Promotor de odio" son solo dos de los numerosos adjetivos que han querido colgar en mi persona. No es la primera ni última vez que me inventan algo, y por supuesto que no estaré dedicado a la cansada labor de explicarme a cada momento y desmentirlos. Tengo mejores cosas que hacer. Pero todo éste asunto trae consigo la interrogante que plantean muchos: ¿Cuál es el criterio de la gente de Facebook sobre lo que debe recibir amonestación, lo que debe definitivamente prohibirse, y lo que sí se puede permitir?

La respuesta a esto llega con el testimonio que escribió de forma anónima un moderador de Facebook. En él, admite que se arriesga al revelar tales cosas, que conoce las consecuencias, pero no obstante lo hace público para que le quede claro a todos. Relata cómo a Facebook en realidad no le importa la página que tengas. Lo que a ellos, y primordialmente a su fundador, el señor Zuckerberg les importa, es la ganancia por medio de anuncios. Cuando algo amenaza la escalada de ganancias con dichos anuncios, o a un enorme foco de mercado para ellos, es cuando el rol de modernos inquisidores entra en acción.

En su testimonio, menciona también que el 99% de los reportes son enviados a un sistema automatizado que emplea un algoritmo de combinaciones de filtros y palabras clave, basándose en la cuenta. No siempre es un individuo real echando un vistazo al contenido en su computadora. Lo más probable es que el mencionado sistema censuró el material basado en sus directrices, siguiendo las premisas con actual popularidad en internet.

El blanco de dichos reportes suele ser el contenido basado en ciencia, ateísmo, y secularismo. No, secularismo no es el arte de cómo ser culero, lo aclaro por si algún troll hiperhedonista que en su vida ha leido un libro está leyendo ésto porque su búsqueda en Google sobre senos y pezones o televisión basura de mi ciudad le trajo aquí. Indignante, pero cierto. Aquel contenido que se ampare bajo una creencia religiosa o folklor o tradición regional puede hacer y deshacer en esa red social, y quienes no están en esa categoría, que se las arreglen como puedan.

Algo que me gustó en verdad sobre lo que el moderador relata en su publicación, es la forma en que clasifica aquellos comentarios de quejumbrosos, cuando reportan algo y es de aquellos que una persona real llega a ver, en su lugar de trabajo. Le coloca el código: "S1", lo cual significa "Stupid One". Por supuesto, tanto él como sus compañeros (aquellos con criterio e inteligencia, imagino) ríen mientras ven el perfil del chismoso en cuestión.

Y es que "Stupid One" se queda corto, y es demasiado amable como adjetivo para describir a esa gente. Sabemos que la idiotez de la gente evidenciada en internet no conoce límites; Yahoo Respuestas y otros lugares lo han dejado más que claro. Vean algunos de los comentarios de queja de usuarios que nos comparte:

"Por favor retiren ésta imagen, no creo en ésta moneda y va en contra de mis creencias"

"Jesus nos enseña que no todas las cosas que podemos ver vale la pena que creamos en ellas. Estoy reportando ésto porque la ciencia ha probado que los dinosaurios no existieron"

"No me agrada Bob Barker, es un pervertido y no debería ser representado en esta página"


Qué pena. Un desperdicio de sangre y órganos funcionales en gente que no tiene siquiera la decencia de respetar, ya no digamos conocer, lo que está fuera del espectro de su religión inculcada y sus costumbres locales.

Podrán decir que tampoco reciben mucho respeto de vuelta, pero no son los científicos, ateos, o agnósticos quienes están masivamente reportando toda página y grupo religioso, o protestando fuera de sus lugares de reunión y lanzando disimulados ataques aquí y allá. Una vez más, queda claro que el amor al prójimo y el no ver la paja en el ojo ajeno, son máximas que acatan o ignoran a su sola discreción.

Y qué triste panorama es pensar en un futuro donde las comunicaciones, incluyendo el internet, lleguen a estar completamente dominadas por gente así.

(Para leer el artículo original y el relato del moderador de Facebook, pueden visitar este enlace.)
Leer Completo ...

3 abr. 2013

Del por qué me gusta el shock rock

Strauffon

Alice Cooper en escena, representando la decapitación por guillotina

En el género -o sub-género, como afirman algunos- del shock rock, los artistas involucran a su música e imagen la teatralidad, acciones poco convencionales, declaraciones y funciones llamativas, y otros elementos que causan impresión y opiniones divididas entre la sociedad.

¿Por qué me agrada? Bien, ante todo, por el hecho de que dichos artistas a lo largo de la historia han puesto en evidencia una gran verdad: el mundo es un lugar jodido. Y además de crear conciencia sobre ello, pone en evidencia esa continua inclinación de la gente de polarizar todo: el bien y el mal, la belleza y la fealdad, el odio y el amor. Pero que, si bien esos elementos contrarios están presentes, la sociedad les adora por igual. Les llama la atención tanto la belleza sin aparentes defectos, y a su vez lo considerado como fealdad o deformidad. El femenino y llamativo lápiz labial, y a su vez la herida sangrante y carmesí. De algún modo, ese factor es primordial en el shock rock: atraer al oyente, al mismo tiempo que hay algo que en circunstancias normales le repele.

Screamin Jay Hawkins salía de un ataúd, cantando en un micrófono con forma de cráneo, y detonaba bombas de humo. Alice Cooper manejaba en escena la ilusión de decapitación y otros efectos especiales. KISS empleó el maquillaje y caracterización de sus personajes, y el probablemente más reconocido de ellos, Gene Simmons, es recordado por sus movimientos con la lengua, escupir fuego y sangre de la boca, y emprender el vuelo extendiendo su traje con alas.

"El rock es espectáculo, es transgresión, es Jerry Lee Lewis con un piano en llamas." - solía declarar Marilyn Manson en entrevistas, durante su gira del Antichrist Superstar. Es algo en lo que estoy de acuerdo. La teatralidad es lo que dio fuerza a la música en los años 70, y dicha teatralidad sirvió a su vez para despertar a una generación dormida. Lo suficiente para que se dijeran a sí mismos que era el momento de que nuevas generaciones surgieran, diferentes, y se hicieran notar.

Cuando de niño empecé a escuchar a algunas de las bandas en cuestión, me di cuenta de cómo ponían en manifiesto las contradicciones del mundo en que vivimos, en particular sobre libertad de expresión, sexualidad, y religión. Con las letras, portadas, y otros elementos de las bandas que escuché desde esa corta edad, venían las conocidas acusaciones y golpes de pecho de religiosos y moralistas, hablando de adoración al Diablo y mensajes ocultos en las cintas. Esas y otras acusaciones que, más que revelar cosas sobre las bandas, revelaba pensamientos internos nada agradables en la mente de los mismos acusadores.

SIC FUCKS banda de shock rock

Sic Fucks, banda shock por excelencia, recordada por sus alusiones hacia las drogas y abortos

A la vez que otorgué mi atención a diversos libros, abrí mis oídos a la música mientras leía, permitiendo poco a poco que ese mundo y sus valores tan dedicado a mostrar todo en blanco y negro, cuando en realidad (una vez que abres los ojos, puedes darte cuenta) se mueve en el espectro de grises para quien tenga el valor de asumirlo así. Tras esas noches acompañado por la música de un disco tras otro mientras daba vuelta a las páginas, es cuando me quedó en claro que lo considerado por muchos como principios morales, no son sino opiniones populares. Según la época y la impresión de la mayoría, lo bueno se vuelve malo, y viceversa.

El shock rock ha sido fácilmente explotado y difundido a través de la historia, y aunque ha estado a la baja en diversos periodos, resurge eventualmente. Además de los ya mencionados, otros de sus practicantes son más que conocidos: Plasmatics, GWAR, W.A.S.P., Dwarves, Rammstein. Cada uno usando en su mayoría fórmulas ya conocidas, pero esforzándose por aportar algo único en su música y puesta en escena.

Toda la vida he visto, como ya escribí anteriormente, a la gente buscando chivos expiatorios. Y es algo que en lo personal he vivido, de parte de conocidos y amigos, eventualmente culpándome o malinterpretándome por algo, por lo cómodo que resultaba verme a mí como el raro, el malo, o el que simplemente "no está bien, porque los demás así lo creen". Es quizá una de las más fuertes razones que me han llevado a identificarme con el shock rock y sus exponentes. Y me crié con todas esas intensas cosas: televisión, violencia, drogas, sexo, rock, cafeína, y azúcar. Es muy hipócrita que esperen que solo uno sea quien cambie y se vuelva una "versión light" de sí mismo. Yo lo entiendo; y los famosos de mis bandas preferidas también.

(Para leer sobre cómo imaginó el autor su vida como músico del género, puedes ver la entrada Los Shock Rockers)
Leer Completo ...